Aguirre defiende el “patriotismo” en la fiesta de la Constitución

06/12/2006

Por un lado se dan actos institucionales que celebran el 28 aniversario de La Constitución y por otro se organizan celebraciones a favor de la III República (en otra noticia que publicamos hoy).

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, manifestó ayer que con la Constitución de 1978 “resulta más fácil proclamar nuestro patriotismo”, en la recepción que ofreció con motivo del 28 aniversario de la Carta Magna, a la que asistieron más de 2.000 invitados.


Junto a Aguirre, presidió el acto la delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, que reivindicó el derecho constitucional a una vivienda “digna” y “adecuada”.

Besos protocolarios

A la recepción, que se celebró en la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia de la Comunidad, acudió el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón -que intercambió dos besos protocolarios con la presidenta a su entrada en el patio-, así como el presidente del PP, Mariano Rajoy; la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona; y el senador y ex presidente de Galicia, Manuel Fraga.

En la recepción pudo verse a representantes de la política, la cultura, la economía, el espectáculo, la empresa y los sindicatos, el deporte, el clero, las fuerzas y cuerpos de seguridad, el Ejército y la diplomacia.

Esperanza Aguirre afirmó que la Constitución española es la “garantía indiscutible de nuestra libertad y prosperidad” y dijo que “nos sacó de una España sin libertades, cerrada en sí misma y acomplejada ante el mundo para igualarnos a los países libres y democráticos de occidente”.

Para Aguirre, “somos demasiado pudorosos a veces a la hora de expresar nuestro patriotismo”, y aseguró que gracias a la Carta Magna “todos podemos proclamar con satisfacción el sentirnos españoles”.

Por su parte, la delegada del Gobierno planteó el “reto” de lograr que la vivienda “digna” y “adecuada” a la que se refiere el articulo 74 de la Constitución “siga el camino de la conversión en derecho”; reclamó también una “decidida acción de los poderes públicos a favor de determinadas minorías”; y se refirió en particular a la situación de la mujer.

Tabaco y manifestación

Por primera vez desde que entró en vigor la Ley antitabaco, la Administración autonómica permitió fumar a los asistentes a la recepción, al estar vigente -aunque recurrido por el Ministerio de Sanidad- el Decreto de 2 de noviembre del Gobierno regional, que admite el consumo de tabaco en actos institucionales.

Mientras se celebraba este acto, decenas de trabajadores de Panrico se manifestaban a las puertas de la Real Casa de Correos, en la Puerta del Sol, en protesta por los despidos y la situación laboral en su empresa.

Sin comentarios hasta ahora

Saltar a una conversación

No hay comentarios aún!

Puedes ser tú quien inicie una conversación .

Deja un comentario