Los ciudadanos suspenden con un 3,5 la transparencia de la banca y apelan a una educación financiera crítica e independiente

21 noviembre, 2016

El estudio de ADICAE revela un grave desconocimiento ciudadano en materia económica que, sumado a los sesgados y acríticos programas del Banco de España, la CNMV y la banca, allanan el camino a nuevos fraudes masivos como las preferentes o las cláusulas suelo.


• Casi el 60% de los consumidores cree que hay que ser experto para contratar un fondo de inversión, producto de riesgo que la banca está vendiendo en masa en la actualidad

• El 75% de los encuestados afirma que en España no se fomenta la educación financiera, a pesar de que el 84% cree que contribuiría a evitar, al menos en parte, los fraudes financieros

• ADICAE trasladará al Gobierno sus propuestas para articular una educación financiera crítica e independiente, que sea obligatoria en las escuelas y extensible a todas las edades

• La ‘lista negra’ de enfoques y contenidos que enseñan los supervisores y la banca incluye: explicar la vivienda como un activo financiero con el que especular; fomentar como positivo el “endeudamiento sostenible” o la “deuda buena”, o anteponer el pago de la hipoteca o el alquiler a necesidades básicas como comida, ropa o electricidad

• Expertos como José Carlos Díez y Joan Antoni Melé, los profesores de Economía y empresas como Mapfre coinciden en la necesidad de una educación financiera “imparcial” y que no encubra “una actividad comercial destinada a captar clientes”

Fraudes masivos como las preferentes podrían repetirse en unos años, incluso con peores consecuencias para la población, si no se articula una verdadera educación financiera que enseñe al conjunto de los consumidores a prevenir riesgos y a defender sus derechos, dos aspectos clave de los que carecen los actuales programas de educación financiera del Banco de España y la CNMV y la banca.
Esta inquietud de los ciudadanos queda patente en el estudio ‘Nivel de educación financiera de la población española en 2016’, elaborado por la asociación de consumidores ADICAE, que alerta del grave desconocimiento ciudadano de conceptos básicos que afectan directamente a sus ahorros y bienestar.

CIFRAS QUE ALERTAN DE FUTUROS FRAUDES

Los ciudadanos suspenden claramente a la banca, con una nota media de 3,5 sobre 10, en su nivel de transparencia en la publicidad de sus servicios, como hipotecas, productos de ahorro o cuentas bancarias.

Prácticamente 1 de cada 2 ciudadanos cree que se requiere un nivel experto para contratar productos cotidianos como fondos, depósitos a plazo y estructurados, planes de pensiones o seguros. Cerca del 60% (57,9%) considera que hay que ser experto para contratar un fondo de inversión, producto de riesgo que la banca está vendiendo en masa estos días ante el actual escenario de tipos de interés bajos.
Así, la mitad de los encuestados (49,4%) reconoce que alguna vez ha firmado un contrato con una entidad financiera sin saber exactamente lo que significaba.
El 45,7%, declara desconocer a qué productos financieros afecta la TAE. Solo 1 de cada 3 españoles sabe qué es el dividendo. La mitad de la población no sabe qué es el déficit público ni la prima de riesgo.

LOS CONSUMIDORES RECLAMAN EDUCACIÓN FINANCIERA CRÍTICA

Casi un 75% de los encuestados afirma que en nuestro país no se fomenta la educación financiera, una materia considerara como importante o muy importante por el 72,7%. Además, el 84% cree que este conocimiento contribuiría a evitar, al menos en parte, los fraudes en el sector financiero. En consecuencia, 9 de cada 10 ciudadanos apuesta por incorporar los conocimientos financieros en las materias educativas.
Sin embargo, casi el 60% reconoce que posee un nivel de educación financiera bajo o muy bajo, de lo cual responsabilizan especialmente a las entidades financieras (30,3%) y a los organismos reguladores (29,7%). De hecho, el 71,6 reconoce tener dificultad para entender las noticias sobre economía.