El alcalde estudia presentar una querella contra ULEG por acusar sin pruebas de malversación, desfalco o cohecho a funcionarios municipales

25 junio, 2013

Dichas acusaciones figuran en dos mociones registradas por ULEG para el Pleno Ordinario del próximo jueves y en una nota de Prensa hecha pública por este Grupo Municipal.


Jesús Gómez (alcalde de Leganés): “Como máximo responsable de la administración del Ayuntamiento de Leganés y de sus funcionarios, no puedo ni debo consentir que se ponga en tela de juicio gratuitamente la honorabilidad, la profesionalidad y la honradez de ningún funcionario de esta casa. Quien acusa sin pruebas comete un delito de calumnias. En política no vale todo, y que nadie piense que por poner el adjetivo ‘presunto’ delante de cualquier figura delictiva ya ha salvado su responsabilidad”

“Invito al señor Delgado a que presente pruebas de lo que dice, y si las tiene que vaya inmediatamente a los juzgados a denunciar, que yo seré el primero en secundar esa denuncia si las pruebas son sólidas. Si no las tiene, le invito a que retire inmediatamente las manifestaciones que ha vertido y que en lo sucesivo no utilice, como acostumbra, los mecanismos de control democrático al gobierno previstos en la ley para lanzar insidias contra los funcionarios del Ayuntamiento. Y si no se aviene a ninguna de las dos cosas, seré yo, en representación del Ayuntamiento, el que interponga una querella criminal contra él, contra su fuerza política y contra su grupo municipal”

Ante las mociones registradas por el Grupo Municipal Unión por Leganés-ULEG para ser debatidas en el Pleno Ordinario Municipal del próximo jueves, 27 de junio, con los siguientes epígrafes:

“Moción del G.M. Unión por Leganés-ULEG para que el Ayuntamiento de Leganés constituya con carácter inmediato una comisión de investigación por las fundadas sospechas de irregularidades* en el proceso de contratación y/o adjudicación del servicio mantenimiento y reparación de vía pública e infraestructuras de servicios municipales así como ejecución sustitutoria en el municipio del Leganés. Expte 34/2013”.

“Moción del G.M. Unión por Leganés-ULEG para que el Ayuntamiento de Leganés constituya con carácter inmediato una comisión de investigación por las fundadas sospechas de irregularidades* en el proceso de contratación y/o adjudicación del servicio “Mantenimiento, Conservación y Reposición de Zonas Verdes del Municipio de Leganés. Expte 57/2012”.

Y también a raíz de que en ambas mociones, de forma textual y con idéntico texto, Unión por Leganés-ULEG afirma “tener fundadas sospechas de que el proceso de contratación puesto en marcha para que se presten los citados servicios, especialmente en la confección y contenido del pliego, como en las circunstancias que rodean la próxima adjudicación del servicio ya que no tenemos la garantía de que la empresa finalmente adjudicataria sea la más adecuada para el interés general ya que no es precisamente el interés general el que va a primar en tal adjudicación, ni el que ha primado en tal proceso de contratación. De hecho, todo lo vinculado a este servicio nos resulta sospechoso, lo que ya provocó en su momento y por el repentino cambio de criterio introducido por el gobierno local que se dictaminara de forma negativa por la propia comisión especial de contratación”.

El gobierno municipal de Leganés quiere manifestar lo siguiente:

1.- Los pliegos de contratación a los que hace referencia el presidente y portavoz de ULEG, Carlos Delgado, que actualmente se hallan en proceso de licitación, han sido informados favorablemente tanto por los técnicos municipales como por los servicios jurídicos y de contratación del Ayuntamiento de Leganés, así como fiscalizados por la Intervención municipal.

2.- Esos mismos pliegos han sido sometidos también al escrutinio y aprobación tanto de la mesa de contratación del Ayuntamiento como de la comisión de vigilancia de la contratación municipal, órganos donde participa el señor Delgado. Esos órganos son la instancia adecuada para exponer todas las dudas o cuestiones que pudieran surgir en relación con los aspectos técnicos y jurídicos de cualquier pliego de contratación municipal. Que sepamos, y a tenor de lo reflejado en las actas de los citados órganos, el señor Delgado no hizo ninguna manifestación del tenor de las vertidas tanto en sus propuestas de moción al Pleno municipal como en la nota de Prensa emitida por su grupo municipal (un resumen de las dos mociones presentadas). Sólo consta su voto en contra de eliminar los criterios subjetivos de valoración en uno de los dos pliegos antes citados, el de Mantenimiento, Conservación y Reposición de Zonas Verdes del Municipio de Leganés, eliminación propuesta por el gobierno municipal con el objeto de facilitar aún más la concurrencia de licitadores y obtener mejores condiciones económicas y de calidad en la prestación del servicio.

3.- Es preciso señalar que los citados pliegos aún no han sido adjudicados a día de hoy ni se ha formulado propuesta de adjudicación por parte de los órganos competentes, dado que en ninguno de los dos casos ha concluido aún el proceso de valoración de las ofertas por parte de los servicios técnicos municipales, sin que nos conste (a día de hoy) reparo u objeción alguna, ni de palabra ni por escrito, por parte de ninguno de los funcionarios que ha participado en el proceso de elaboración y licitación de los antedichos pliegos Ni es previsible que lo hagan, en la medida en que fueron ellos mismos los que participaron en la redacción de los referidos pliegos.

4.- Del mismo modo, a día de hoy, no se ha recibido ninguna impugnación a los pliegos que rigen la contratación de los citados servicios, ni por parte de los numerosos licitadores que han optado a ellos, ni por parte de grupo político alguno, ni siquiera del que lidera el señor Delgado.

5.- En la medida en que las afirmaciones vertidas por el señor Delgado, presidente y portavoz de ULEG, ponen en tela de juicio temerariamente la limpieza del proceso de licitación de los dos contratos antes citados, sin aportar ni una sola prueba o indicio verosímil de la veracidad de sus manifestaciones (“presuntas irregularidades* especialmente en la confección y contenido del pliego”, falta de “garantía de que la empresa finalmente adjudicataria sea la más adecuada para el interés general ya que no es precisamente el interés general el que va a primar en tal adjudicación, ni el que ha primado en tal proceso de contratación. De hecho, todo lo vinculado a este servicio nos resulta sospechoso…”), y dado que de sus palabras se deducen muy graves acusaciones contra los servicios técnicos y jurídicos de este Ayuntamiento, el alcalde de Leganés, Jesús Gómez, se ha visto obligado a encargar a los servicios jurídicos municipales la redacción de una querella criminal contra Carlos José Delgado Pulido, presidente y portavoz de ULEG, contra esta misma fuerza política, así como contra el grupo municipal que la representa en el Ayuntamiento de Leganés, a no ser que el señor Delgado, como máximo responsable de ULEG, retire en los próximos días, las graves acusaciones dirigidas contra los funcionarios de este Ayuntamiento.

A este respecto, el alcalde de Leganés ha manifestado que, “como máximo responsable de la administración del Ayuntamiento de Leganés y de sus funcionarios, no puedo ni debo consentir que se ponga en tela de juicio gratuitamente la honorabilidad, la profesionalidad y la honradez de ningún funcionario de esta casa. Quien acusa sin pruebas comete un delito de calumnias. En política no vale todo, y que nadie piense que por poner el adjetivo ‘presunto’ delante de cualquier figura delictiva ya ha salvado su responsabilidad. Porque por el mismo principio, cualquiera de los miembros del gobierno municipal podría llamar sin consecuencias al señor Delgado presunto calumniador, presunto injuriador, presunto prevaricador o presunto malversador”.

El primer edil ha añadido que “invito al señor Delgado a que presente pruebas de lo que dice, y si las tiene que vaya inmediatamente a los juzgados a denunciar, que yo seré el primero en secundar esa denuncia si las pruebas son sólidas. Si no las tiene, le invito a que retire inmediatamente las manifestaciones que ha vertido y que en lo sucesivo no utilice, como acostumbra, los mecanismos de control democrático al gobierno previstos en la ley para lanzar insidias contra los funcionarios del Ayuntamiento. Y si no se aviene a ninguna de las dos cosas, seré yo, en representación del Ayuntamiento, el que interponga una querella criminal contra él, contra su fuerza política y contra su grupo municipal”.

* Nota. Según el Diccionario de la Real Academia Española, la palabra irregularidad, en su tercera acepción, tiene el siguiente significado: Malversación, desfalco, cohecho u otra inmoralidad en la gestión o administración pública, o en la privada.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario