ACNUR inaugura una conferencia histórica con un llamamiento para los desplazados forzosos y apátridas del mundo

7 diciembre, 2011

El Alto Comisionado para los Refugiados, António Guterres inauguró esta mañana la mayor conferencia interministerial organizada por ACNUR en sus 60 años de historia con el fin de reforzar con urgencia el sistema internacional que se ocupa de los millones de apátridas y desplazados forzosos del mundo.


En su discurso de apertura de la conferencia en el Palacio de las Naciones de Ginebra, Guterres advirtió que la sucesión de crisis políticas y la crisis económica mundial están contribuyendo a que sea mucho más complejo el entorno para proteger a las personas que se ven obligados a huir de sus hogares. Guterres también criticó a aquellos que juegan con la incertidumbre y la preocupación de la sociedad para promover la xenofobia.

Representantes de unos 150 países asisten a la conferencia, incluyendo la Presidenta de Suiza, el ex presidente finlandés y Premio Nobel, Martti Ahtisaari,Micheline Calmy-Rey o la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Rodham Clinton (se adjunta su discurso ante la audiencia).

Ver comunicado adjunto Más información www.acnur.es

ACNUR inaugura una conferencia histórica con un llamamiento para los desplazados forzosos y apátridas del mundo

GINEBRA, 7 de diciembre (ACNUR/UNHCR) – El Alto Comisionado para los Refugiados, António Guterres inauguró el miércoles la mayor conferencia interministerial organizada por ACNUR en sus 60 años de historia con el fin de reforzar con urgencia el sistema internacional que se ocupa de los millones de apátridas y desplazados forzosos del mundo.

En su discurso de apertura de la conferencia en el Palacio de las Naciones de Ginebra, que se prolongará hasta mañana 8 de diciembre, Guterres advirtió que la sucesión de crisis políticas y la crisis económica mundial están contribuyendo a que sea mucho más complejo el entorno para proteger a las personas que se ven obligados a huir de sus hogares. Guterres también criticó a aquellos que juegan con la incertidumbre y la preocupación de la sociedad para promover la xenofobia.

“Los políticos populistas y algunos individuos irresponsables de los medios explotan los sentimientos de miedo e inseguridad de la gente para convertir a los extranjeros en chivos expiatorios, intentando forzar la adopción de políticas restrictivas y extender los sentimientos racistas y xenófobos” declaró el Alto Comisionado, añadiendo que los gobiernos y los movimientos sociales y políticos tienen que ser más valientes a la hora de enfrentarse a la intolerancia. “Los refugiados no son una amenaza para la seguridad, sino que son las primeras víctimas de la inseguridad” añadió António Guterres.

La Agencia de la ONU para los Refugiados fue creada el 14 de diciembre de 1950 inicialmente para responder al desplazamiento que se produjo en Europa tras la Segunda Guerra Mundial. La Convención de Naciones Unidas de 1951 sobre los Refugiados llegó unos meses después y desde entonces se ha convertido en uno de los instrumentos internacionales de derechos humanos con mayor aceptación a nivel mundial, gracias al cual se han salvado las vidas de millones de refugiados.

Mientras, el trabajo de ACNUR se ha ampliado, incorporando la apatridia y la ayuda a millones de personas desplazadas internas. A comienzos de este año, la población total de refugiados, solicitantes de asilo y desplazados internos por conflictos era de 43,7 millones de personas. El número de apátridas es más difícil de determinar, pero se estima que son unos 12 millones.

Guterres mencionó cuatro retos a la hora de ofrecer el tipo de protección a la que aspira la Convención sobre Refugiados: los fracasos de los Estados a la hora de cumplir con las obligaciones de la Convención; las cargas desproporcionadas para los países en desarrollo que acogen al 80% de los refugiados del mundo; los millones de refugiados abandonados en el limbo del desplazamiento prolongado; y el complejo impacto de factores como el crecimiento de población y la inseguridad alimentaria y de agua. Guterres también advirtió que el cambio climático está exacerbando otros factores que conducen al desplazamiento forzoso.

“Cada vez son más las personas desarraigadas por los desastres naturales o han perdido sus medios de vida como consecuencia de la desertificación, por lo que el cambio climático es el principal factor que está acelerando otros motivos de desplazamiento forzoso” dijo Guterres. “Estas personas no son realmente inmigrantes, en el sentido de que no se marchan voluntariamente. Como desplazados forzosos no están cubiertos bajo el paraguas del régimen de protección para los refugiados y se encuentran en un limbo legal. De modo que, mientras la naturaleza del desplazamiento forzoso está evolucionando rápidamente, las respuestas que ofrece la comunidad internacional no han seguido el mismo ritmo”.

El Alto Comisionado pidió a los Estados que buscaran formas de reforzar sus propios mecanismos de protección para los desplazados y los apátridas. También anunció el compromiso de ACNUR para combatir la violencia sexual y de género, poniendo especial énfasis en el colectivo de mujeres y niñas bajo el amparo de la Agencia de la ONU para los Refugiados.

“Lo que les pido hoy aquí no es una nueva Convención o una ampliación del mandato” dijo Guterres. “Lo que les pido es que todos los aquí reunidos asumamos una obligación común…abrir el camino a respuestas innovadoras que ayuden a proteger a la gente que lo necesita, beneficiando la cohesión de la sociedad y reforzando la paz y la seguridad global”.

En la conferencia ministerial de dos días organizada por ACNUR, se espera que los gobiernos manifiesten sus compromisos para lograr mejores estándares de protección nacional e internacional a favor de las personas desplazadas forzosas y apátridas. Hoy miércoles por la tarde, se espera que varios países se adhieran formalmente a alguna de las dos convenciones sobre la apatridia (Convención de 1954 sobre el Estatuto de los Apátridas y la de 1961 para Reducir los Casos de Apatridia). El jueves se lanzará un comunicado oficial.

Representantes de unos 150 países asisten a la conferencia, incluyendo a la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Rodham Clinton y alrededor de 70 funcionarios gubernamentales a nivel ministerial. La conferencia es la culminación de los esfuerzos políticos y diplomáticos que ACNUR viene haciendo desde hace varios años para renovar el apoyo y los compromisos con los tratados legales fundamentales que permiten a la Agencia brindar protección y asistencia a las personas en todo el mundo.

En un año de conmemoraciones, ACNUR ha celebrado importantes hitos para dos de esos tratados: el 60 aniversario de la Convención de Naciones Unidas relativa al Estatuto de los Refugiados, y el 50 aniversario de la Convención para la Reducción de la Apatridia. Además, la Agencia de la ONU para los Refugiados cumplió 60 años desde su creación el 14 de diciembre de 1950 por la Asamblea General de la ONU.

FIN

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario