Para la Agrupación del PCE de Leganés Izquierda Unida es y será nuestro proyecto político. Las y los militantes comunistas hemos participado activamente en sus Asambleas y en las Áreas de elaboración, en las contadas ocasiones en las que se han convocado, y sentimos a Izquierda Unida como nuestra organización. Es precisamente por este motivo, por el que consideramos que no nos estamos situando correctamente ante el conflicto social.


El constante descenso de votos consecuencia de la pérdida de legitimidad social que ha sufrido Izquierda Unida en Leganés es reflejo del constante deterioro de los mecanismos de participación que ha ofrecido nuestra organización a los vecinos y vecinas del municipio. Igualmente, los procesos opacos en la toma de decisiones han supuesto la salida de un gran número de militantes que comparten nuestro programa político.

La sociedad nos está exigiendo un cambio, y nos lo está exigiendo ya, y no podemos dejar pasar ese tren, tenemos ante nosotros y nosotras una responsabilidad histórica de trabajar por una convergencia de cara a construir un Bloque Social y Político alternativo, un sujeto de cambio que trabaje en la línea de superar el actual sistema.
El Capitalismo no es reformable y ha perdido su cara amable. El régimen monárquico y bipartidista que se inauguró tras la Transición está obsoleto y nuestra obligación es trabajar para superarlo. Por eso, Izquierda Unida, en esta nueva etapa, no puede ser la muletilla del PSOE para lograr una cómoda mayoría. Esto ha sucedido en nuestro ayuntamiento durante todos los años en los que se ha gobernado con el PSOE (en ocasiones con mayoría absoluta de este partido). Nuestro planteamiento de ruptura con el sistema tiene como eje fundamental no apoyar a los elementos que durante 30 años han sido marionetas de la oligarquía en este país, y el PSOE, como estructura, lo ha sido, no así sus bases.

Por otra parte parece indiscutible que el pueblo está exigiendo más transparencia, más honestidad y más honradez en sus dirigentes. Desde hace años nuestro programa ha tenido como eje fundamental la democracia participativa, y es hora de coger las riendas de verdad en este sentido. Izquierda Unida debe ser transparente hacia dentro y hacia fuera, es hora de hacer lo que defendemos. La Asamblea debe ser el órgano principal de decisión, y las áreas de elaboración colectiva un instrumento ágil y abierto de interrelación con los Movimientos Sociales de Leganés desde un planteamiento de humildad y colaboración.

Estamos en un momento de dificultad muy intensa para mucha gente, y nuestros cargos públicos tienen que ser ejemplo de transparencia y austeridad. Los ingresos y gastos de IU deben de ser públicos y claros, así como el salario de nuestros/as concejales/as, que deberá ajustarse a la realidad del momento. Asimismo, la fuerza de la organización tiene que estar en su militancia, que ha sido siempre el tesoro de Izquierda Unida. La militancia es la debe decidir políticamente y la que trabaje en nuestra auto financiación, y en ese modelo no cabe la subcontratación de las casetas de fiestas.

Por todo ello, y porque Izquierda Unida es el proyecto de las y los comunistas en Leganés, planteamos las siguientes propuestas:

• Convocatoria de Asambleas más periódica, donde se apruebe trabajo concreto y se evalúe el mismo.

• Activación inmediata de las áreas, con responsabilidades concretas y espacio de debate abierto con las y los vecinos de Leganés y los movimientos sociales.

• Publicación de las cuentas de Izquierda Unida, así como los salarios de sus cargos públicos.

• Limitación del mandato de las y los cargos públicos.

• Autogestión de las casetas de fiestas por parte de la militancia.

• Compromiso de ruptura con el actual sistema y el bipartidismo que lo sustenta.
Por todo lo anteriormente expuesto, consideramos que esta organización necesita una regeneración importante que no puede ser encabezada por las mismas personas que han sido partícipes de la situación actual de Izquierda Unida y que han deteriorado todos los mecanismos de participación existentes.

Desde este planteamiento, nuestra apuesta pasa por impulsar un proceso de primarias abiertas que garantice la renovación democrática y una nueva forma de hacer política, donde las personas elegidas cuenten con el respaldo social necesario para afrontar la coyuntura actual.
El momento histórico nos exige audacia y compromiso, y la militancia del PCE está dispuesta darlo en esta línea.

En Leganés, a 10 de julio de 2014

Comparte esto:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad