Discriminación en un centro público donde se enseña el Módulo Superior de Integración Social

05/06/2010

Me llamo Rosa Martínez Avila tengo 44 años, tengo una famila maravillosa, afortunadamente estoy casada y tengo un hijo de 14 años, el único pero es que tengo una enfermedad crónica, con un 42% de discapacidad, que me limita en algunos momentos, pero me considero una persona normal. Estudio 1º de Animación Sociocultural en el Instituto Julio Verne de Leganés. Quizá s con un poco má s de dificultad y esfuerzo que el resto de mis compañeros, pero informo, como dato estadí stico que en todo el curso no he tenido ninguna falta de asistencia y que mis notas durante todo el curso van de 6 a 10.


En el viaje de prácticas a Marruecos organizado por la ONG MPDL asistí como el resto de mis compañeros, previamente entregué un informe médico al tutor, sobre mi enfermedad, medicación que tomaba y le expliqué las acciones o medidas que debí a tomar si sufrí a una recaí da.

Debido a que esas consideraciones no se tuvieron en cuenta, el último dí a de trabajo, tuve una recaí da. Estas medidas no eran nada difí ciles de atender, ya que yo sólo requerí a algún periodo de descanso, que no se me concedió. Las jornadas de trabajo diario empezaban a las 7 de la mañana y salvo los momentos puntuales para las comidas, se alargaban hasta las 11 de la noche, entre evaluaciones y la preparación de la jornada siguiente.

Yo aguanté este ritmo de trabajo hasta la última jornada,en la que por agotamiento, otras circunstancias personales, y una diarrea que me hizo, seguramente, no asimilar adecuadamente la medicación que tomo diariamente, dejando aparte posibles,negligencias que se cometieron referentes a mi atención, la situación terminó en que se me llevara al médico 10 horas después de mi empeoramiento.

El viaje terminó y reanudamos las clases con normalidad, pasados 28 dí as, de periodo, se expulsó los resultados de, a mi parecer,el rencor,la incomprensión,los prejuicios y el miedo. Pues me llama el director del centro y se me insta que no vaya al viaje a Cá ceres, sin ninguna razón lógica, ni verdadera. Yo me niego siguiendo las indicaciones de mi médico, que contrariamente me aconseja por el bien de mi salud, me conviene ir.
Se me presiona por todos los frentes para que no vaya, y me consta que la presión es debida a que el tutor responsable de la actividad anterior y la de la de Cá ceres, no quiere, no sé por qué motivos, que yo vaya.

Viendo que por propia voluntad, no pueden persuadirme para que no asista,se me entrega por parte de la dirección, un parte de falta muy grave, por no asistir a la última actividad programada en Marruecos, por la que se me sanciona, con no poder asistir a ninguna actividad extraescolar en los próximos tres meses.

Dejando a parte que esta sanción, a mi parecer, es absolutamente injusta y absurda, pues os recuerdo, que no asistí a la última actividad por tener que ir al hospital.

La sanción legalmente según la Ley de educación se me tení a que haber entregado 3 dias después de los hechos ocurridos y se me entregó 28 dí as después. Segun también la Ley tengo 2 días para reclamar la sanción,pero se me entregó el dí a de antes del viaje a Cá ceres, con lo cual aunque reclamara, ya no podrí a ir, “¿no os parece esto una encerrona, con premeditación?”.

Yo no entiendo nada de todo esto, no entiendo el por qué, yo soy una persona, como cualquier otra, algunos dicen que soy buena persona,simpá tica, agradable, luchadora, buena compañera, generosa, seguro que tengo otra gran lista de defectos, pero una enfermedad, no es un defecto, no se puede elegir y en muchos casos no se puede curar, yo llevo 14 años, luchando contra mi enfermedad.

Gracias por escucharme. Besos y hasta siempre.

Sin comentarios hasta ahora

Saltar a una conversación

No hay comentarios aún!

Puedes ser tú quien inicie una conversación .

Deja un comentario