IU anula la suspensión de militancia de un ex senador y un ex edil enfrentados a la dirección de Leganés

27/03/2009

La Comisión de Garantías Democráticas de Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid determinó el pasado día 18 dejar “sin efecto” la suspensión de militancia de los tres afiliados a la coalición en Leganés -el ex senador Eduardo Cuenca, el ex concejal Mariano Maroto y el afiliado Juan Antonio Mancheño- a los que se abrió expediente por criticar a la dirección local desde una asociación y verter falsas acusaciones al asegurar que se había llamado a declarar al coordinador local y concejal de Urbanismo, Raúl Calle, tras la demolición de una ermita del siglo XVI.


Según la resolución de la comisión a la que tuvo acceso Europa Press, ésta obliga a la “reposición de todos los derechos” de los afectados como militantes “de los que hubieran sido desposeídos como consecuencia de dicha suspensión”.

En este sentido, aunque la Comisión admite que las críticas del ex senador y del ex edil desde una asociación hacia otro concejal de IU “distan mucho de ser una forma correcta”, anula la suspensión de militancia al detectar “un grave defecto de forma y procedimiento” en la apertura y tramitación del expediente sancionador porque lo ejecutó un órgano al que no le correspondía tal función.

El Consejo Político local de Izquierda Unida en Leganés inició este expediente sancionador contra los tres afiliados, promotores de la asociación ‘Ciudadanos por el Cambio’, por considerar que las manifestaciones de estos contra el coordinador, Raúl Calle, “atribuyéndole de manera falsa y a sabiendas la comisión de un delito de esquilmación del patrimonio histórico”, suponían “un incumplimiento grave y reiterado tanto de los estatutos de IU Comunidad de Madrid como de los Federales, en perjuicio de Izquierda Unida”.

DESLEGITIMACIÓN

Por su lado, la Comisión de Organización de IU-CM deslegitimó la resolución de la Comisión de Garantías ya que, según argumenta este organismo en un dictamen al que tuvo acceso Ep, “el análisis de los hechos y el procedimiento seguido no ha sido ni imparcial, ni transparente, ni claro”, ni se ha tratado “por igual” a todos los implicados al escuchar sólo a una de las partes en litigio.

“Es más -agrega-, las reuniones y encuentros celebrados han sido llevados a cabo sin ser comunicados en ningún momento a la secretaría de Organización de IU-CM”.

A ello se suma, según la organización regional, el hecho de que la resolución de la comisión de garantías no tendría valor porque “hay integrantes que no se encuentran al corriente de pago de sus cuotas afiliativas”, según los censos.

Ante ello, instó a la Comisión de Garantías a que, “debido al cúmulo de irregularidades cometidas en todo este procedimiento, se retrotraiga a emplazar a las partes y escucharlas” y a que, “desde ese instante, siga escrupulosamente los requisitos establecidos por los estatutos de IU-CM”.

Sin comentarios hasta ahora

Saltar a una conversación

No hay comentarios aún!

Puedes ser tú quien inicie una conversación .

Deja un comentario