Comunicado sobre las infracciones cometidas por los zoos en España

11/04/2007

Recientemente la Comisión Europea ha abierto un procedimiento de infracción a España por hacer una “mala aplicación” de la directiva 1999/22, sobre el “cuidado” de los animales salvajes en parques zoológicos. La “mala aplicación” se habría producido en lo relativo a la concesión de licencias, inspección de nuevos zoos, y procedimientos en casos de incumplimiento las condiciones del permiso de funcionamiento.


Sin embargo, ningún procedimiento de infracción puede ocultar que el problema en sí es la existencia de zoos, auténticas cárceles de animales, que vivirán en jaulas o pequeños recintos hasta que mueran, tras una vida de continuo sufrimiento y privaciones. Unos animales que han sido privados de su libertad con el objeto de ser exhibidos ante la miradas curiosas de los humanos. No es posible esperar que los zoos cuiden a los animales, pues los zoos son un lugar más donde se los explota y sus cuidados serán los necesarios para asegurar que su fuente de ingresos permanezca inalterable.

Desde Igualdad Animal llamamos a la ciudadanía a mostrar su rechazo ante esta y otras formas de explotación animal. No debemos contribuir con nuestros actos a la muerte y privación de libertad de ningún animal. Animales como leones, tigres, ciervos, elefantes, etc. que normalmente recorren largas distancias en un corto periodo de tiempo buscando comida y que necesitan el contacto con otros individuos como ellos, pasan los días aburridos y solos, o con no más de otro individuo de su propia especie. Sus conductas “habituales” son reguladas y eliminadas con regímenes de comida y apareamiento. El día a día en los zoos es monótono y repetitivo. En la mayoría de los casos no existe ningún tipo de privacidad ni estímulo, y por ello -al igual que ocurriría con nosotros- los demás animales sufren física y emocionalmente. Este padecimiento debido a la falta de libertad es algo tan evidente que en muchos zoos sólo hay que fijarse un poco para ver animales no humanos con trastornos psicológicos debido al estrés y la ansiedad que vivir encerrados les causa. Muchos de ellos manifiestan conductas estereotipadas, es decir, repiten monótonamente el mismo patrón de conducta o movimientos. Toda una vida alejados de sus hábitats naturales y de todas las experiencias que vivirían en libertad es sustituida por una vida de encarcelamiento y privación.

Asimismo, queremos llamar a la reflexión a las organizaciones defensoras del “bienestar animal” que están instando a adoptar medidas para garantizar que los zoos cumplan con la legislación. Flaco favor se hace a los animales cuando se busca legitimar la existencia de los lugares donde son encerrados de por vida, siempre que cumplan la normativa vigente.

Quien desee más información sobre la realidad de los zoos, puede obtener más información en nuestra página web:

http://www.igualdadanimal.org/entretenimiento/zoos

Sin comentarios hasta ahora

Saltar a una conversación

No hay comentarios aún!

Puedes ser tú quien inicie una conversación .

Deja un comentario