El Ayuntamiento destina 300.000€ para estudiar la viabilidad urbanística, económica y social de “reedificar integralmente” el barrio de San Nicasio

26/04/2006

El Ayuntamiento de Leganés acaba de sacar a concurso la realización de un estudio técnico para evaluar la viabilidad de acometer una rehabilitación integral del barrio de San Nicasio en las manzanas comprendidas entre las calles Río Gallego, Río Manzanares, Ferrocarril, Plaza de San Nicasio y Av. del Dr. Mendiguchía Carriche. La delegación municipal de Urbanismo calcula que, aproximadamente, el ámbito de actuación abarcaría a una superficie de 50.275 metros cuadrados, sobre los que se asientan 452 viviendas cuya edad media de construcción supera los 35 años.


El concurso para la adjudicación de la asistencia técnica para la redacción de un estudio de viabilidad urbanística, económica y social para acometer la renovación del parque de viviendas de San Nicasio y emprender una rehabilitación integral del barrio fue presentado por el actual Equipo de Gobierno (PSOE-IU) y aprobado por el Pleno de la Corporación Local celebrado durante el pasado día 18 de abril. De acuerdo con las estipulaciones establecidas, el plazo máximo para la elaboración de este estudio -que dará el visto bueno o desestimará la reconstrucción del barrio- será de doce meses y el presupuesto destinado para su realización asciende a 300.000 euros.

Según el Alcalde, José Luis Pérez Ráez, el Consistorio leganense ha tomado como referencia experiencias similares que se han llevado a cabo con éxito en otras ciudades españolas como Baracaldo o Aranjuez, “aunque las viviendas de San Nicasio han ido adquiriendo todas las comodidades de una vivienda actual, lo cierto es que las características de las edificaciones de los años 50 y 60, dificultan la instalación de ascensores y, por supuesto, no permiten de ningún modo la construcción de aparcamientos subterráneos bajo los actuales bloques de pisos” El Ayuntamiento pretende con esta actuación mejorar la distribución urbanística del barrio, elevando la altura de las construcciones -actualmente de 5 pisos- e introduciendo las nuevas normativas de edificación en materia de instalaciones eléctricas, seguridad, ascensores, ampliación de los patios de luces, ubicación de aparcamientos para uso de las viviendas, introducción de zonas comunes y mejora de las condiciones de accesibilidad para personas discapacitadas.

El concejal de Urbanismo, Florencio Izquierdo, considera que este proyecto sólo puede llevarse a cabo si la inmensa mayoría de los vecinos del barrio lo aprueba “durante muchos meses se mantendrá abierta una oficina en la que se realizarán encuestas a los vecinos y se les informará de los pormenores de esta operación que, de llevarse a cabo, supondría la demolición de los actuales bloques y la construcción de nuevas viviendas que podrían disponer de más metros cuadrados, garage y, sobre todo, más alturas, con lo que las calles resultarían mucho más amplias y quedaría espacio libre para la creación de parques y zonas verdes dentro del barrio” De ser aprobado por la mayoría de los residentes, este nuevo plan de rehabilitación, les obligaría a permanecer fuera de sus casas (en otras viviendas que les serían facilitadas por el Ayuntamiento en el mismo distrito) durante el tiempo que dure la reurbanización y edificación de lo que serían sus nuevas viviendas. El plazo de tiempo que conllevaría la ejecución de un proyecto de estas características puede situarse entre los 3 y los 7 años.

Sin comentarios hasta ahora

Saltar a una conversación

No hay comentarios aún!

Puedes ser tú quien inicie una conversación .

Deja un comentario