El Ayuntamiento del PP comienza a sustituir la imagen corporativa en la ciudad con un despilfarro nunca inferior a 300.000 euros

27 diciembre, 2011

Las placas de las calles ya han comenzado a cambiarse, y a ellas seguirán la señalética, los vehículos, los uniformes… sólo para acabar con la imagen anterior del Ayuntamiento. El alcalde del PP en Leganés, Jesús Gómez, ya ha dado órdenes para que comience a cambiarse toda la imagen corporativa de la ciudad de Leganés, un faraónico cambio de imagen que costará a los vecinos y vecinas no menos de 300.000 euros.


El PP pretende así no dejar rastro de la antigua imagen corporativa que comenzó a implantarse con el anterior gobierno de progreso liderado por el PSOE en la ciudad, asumiendo un gasto que no es necesario, ni urgente, ni primordial, más aún en la situación económica internacional que seguimos atravesando.

Ya han comenzado, por ejemplo, a sustituirse las placas indicativas de las calles y plazas, con un coste aproximado de 70€ por placa; estas placas llevan en Leganés más de 20 años cumpliendo su función a la perfección, pero además han comenzado a aparecer otros indicativos a todas luces innecesarios, ya que a escasos metros de las propias placas nuevas, se están instalando postes en mitad de las aceras cuyo único cometido es soportar más placas indicativas.

El alcalde del PP en Leganés, en su afán por acabar con cualquier símbolo que pueda recordar al anterior gobierno de progreso en la ciudad, como hacían los faraones egipcios a su llegada al poder, va a despilfarrar más de 300.000€ mientras mantendrá recortes en salud, educación, servicios sociales, empleo, igualdad, deportes, juventud, cooperación o cultura, pero eliminará, como si de un faraón se tratase, el anterior diseño corporativo que, como dato anecdótico, también se ceñía al uso de los colores del escudo original de la ciudad: azul y blanco.

En lugar de respetar un diseño que intentaba representar la modernidad y el dinamismo de la ciudad, así como el escudo original de la villa, el nuevo diseño nos retrotrae a la era medieval, más acorde con las ideas de la derecha rancia que ahora nos gobierna, acabando con cualquier vestigio de la heráldica oficial y contraviniendo a la Historia misma, prescindiendo de los símbolos más representativos de Leganés y sustituyéndolos por un león y un castillo: simplemente, ése no es el escudo de Leganés, el nuevo escudo se asemeja más a un escudo de armas familiar pero en ningún caso representa a la ciudad.

Pero lo peor son los más de 300.000 euros que costará este despilfarro faraónico, por capricho del alcalde del PP en Leganés y que tendremos que pagar todos los vecinos y vecinas.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario