Justicia para Ramón

19 noviembre, 2011

Escribo esta carta para poder hacer llegar al mayor número posible de gente esta triste historia. El día 9 de Julio nuestro amigo y vecino Ramón murió en extrañas circunstancias en el centro de menores Teresa de Calcuta donde ingresó el día anterior y donde tenía que cumplir una sentencia de 12 fines de semana de internamiento. La noticia no les fue dada a sus familiares hasta el día siguiente a las 12 de la mañana, cuando se personó una psicóloga del centro acompañada de dos hombres para darles la noticia. Desde entonces los acontecimientos que se han venido dando han sido un autentico despropósito.


Desde un primer momento la falta de explicaciones a la familia sobre como se había producido la muerte de nuestro amigo nos hizo sospechar de que algo raro había pasado. Sus familiares tuvieron que paralizar la incineración al hallar marcas sospechosas en el rostro y cuerpo de Ramón y pidieron una segunda autopsia. A día de hoy ya tenemos los resultados de la primera autopsia que ha realizado la médica forense asignada al caso, en definitiva esta viene a decir que no se pueden determinar las causas de la muerte, que se produjo una parada cardiorrespiratoria, aunque se puede deducir que Ramón estaba muy nervioso.

Nosotros nos preguntamos que explicación científica es esa de la muerte de nuestro compañero. También sabemos la declaración que han prestado las tres personas que estaban presentes en la muerte de Ramón, dos TAI (técnico auxiliar de intervención) y la coordinadora del centro. La declaración que dan los dos TAI ante la guardia civil y después ante el juez viene a decir lo siguiente: Que Ramón les llamo la noche del 9 de Julio porque sufría un fuerte dolor de muelas, que al presentarse en su celda hubo un forcejeo con el joven por lo que tuvieron que llevar a cabo una contención mecánica (aplicación de grilletes) y una contención física, que lo tiraron sobre la cama bocabajo mientras los dos individuos lo sujetaban (uno por la parte superior del cuerpo y otro por la inferior) que cuando Ramón dejo de agitarse le soltaron y se dieron cuenta que el joven no se movía y que estaba morado tendido sobre la cama. También nos encontramos con que la ambulancia que se presenta en ese momento no ha querido certificar la muerte al determinar que se produjo en circunstancias extrañas.

No entendemos como después de estas declaraciones que dieron estas personas ante la guardia civil el juez todavía les llama a declarar en calidad de testigos y no como imputados, creemos que sobran las palabras.

Denunciamos por tanto una clara intención de encubrir los hechos que allí dentro ocurrieron y repudiamos los intentos por parte del centro y de la comunidad de Madrid de difamar el nombre de nuestro amigo diciendo y dando a entender que Ramón no se encontraba en condiciones en el momento de su ingreso (la tarde del día anterior a su muerte) insinuando que el consumo de drogas había interferido en las causas de su muerte. Los resultados de informe toxicológico dan negativo en todo tipo de drogas duras dando únicamente positivo en THC. Las propias declaraciones que dan los trabajadores del centro les involucran directamente en la muerte de Ramón.

¿Qué esta pasando en los centros de menores? Lo único que podrá aliviar nuestro dolor es saber toda la verdad y no pararemos hasta conseguirlo.

Fmdo: Teresa García (vecina de Villaverde)

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario