Leganés reducirá 4.000 veces la potencia de las antenas de telefonía móvil

22 noviembre, 2010

LEGANÉS, 22 Nov. (EUROPA PRESS)- El Pleno del Ayuntamiento de Leganés ha aprobado este lunes –con los votos a favor de PSOE, IU y ‘Unión por Leganés’ (ULEG) y la oposición del PP– la ordenanza reguladora para la instalación y emisión de las antenas de telefonía móvil en la localidad, que reducirá 4.000 veces por debajo del mínimo permitido actualmente la potencia de las emisiones y que podría entrar en vigor antes de que finalice el año para las nuevas instalaciones.


La nueva ordenanza limitará el nivel máximo de emisión de estas instalaciones en los núcleos urbanos a 0,1 microvatios por centímetro cuadrado, en una normativa que, según el concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde, Raúl Calle, “es innovadora y pionera en el país”.

En este sentido, Calle ha afirmado que la limitación estará acompañada de un sistema de “control informativo” de las antenas para que los ciudadanos puedan consultar, mediante un sistema que estudia la Universidad Politécnica, datos a ‘tiempo real’ de la ubicación de las infraestructuras radioeléctricas y su potencia. Para ello, se instalarán unos medidores en enclaves “estratégicos” de la ciudad.

La nueva normativa –que endurecerá el régimen “sancionador” para las operadoras que incumplan estos parámetros– incluirá, además, una comisión consultiva para potenciar la “participación ciudadana” y la obligación de las empresas de telefonía a presentar anualmente en el Ayuntamiento leganense sus futuros “planes de desarrollo”, según Calle.

La ordenanza, que se aprobó hace un año de manera inicial tras consensuarla con asociaciones de vecinos, podría comenzar a aplicarse quince días después de su publicación, lo que ha llevado al responsable de Urbanismo a situar la fecha de entrada en funcionamiento posiblemente “antes de que acabe el año” para las nuevas infraestructuras.

“El objetivo –ha precisado el edil– no es limitar la actividad comercial de las empresas, porque está demostrado que es suficiente con la potencia que fija la normativa, sino garantizar que el nivel de potencia se controla en zonas sensibles”.

“APAGÓN TECNOLÓGICO”, A JUICIO DEL PP

Por su lado, el PP ha votado en contra de la propuesta al considerar que la reducción –4.500 veces por debajo del mínimo, según sus cálculos– supondrá un “apagón” tecnológico del servicio si no se multiplica el número de antenas por 4.500 veces.

Por otra parte, Gómez ha criticado que no se hayan tenido en cuenta, para la elaboración de la ordenanza, a los expertos autorizados de la Organización Mundial de la Salud (OMS) o del Ministerio de Sanidad, así como que el documento no estuviese acompañado de un “estudio epidemiológico”.

En este sentido, ha recomendado celebrar un “referéndum”, traer a las autoridades a unas jornadas para dar sus explicaciones o poner “en práctica durante una semana” la ordenanza para estudiar las consecuencias de su aplicación. “Se debe basar en argumentos científicos, no en sensaciones”, ha subrayado, tras añadir que “asociar antenas con cáncer es demagogia”.

“Las autoridades –ha concluido– no somos los concejales ni las asociaciones de vecinos, sino los que tienen contrastado que la actual potencia no es perjudicial para la salud”.

A estas críticas, Calle ha respondido que las operadoras de telefonía no han presentado alegaciones al asunto de la reducción de potencia, aunque ha admitido que han solicitado un plazo de doce meses para “adaptarse” a la nueva normativa. “No se limitará el uso de las nuevas tecnologías ni habrá apagón”, ha señalado tras asegurar que el PP ha utilizado normativa ya “derogada” para elaborar sus alegaciones.

En cuanto a las competencias, el concejal de Urbanismo ha precisado que el Tribunal Supremo validó en 2003 la competencia de los Ayuntamientos en la materia.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario