Las corbatas del alcalde y la copla

9 abril, 2008

No sé lo que tiene Rafa/ este pueblo pepinero/ que se compran voluntades/ con corbatas de dos euros. / Te llaman Papá Noe, / Santa Claus y el del camello: / el rey mago Baltasar, / por tu futuro tan negro. / ¡Que venga la Navidad/ que venga pronto, muy presto!, / y este años calcetines/ y un estuche de pañuelos, /porque en la tercera edad, /catarrillos muy diversos/ mucosidad de diciembre/ ancianidad de año nuevo…


Todos sabemos que una corbata no compra una voluntad, pero hay ocasiones en que despierta a los hombres de su indecisión. ¿Verdad, Rafael?

Cuando un poeta decide escribir 208 artículos de opinión sobre un político y su política, duda, y se pregunta si existirán 208 actos que merezcan la pena retratar con la palabra escrita. Y sin embargo, nos basta con abrir los ojos, caminar por la ciudad, hablar con los vecinos, informarse y de pronto te das cuenta que, como decía Joaquín Sabina “sobran los motivos” sobran 208, sobran hasta mil.
Nuestro alcalde el pasado mes de diciembre, cogía 5.157 euros, (presumiblemente de sus gastos de representación) y obsequiaba a los vecinos masculinos de la llamada 3ª edad con una corbata.
También en la comida del partido (PS) navideña, obsequió con las mismas corbatas a gente de partido, algunos de ellos cargos de confianza y ediles, ¡los pobres ganan tan poco! y a las mujeres socialistas una lamparita de esas de luz a media penumbra, muy romántica.

Durante toda mi ya larga vida, siempre he escuchado esa frase de “El que regala bien vende si el obsequiado lo entiende” ¿qué vendía regalando el alcalde? ¿Qué debía de entender el anciano a 3 meses de unas elecciones? Estas interrogantes tienen su contestación en la calle, en los bares, en las tertulias literarias y hasta en los juncos del Butarque, de los que digo en mi poesía que tienen los pies de agua.
Ahora, y no es de extrañar, los ancianos llaman a nuestro alcalde irónicamente, Papá Noel, Santa Claus, y el del camello, el rey Baltasar, esto último, dicen los que no son de su cuerda, que es por su futuro negro.

Una corbata hace más elegante al hombre dicen, pero también puede estrangularlo. Y estrangulados están algunos con sus pensiones mínimas. ¿Verdad?
Leganés con esa ley de grandes ciudades, sigue siendo un pueblo manchego y pepinero, Leganés debe leer “España invertebrada” de Ortega, para entenderse ella misma después de 88 años.
Sí, 208 artículos y 208 coplas “montoyanianas”, coplas simples, como simples son los regalos del regidor:

No sé lo que tiene Rafa/ este pueblo pepinero/ que se compran voluntades/ con corbatas de dos euros. / Te llaman Papá Noe, / Santa Claus y el del camello: / el rey mago Baltasar, / por tu futuro tan negro. / Que venga la Navidad/ que venga pronto, muy presto, / y este años calcetines/ y un estuche de pañuelos, /porque en la tercera edad, /catarrillos muy diversos/ mucosidad de diciembre/ ancianidad de año nuevo…

Casi lo dijo Machado: “Corbata a corbata y verso a verso” Se hace camino al andar, pero difícilmente con solo regalar.
Mientras, en Leganés siempre habrá una pluma libre, para escribir que la palabra escrita no se rinde (Galdós)

Leganés, 9 de abril de 2008

José Manuel García García (JOSMAN)

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario