“Erecciones generales”

6 marzo, 2008

Perdonen que utilice esta expresión tan ordinaria sacada de “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón” (una película de Almodóvar), pero me pareció una buena forma de hablar sobre el tiempo de elecciones. Esta similitud entre la grafía y pronunciación de “elecciones” y “erecciones” es totalmente casual y atiende a las arbitrariedades del lenguaje, pero puede que en el fondo si que haya un terreno común entre los significados de ambas expresiones, ya que a tod@ polític@ profesional que se precie parece que “se le pone dura” por un voto.


Las elecciones son un momento en el que ejercemos un derecho por el que se viene luchando durante mucho tiempo. La ciudadanía en general es vaga, pero no para votar porque nuestro futuro va en ello. Nuestras papeletas son portadoras del poder que “nuestr@s representantes” utilizarán para dar todas las respuestas a los problemas que puedan surgir durante los próximos cuatro años. Las elecciones son el momento en el que algun@s, incluso con ilusión, legitimamos lo que finalmente se convertirá en un cheque en blanco para cuatro años de decisiones a nuestras espaldas, sin contar más con nosotr@s. Y es entonces cuando la máquina se excita de verdad; “vótame y te hago lo que sea, cariño”.

Lo de las “elecciones” y las “erecciones” no esta muy desencaminado porque el pueblo entrega un poder que parece ser bastante seductor. L@s polític@s se esfuerzan bastante en convencernos “de que la tienen más larga”, en cautivarnos para que no nos entre dolor de cabeza cuando llegue el momento clave, en hacernos creer que si gana su partido va a ser mejor para nosotr@s, vamos que nos hacen la cama. ¿No creen que a más de un@ “se le pone dura” pensando en nuestros votos?

Es que, hay mucho degenerado por ahí…

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario