ULEG denuncia que el ayuntamiento “tiene miedo” a que se haga una auditoría y a que se informe sobre la peligrosidad de las antenas

14 febrero, 2008

El concejal de ULEG en el ayuntamiento de Leganés, Carlos Delgado, presentó ayer en pleno una moción para que se hiciera una auditoria integral en la Empresa Municipal del Suelo y Legacom, y para que se celebrara un pleno monográfico sobre las antenas de telefonía móvil.


El Ayuntamiento de Leganés (PSOE-IU) sigue en su línea ocultista y falta de toda transparencia como se pudo comprobar ayer en el pleno, donde rechazó la moción de ULEG que pedía que una empresa externa independiente aclarara las cuentas de Emsule y Legacom. “No entendemos esta cerrazón, salvo que haya algo que ocultar. ¿Cómo es posible que el PSOE insista tanto en hacer auditorías en el Ayuntamiento de Madrid o en municipios como Galapagar y se busquen excusas infantiles para no hacerlo en Leganés?” denunció Carlos Delgado, concejal de ULEG, quien añadió “además este equipo de gobierno es de lo más incoherente porque se le llena la boca de hablar de transparencia y no hacen lo más mínimo por ella. Es más, no se sonrojan cuando les sacamos a la luz cómo PSOE e IU de Leganés aprobaron en 1995 el que se hiciera una auditoría en el Ayuntamiento. ¿Es que los argumentos tienen fecha caducidad o solo dependen de si se está en el gobierno o en la oposición? ¿A qué tienen miedo?”

Desde ULEG también llamaron la atención de cómo el Ayuntamiento prefiere mirar para otro lado cuando se le pide alguna medida concreta respecto a las antenas de telefonía que se ubican en diversos lugares de Leganés y de las que se sospecha su vinculación con la aparición de enfermedades. “El concejal de urbanismo (IU) llevaba en su programa la elaboración de una ordenanza estricta sobre la instalación de telefonía, y más de seis meses después no ha movido un dedo, salvo para rechazar cualquier iniciativa de ULEG, en lo que más parece la política del avestruz que la de un responsable político que mire por sus vecinos”. Por otra parte, ULEG presentó su propio moción sobre el caso del Hospital Severo Ochoa donde se defendió que quienes tenían que hablar eran los tribunales, y como han hablado había que asumir responsabilidades por quienes habían actuado imprudentemente, y donde se denunciaba el electoralismo y la politización de este asunto por parte de PSOE y PP. “Nunca han interesado los enfermos, ni los profesionales, sólo ver si daba votos”, sentenció Delgado.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario