El servicio de emergencia social de la Comunidad de Madrid, creado en febrero, ha intervenido en más de 650 casos

6 julio, 2005

El servicio de emergencia social de la Comunidad de Madrid, compuesto por dos unidades móviles y un vehículo de apoyo, ha intervenido desde su entrada en servicio, en febrero, en 654 ocasiones. De ellas, un 57 por ciento (376) derivaron en el traslado del usuario a un recurso de atención del Gobierno regional.


La mayoría de las actuaciones se centraron en personas sin hogar (225), inmigrantes (91), toxicómanos (48), ancianos (44) y discapacitados (31), si bien también se atendieron otros colectivos vulnerables como menores en situación de abandono y maltrato, familias en situación de emergencia, y mujeres víctimas de violencia de género, explotación sexual y violación.

Casi el 90 por ciento de las intervenciones se realizaron en Madrid capital y el resto, en otras localidades de la región como Fuenlabrada, Leganés, Móstoles y San Sebastián de los Reyes. En cuanto al horario de actuación, un total de 384 casos se atendieron por la noche, 137 por la tarde y 133 por la mañana.

La consejera de Familia y Asuntos Sociales, Beatriz Elorriaga, que presentó hoy oficialmente este servicio, explicó que éste se suma al Servicio de Información Telefónica y Atención de Emergencias (SITADE), creado en 1988 entre el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento de la capital, y complementa además la labor del SAMUR Social puesto en marcha por el Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón.

A TRAVÉS DEL 112 Y LA POLICÍA

Las unidades móviles para emergencias sociales están adaptadas para que puedan ser utilizadas por personas con movilidad reducida y tienen capacidad para trasladar al menos a siete personas. Están dotadas de un ordenador e impresora portátil, un teléfono móvil y conexión a Internet.

Este dispositivo, al que la Consejería de Familia y Asuntos Sociales destinará más de tres millones de euros hasta 2007, funciona las 24 horas todos los días del año y acude de forma inmediata al lugar en donde se produce la emergencia.

Hasta el momento, la mayor parte de las intervenciones se han activado desde el teléfono de emergencias de la Comunidad de Madrid 112 y a través de la policía. Marzo fue el mes de más actividad, con 243 actuaciones, seguido de febrero (189), abril (113) y mayo (109).

El protocolo establece que las unidades móviles reciben el aviso de la Unidad Coordinadora del Servicio para acudir a aquellos lugares en los que tengan que intervenir. Esta Unidad Coordinadora es la interlocutora de las unidades móviles: valora las consultas que les formulan las unidades móviles y da las instrucciones para su intervención. El responsable de cada vehículo es el trabajador social, quien dirige su funcionamiento y está en permanente contacto con la Unidad.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario