El desgobierno de Leganés o el gobierno de la sinrazón. O sólo de su razón

El desgobierno de Leganés o el gobierno de la sinrazón. O sólo de su razón

23/11/2020

Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés.

Llevamos 5 años de gobierno con el actual alcalde, Santiago Llorente, y lo que vivimos las vecinas y vecinos de Leganés es que vamos cuesta abajo con el acelerador puesto, sobre todo si aprueban lo que llevan al pleno municipal del lunes 23.

El último acelerón lo ha dado al no aceptar ninguna de las propuestas realizadas, por la Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés, donde lo único que planteábamos es que se tuviera en cuanta la situación de dificultades económicas que están sufriendo las familias y comercios locales.

Nuestras alegaciones iban en la línea de facilitar bonificaciones y ayudas a las familias y comercios que están sufriendo la crisis económica, bonificaciones y ayudas para facilitar todo lo que tiene que ver con la accesibilidad universal y la rehabilitación de edificios residenciales y aumentar las horas de prestaciones para la ayuda a domicilio para personas mayores y familias que requieren dicho servicios municipal, entre otras. Además de proponer que el Hospital Severo Ochoa no tenga que pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (casi 600.000 €) en lo que entendemos como defensa de la Salud Pública. ¿Alguien entiende que un ayuntamiento haga negocio o le reste recursos económicos a un hospital público? Está hecho: seremos una ciudad en la se acrecenten las desigualdades.

Un gobierno que lleva los últimos años dando superávit con millones de € que no se gastan y que no van a mejorar la situación de la ciudadanía y de la ciudad, lo único que le preocupa es recaudar impuestos. Recaudan impuestos de los más vulnerables. Hay que recordar que este gobierno ya dio un estacazo a los bolsillos de las familias con la subida del 13% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) Y ¿para qué? Desde luego no para dar respuesta a las necesidades de las familias. Este año, rodeados por la crisis sanitaria y la económica, este ayuntamiento tiene abandonados a sus vecinos y vecinas, que hacen colas en los distintos locales de asociaciones que distribuyen ayudas: comida, ropa o lo que sea para pasar el día, que cada vez es más duro, con el frío del invierno que, aunque se demora, llegará. Sin apenas servicios sociales, y sin albergue ni comedor social. Está hecho: seremos una ciudad más pobre.

Un gobierno que desatiende a las familias que tienen escolarizados a sus hijos e hijas en las escuelas municipales, confiando en los servicios públicos, pero que reciben un centro educativo con falta de profesores, con grupos cerrados… con lo que supone para las familias que trabajan.

Un gobierno que acaba de iniciar el curso de la Escuela Municipal de Música -y estamos en noviembre-, ni siquiera a media mecha, por la falta de profesorado y de dirección educativa.

Un gobierno que tiene “semicerradas” todas las bibliotecas. Incluida la BIBLIOTECA CENTRAL, que se ha convertido en la residencia de algunos concejales cobardes, que se van al extrarradio para no ver la realidad. Está hecho: seremos una ciudad menos culta.

Un gobierno que cierra servicios públicos dirigidos a la población más vulnerable (ver comunicados de la comisión Defensor del Menor y de la Red de Ayuda Mutua de Leganés) mientras aprueba un gasto de casi 10 millones para hacer una rotonda para facilitar el acceso a los tráiler de una multinacional. Tiene gracia la cosa. Los tráiler en caminos de lujo con dinero público, aportado por las vecinas y vecinos que pagamos impuestos. Está hecho: seremos un pueblo sin servicios públicos.

Un gobierno que aprueba un nuevo Reglamento Orgánico Municipal en el que se limita la participación de la ciudadanía, con plenos en los que es más difícil que acuda la gente y que esta se preocupe y se comprometa con la actividad municipal.

Pero no, no tiene ninguna gracia. Esto es muy serio. Estamos ante un gobierno que toma las decisiones a espaldas de la ciudadanía. Más de 5 años llevamos el movimiento vecinal haciendo propuestas para mejorar la vida de las gentes de nuestra ciudad. Pero en estos 5 años, no sólo no han atendido ninguna de nuestras propuestas, si no que ni siquiera ha sido posible un diálogo. Se ha obviado el concepto de participación ciudadana. Más que en cualquier momento desde la democracia. En lugar de avanzar en transparencia y gobernanza, este gobierno nos lleva al autoritarismo y al “porque yo soy quien decido”. Sus votos más los de sus cómplices – Leganemos-Más Madrid, con los que comparte gobierno y Ciudadanos-, son suficientes. ¿Para qué se van a complicar la vida pensando en las necesidades de la gente? Está hecho: seremos un pueblo con menos participación ciudadana.

Por ello exigimos suspensión del pleno municipal del 23 de noviembre y que se abra una mesa con las entidades vecinales para hablar de nuestras alegaciones a las ordenanzas fiscales del 2021 y hablar de los cauces y mecanismos de participación de la ciudadanía. De no ser así entenderemos de nuevo, que no cabe otra vía que la llamada a la ciudadanía a responder ante esta forma de gobernar.

FEDERACIÓN LOCAL DE ASOCIACIONES VECINALES DE LEGANÉS.

Avda. Mediterráneo, 14 (posterior)
C.P. 28913 – Leganés (Madrid)
916865563

Sin comentarios hasta ahora

Saltar a una conversación

No hay comentarios aún!

Puedes ser tú quien inicie una conversación .

Deja un comentario