Construir una mayoría de izquierdas

25 marzo, 2010

Cuando apenas resta un año para la celebración de las elecciones municipales de 2011, la situación de la izquierda en Leganés deja bastante que desear, empecinados como están los dos partidos con representación institucional en seguir salpicando su gestión de escándalos y sospechas varias.


No obstante, y a pesar de que según se vayan acercando las elecciones volverán los recuerdos de la bochornosa actuación de IU en el primer pleno de la legislatura actual (¿cuántas copias de la famosa foto de los tres concejales veremos por farolas y paredes de nuestra localidad?), considero que, si existe voluntad de forjar una mayoría estable de izquierdas, todavía hay tiempo para reconducir la situación.

Pese a que su gestión municipal está siendo claramente deficitaria y caracterizada por una prepotencia inusual, IU todavía conserva, por los cambios introducidos a nivel federal y la mayor visibilidad de su actividad, la capacidad de amalgamar y cohesionar un opción a la izquierda del PSOE que, lo queramos o no, constituye el referente para muchas personas progresistas.

Esta cohesión tiene que empezar por el abandono de ciertas actitudes soberbias y por la ampliación de su mirada, integrando el largo plazo en su programa. ¿Por qué? Pues se pueden dar muchas razones.

La primera de ellas es su propia supervivencia como fuerza política capaz de ejercer una influencia suficiente en el gobierno municipal. Existen encuestas (seguramente acentuadas con intencionalidad electoral) que dicen que ULEG va a aumentar su apoyo, relegando a IU y convirtiéndose, por aquello de la aritmética, en potencial socio de gobierno para el PSOE.

Aquí es necesario apuntar que el PSOE, aún manteniendo un caudal de votos muy significativo, debe asumir que su hegemonía en Leganés pasó a la historia y que si quiere que la ciudad no caiga en manos de la derecha, está obligado a abrir su enfoque y colaborar en la conformación de una mayoría de izquierdas.

La segunda razón que debería mover a IU Leganés a comenzar a gestar esa mayoría social progresista se basa en el reciente proceso de refundación que, a pesar de que haya sido paralizado por la oposición de los sectores más burocratizados de la coalición, se constituye en una base programática óptima que podría ser aprovechada a escala local.

Evidentemente, para poder llevar adelante un proceso de este tipo es imprescindible la erradicación de determinados modos de funcionamiento al interior de IU, ya que éstos han provocado la pérdida de apoyo popular (objetivamente demostrado en las elecciones de 2007 y en los últimos sondeos de opinión) y el agudizamiento de enfrentamientos cainitas entre distintos sectores.

Desde mi punto de vista, la izquierda social de Leganés, sin esperar a IU, debería comenzar este proceso de articulación y convocar a un acuerdo general sobre un programa común. Si este proceso se pudiese consolidar, se abriría un abanico de posibilidades que redundaría en beneficio de la construcción de esa mayoría de izquierdas en el Ayuntamiento.

La primera de ellas podría tener efectos a corto y largo plazo: Con la consolidación de esta mayoría, IU se vería obligada a sumarse a la misma (aunque fuese a regañadientes y con las reticencias de algunos de sus peores dirigentes), con lo que se podría aprovechar el “voto fijo” que esta organización tiene, que es un voto ideológico y que no va a variar por muchas barrabasadas que hagan, con lo que esa opción de izquierdas unitaria vería aumentar sus opciones en 2011.

La segunda posibilidad podría ser beneficiosa en el largo plazo: si IU no se une a este movimiento, la consolidación de este instrumento político se constituiría en una herramienta útil para disputar determinados espacios de poder en 2011 a través de los cuáles generar políticas progresistas para Leganés.

Evidentemente, esta segunda opción tendría el efecto negativo de dividir el voto de izquierda en 2011, restando posibilidades de forjar esa mayoría en el plano institucional. Considero que es un riesgo que hay que asumir para poder construir alternativas válidas para el futuro.

Antonio Montoro

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario