<span class="entry-title-primary">Trastornos de la conducta alimentaria</span> <span class="entry-subtitle">Servicio Salud Pública Área 9</span>

Trastornos de la conducta alimentaria Servicio Salud Pública Área 9

6 abril, 2018

TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA: ANOREXIA Y BULIMIA NERVIOSA
¿Qué son la anorexia y la bulimia?

Ambas son Trastornos del Comportamiento Alimentario, un conjunto de trastornos relacionados con la autopercepción y la distorsión de la imagen corporal que se expresan en forma de conductas alimentarias alteradas.

Las personas con anorexia o bulimia comparten una preocupación excesiva por no engordar, aún cuando su peso sea normal o esté muy por debajo de lo saludable. La comida se convierte en el eje de sus preocupaciones y desatienden progresivamente otros aspectos de sus vidas.

El problema no es la alimentación, sino el modo en que la persona se valora y se percibe a sí misma.

¿En qué se diferencian?

Las personas con Anorexia Nerviosa tienen un miedo exagerado a engordar y por su distorsión de la imagen corporal, se ven y sienten gordas cuando no lo están. Esto les lleva a:

• comer cada vez menos.
• realizar ejercicio físico intenso, con la única idea de adelgazar.
• vomitar y/o utilizar diuréticos o laxantes en ocasiones.

Las personas con Bulimia Nerviosa, además de tener miedo a aumentar de peso, tienen un sentimiento de pérdida de control con la comida. Esta situación les lleva a:
• comer grandes cantidades de comida en poco tiempo (atracones compulsivos).
• contrarrestar los atracones provocándose vómitos y usando laxantes.

Estos comportamientos provocan vergüenza y sentimiento de culpabilidad por lo que se realizan normalmente a escondidas.

Síntomas comunes que pueden aparecer en estos trastornos son:

• Pérdida de peso del 15% o más por debajo del peso esperado
• Uso inadecuado de laxantes, enemas o diuréticos en un esfuerzo por perder peso
• Restricción en el consumo de alimentos y a menudo a escondidas
• Ausencia de la menstruación
• Atrofia muscular del esqueleto
• Pérdida de tejido graso
• Presión sanguínea baja
• Caries dentales que se pueden presentar con el vómito autoinducido
• Piel amarillenta o manchada
• Depresión que puede estar presente además del trastorno alimentario

La mayoría de las personas con anorexia o bulimia se niegan a reconocer que tienen un trastorno de alimentación

Signos de alerta

• Actitudes de aislamiento, de soledad o melancolía: círculo de amistades cada vez más estrecho, aumento obsesivo de las horas de estudio y otras actividades “útiles”.
• Cambios en los hábitos en relación con la comida: no coincidir con la familia, obsesión por la composición calórica de los alimentos.
• Aumento exagerado de la práctica de ejercicio físico.
• Insatisfacción con su aspecto físico, sobre todo en relación al peso (se ven “gordos” pesen lo que pesen).

La existencia de algún tipo de trastorno alimentario no implica necesariamente que se vaya a desarrollar una enfermedad, pero debe alertarnos sobre su posibilidad.

¿Qué podemos hacer si sospechamos la existencia de un trastorno del comportamiento alimentario?

Lo más importante es no encerrarse en uno mismo y buscar ayuda en la familia o personas de confianza.

Es conveniente acudir al médico que valore la necesidad de un tratamiento específico. Las asociaciones y grupos de ayuda mutua pueden ayudar a comprender y encauzar este problema, tanto a la persona que lo padece como a su familia.

Si crees que alguien cercano puede estar sufriendo una trastorno de este tipo, no dudes en hablar con él o ella y darle apoyo y confianza para que pueda buscar ayuda profesional.

La anorexia y la bulimia tienen tratamiento
El desafío mayor en el tratamiento de la anorexia y la bulimia es hacer que el paciente reconozca que su conducta alimentaria es en sí un problema y no una solución a otros problemas.

Los cuidados de salud por parte de médicos, una terapia de comportamiento estructurada, la psicoterapia y la terapia con fármacos son algunos de los métodos que se utilizan como tratamiento. El tratamiento se adapta a las necesidades clínicas, médicas y psicológicas del paciente y varía a lo largo del proceso de la enfermedad.

Más información:
http://www.madrid.org/cs/Satellite?cid=1142443751897&language=es&pagename=PortalSalud%2FPage%2FPTSA_pintarContenidoFinal&vest=1142342657410

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario