ULEG RECHAZA EL SAC EN EL AYUNTAMIENTO DE LEGANÉS ULEG

18 mayo, 2017

ULEG denuncia que a partir del próximo lunes, 22 de mayo, las personas que acudan a la Casa del Reloj a registrar documentos u otros trámites en el horario de tarde deberán pedir cita previa, una “imaginativa” solución para intentar enfrentarse al caos que desde hace unos meses reina en el Servicio de Atención al Ciudadano (información y registro) del Ayuntamiento de Leganés.

El SAC funcionaba perfectamente hasta finales del mes de octubre y ha sido el propio Ayuntamiento de Leganés quien ha generado la saturación actual de este servicio al cambiar el protocolo de actuación. Así, antes los documentos y solicitudes se daban de alta en el sistema informático y se sellaban manualmente, ahora el tiempo de cada trámite para el registro de documentos ha aumentado tanto que puede llegar a demorarse en más de cinco minutos, porque se escanea y se firma digitalmente documento a documento y se expide un certificado de lo registrado por el usuario. Los propios trabajadores se encuentran impotentes ante la situación, se ven desbordados ante tales circunstancias y ante la falta de recursos. “Y es que a todo esto hay que sumar además el precario sistema informático del Ayuntamiento de Leganés con equipos informáticos obsoletos que cuando no trabajan lento, se cuelgan y cuando no se cae el sistema. ¡Y aún así nos dan premios por ello!”, señalan desde ULEG.

La situación es tal que en estas últimas semanas, los retrasos diarios han provocado que la cola de espera se extendiera hasta el exterior de la Casa del Reloj. “Ha habido ocasiones en las se ha llegado a dejar de dar números para la atender de los ciudadanos debido por la espera existente”, afirma Carlos Amanzana, edil del partido local.

De la atención a la desatención. Ante el desbarajuste y retrasos en el servicio, la solución en ningún caso ha sido la de solucionar el problema, contratando por ejemplo más personal. Al contrario, se restringe más el servicio imponiendo que los ciudadanos ‘cojan’ cita previa. Según Aranzana: “Es una decisión contra natura, la desantención. Un registro general no puede tener cita previa y más en el caos de procedimientos urgentes. Los ciudadanos ya se amoldaban a un horario de mañana o de tarde. Sin duda esta es la peor solución puesto que restringe el servicio al ciudadano obligándole a amoldarse a la disponibilidad del servicio”. Los problemas se arrastran desde hace tiempo debido a que las bajas no se cubren, las jubilaciones se reponen y el nuevo sistema no se ha introducido poco a poco, sin “pruebas piloto” previas, sino que se ha hecho a las bravas, a última hora, mal, de forma improvisada y por imperativo legal (Ley 39/2015).

Por último, señalar que ante la ocurrencia e incomprensible solución del gobierno de Llorente (PSOE) de limitar el acceso a la atención ciudadana, los vecinos ya están buscando alternativas como trasladarse a la SAC móvil, duplicando así el número de usuarios.  No obstante, conociendo la simpatía del gobierno socialista por privatizar los servicios públicos, la solución podría haber sido aún peor. Desde Unión por Leganés-ULEG, se solicitará que el acceso a este servicio no esté limitado ni condicionado, pedirá estadísticas del servicio, el refuerzo y la simplificación de los procesos de cara a mejorar el servicio y las condiciones de los trabajadores.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario