<span class="entry-title-primary">ULEG denuncia un injustificado sobrecoste en el presupuesto del nuevo vestuario de La Cantera de cerca de medio millón de euros.</span> <span class="entry-subtitle">ULEG</span>

ULEG denuncia un injustificado sobrecoste en el presupuesto del nuevo vestuario de La Cantera de cerca de medio millón de euros. ULEG

27 abril, 2017

En lugar del propio ayuntamiento de Leganés será la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE),  quien saque a licitación por procedimiento “negociado” la construcción de unos nuevos vestuarios en el centro deportivo de “La Cantera” por casi un millón de euros.

En el pasado Consejo de Administración de la empresa pública del suelo de Leganés, (EMSULE) se llevó la aprobación de la licitación para la construcción de unos nuevos vestuarios en la ciudad deportiva “La Cantera”, por un procedimiento “negociado” y un precio de licitación de 987.000 €. Un escrito/informe de ULEG logró que de momento se quedara sobre la mesa el asunto, pero es inminente su aprobación por el Consejo de Administración gracias al acuerdo existente entre PPSOE y Tránsfugas.

Si se estudia a cuánto saldrá el metro cuadrado construido, uno se lleva la enorme sorpresa de que es muy similar al precio de compra por metro cuadrado de una vivienda de protección oficial, cuando en este caso el terreno es del ayuntamiento por lo que no hay que comprarlo.  La Dirección General de Vivienda y Rehabilitación y el propio Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid toma como referencia el coste de ejecución material por metro cuadrado construido de entre 504 a 564 €/m2 incluyendo el beneficio empresarial, lo que arrojaría un coste para la instalación deportiva de poco más de 500.000 €, en lugar de los 987.000 € previstos. Una obra inflada a todas luces.

Lo llamativo es que sea la empresa pública del suelo quien se dedique a este menester sin ningún mandato del ayuntamiento y sin ninguna contrapartida. Y es que la excusa de que esta instalación no está recepcionada por el ayuntamiento y por eso es competencia de EMSULE es un reciente invento sin fundamento, puesto que el agua, la luz, conserjes, etc. lo paga el ayuntamiento. Incluso, el restaurante que, hasta hace 5 años, tenía la instalación lo sacó a concurso el propio ayuntamiento. Este cúmulo de irregularidades ha motivado a que ULEG haya solicitado formalmente la comparecencia de la Interventora en la próxima Comisión Plenaria de Régimen Jurídico y Hacienda

Por otro lado, el procedimiento elegido para sacar a concurso este proyecto ha sido el de “negociado” (por escasos 12.000 euros escapa de ser un procedimiento abierto), cuando realmente no se dice qué aspectos se van a negociar. Además, se ha montado un mecanismo para que las empresas que se presenten no puedan presentar ofertas económicas ventajosas puesto que aquellas que lo hagan por debajo del 2,5% de la media, se consideran en baja desproporcionada y quedan “eliminadas” de facto al recibir 0 puntos. Es más, aquellas empresas que presenten una oferta con un descuento de tan solo el 5% recibirán 54 puntos, de un total de 60. Sin duda, esto lo que hace es limitar la competencia y asegurar pingüe beneficio a la empresa beneficiaria en detrimento de los intereses generales. A juicio del partido independiente, el pliego no parece ajustarse en este aspecto a la ley de contratos de la administración.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario