Acerca del Reglamento para la Concesión de Honores y Distinciones de la Villa de Leganés

5 enero, 2017

Las modificaciones al Reglamento de Honores y Distinciones crearán un ejército de ciudadanos con título en pergamino artístico, diplomas, medallas, insignias y corbatas de color azul para las entidades corporativas, que desacreditarán tales concesiones


Las modificaciones al Reglamento de Honores y Distinciones crearán un ejército de ciudadanos con título en pergamino artístico, diplomas, medallas, insignias y corbatas de color azul para las entidades corporativas, que desacreditarán tales concesiones

• La izquierda vota a la derecha y viceversa. En el terreno de los honores y distinciones no hay discrepancias aunque todos los partidos políticos tengan que transigir en sus postulados político-ideológicos
• El mantenimiento del artículo 28 del Reglamento de Honores y Distinciones consagra el disfrute de honores y distinciones a destacados franquistas locales y militares golpistas
• Habrá inflación de títulos de hijos predilectos e hijos adoptivos. De un máximo de 5 cada uno, hasta el infinito y más allá
• Las medallas de oro pasan de 10 a 20. Las de plata de 15 a 50 y se limita las de bronce que pueden llegar hasta 100

La modificación del articulado del vigente Reglamento para la Concesión de Honores y Distinciones de la Villa de Leganés de septiembre de 1999, que quiere llevar a cabo el gobierno PPSOEIU-CM, es un retroceso normativo de calado que tiene la mano directa del PP en su pacto con el PSOE-IUCM en esta legislatura. No hay nada más que leer sus modificaciones para ver en ellas la posición ideológica de la derecha extrema de Leganés, representada por el PP, con el visto bueno del PSOE e IUCM.

De ponerse en práctica las modificaciones planteadas por PPSOE-IUCM se desdibujará la concesión de los honores y distinciones municipales a aquellas personas merecedoras de dicho reconocimiento y darles público agradecimiento por acciones o servicios extraordinarios prestados a la ciudad. Todo ello como consecuencia del reparto partidista que llevarán a cabo los grupos municipales presentes en el Consistorio, del mercadeo político afectivo, con el objetivo de que cada grupo municipal proponga a un candidato que comulgue con sus ideales políticos, religiosos o por cualquier otra razón para iniciar un expediente que sirva para determinar los méritos y circunstancias que aconsejen dicha concesión honorífica o distinción.