Sigue el terror

4 enero, 2017

Tiempo atrás, escribía una carta a partir de los hechos acaecidos en Francia y otros lugares de todo el mundo, denunciaba el terror y todas las guerras habidas a lo largo de la historia…,


Sigue el terror.

Tiempo atrás, escribía una carta a partir de los hechos acaecidos en Francia y otros lugares de todo el mundo, denunciaba el terror y todas las guerras habidas a lo largo de la historia, y creía, que dichas guerras se habían generado por motivaciones políticas, afán de poder personal, cuestiones étnicas o económicas entre otras motivaciones, y los que las iniciaban y programaba eran las elites de las sociedades, que en muchas dichas guerras, se había utilizado el hecho religioso por demás, que Dios, Cristo, Ala, Mahoma, Jehová u otros dioses, servían de estimulo y motivación para los que acometían las mismas, y que en ellas habían muerto millones de personas, más inocentes, (personas mayores, niños/as) que guerreros enfrentados. Al día de hoy, en el siglo XXI, este hecho sigue, las guerras siguen, los hechos terroristas que también son parte de esas guerras también, el mundo entero está en guardia, no existe un miedo social, pero si preocupación en la gente ante los hechos que se conocen en muchas partes del mundo, en los que hay muertos, de hecho las fuerzas y cuerpos de seguridad de la mayoría de las naciones más importantes del mundo están en estado de alerta.

Por los líderes políticos y fuerzas de la seguridad, se buscan soluciones, pero por lo que se ve y se oye, hay pocas, porque la guerra y los atentados terroristas siguen, siguen las guerras no declaradas. Tiempo atrás y aun hay grupos que lo hacen, (Que por sus distintos motivos, llevaban o aun llevan a cabo su guerra con actos terroristas, como los Tupamaros, el Ira, la Eta, y otros más), pero sus elementos procuraban no suicidarse, salvar su vida y seleccionar sus objetivos, en la actualidad la mayoría de los que hoy llevan a cabo actos terroristas, insuflados por su FE, lo hacen suicidándose, son discípulos de ALA, y lo hacen al grito de ALA es grande, alguien les ha dicho que con su suicidio, matando a infieles tendrán el premio del PARAISO. (Los infieles son aquellos que no creen como ellos), hay noticias escalofriantes, un padre convence a sus hijas (niñas de 10, 11, años) para que se suiciden matando infieles, de hecho se están utilizando menores suicidándose, cargándose mucha gente, les atan explosivos al cuerpo y en ciertos sitios los hacen explotar y cumplida su misión y su muerte, y en ciertas escuelas (Madrazas), en su enseñanza, fomentan en los niño/as y jóvenes cierto odio al infiel, en cuanto tienen cierta edad sirven para todo, inclusive, se ven ciertos reportajes de niños con 10-12 años haciendo de soldados, y si alguno se resiste les amenazan con matar a sus familias.

En mi carta anterior, yo decía que teniendo que tener a las fuerzas y cuerpos de seguridad del los Estados alerta, posiblemente seguiría habiendo problemas, un terrorista que está entre nosotros, nacidos en nuestros países, vestidos como cualquiera, y sin miedo a morir esperando su recompensa del PARAISO, es muy difícil localizarlo o pararlo, en este tema se tenía que implicar el mundo musulmán, porque son los que más los están sufriendo, son los que más están muriendo, y muchos que viven en los países occidentales, están siendo juzgados o mirados con desconfianza por los vecinos, porque como son musulmanes lo que llevan a cabo esto actos terroristas, cualquier musulmán es sospechoso de ello. Los países poderosos musulmanes, y sobre todo los Ayatolas más influyentes del mundo, si hicieran un manifiesto, condenando a los hechos, condenando a los Ayatolas que predican el terrorismo, y diciéndoles a todos los musulmanes que suicidándose y matando con tal acto a muchas personas inocentes no se va al PARAISO que se ganaría el infierno, quizá se consiguiera algo, desde los gobiernos de países occidentales habría que exigírselo. Leganés Enero 2017. UVE