Los intereses de la gente de Leganés y la ciudad, lo primero

20 diciembre, 2016

La noticia estrella de la semana pasada hablaba de la parcela municipal O.17 D-5, única parcela de suelo público de uso deportivo para el barrio de Leganés Norte, de más de 20.000 habitantes. Un barrio en el que, tras 20 años, quedan por terminar infraestructuras y dotaciones públicas, como la Biblioteca Central o el Centro Cívico-Cultural. De hecho, su única instalación deportiva es la Plaza de los Juegos.


Cuando la gente del barrio observa que de repente había máquinas de obra trabajando en la parcela, pregunta en el Ayuntamiento, pero nadie les da respuesta. Fue la prensa la que anunció que las obras eran para el CD Leganés. Salió el equipo de gobierno del PSOE explicando que el C.D. Leganés necesita unos campos de entrenamiento, que llevaría al Pleno dos días después la propuesta de cesión de esa parcela. Justificó que no hacía falta licencia y que “todo estaba correcto”.
No parece “muy correcto” que una Sociedad Anónima se ponga a hacer obras en suelo público sin que ningún órgano competente haya acordado la cesión esa parcela, además de otros trámites que sí habrían sido necesarios. Entendemos que una entidad privada tenga mucha prisa, pero esto no justifica la actuación del gobierno local, que resulta opaca e irregular.

La parcela O.17 D-5, única dotación para uso deportivo de Leganés Norte, tiene 31.904 m2 que el equipo de gobierno y buena parte de los grupos de la oposición se plantean ceder en su totalidad al C.D. Leganés, lo que supondría dejar al barrio de Leganés Norte sin un solo metro para instalaciones deportivas que puedan disfrutar sus habitantes. Se va a utilizar íntegramente para instalaciones de uso en exclusiva para el primer equipo del Club.

Pretenden una cesión de la parcela pública. Dirán que la ciudad “recupera” las instalaciones del antiguo polideportivo Butarque, y que cuando se termine la cesión, las instalaciones en Leganés Norte, que costeará la Sociedad Anónima Deportiva, “revertirán en la ciudad”. Ya están vendiendo las “bondades del proyecto” por doquier. Ocultan:

 Que el antiguo polideportivo Butarque está en condiciones lamentables, incluso peligrosas. Parece que nuestras vecinas y vecinos no son de primera y sí pueden practicar deporte en condiciones indignas.

 Que la Sociedad Anónima Deportiva tiene planes para esos terrenos. Ya ha presentado un proyecto y presupuesto a la Comunidad de Madrid, pidiendo una subvención de dinero público para construir la nueva Ciudad Deportiva Butarque. ¿Pedirán también al Ayuntamiento? ¿Caerá algo del PRISMA?

 Que la cesión se va a prorrogar indefinidamente. ¿Quién desde el Ayuntamiento va a querer pagar el coste político después de desahuciar al Lega? Incluso si esto ocurriera, ¿alguien asegura que el accionariado del Club no pedirá una indemnización por la inversión? Y además habría que hacer obras, ya que
no están pensadas como instalaciones deportivas de uso público (cientos de metros de zonas de descanso, cocina, vestuarios de lujo…).

 El C.D. Leganés pretende quedarse con los terrenos del Polideportivo Butaque y con la parcela de Leganés-Norte.

 Que hay una parcela justo en frente, cruzando la carretera, de suelo municipal cedido a la Comunidad de Madrid para sistemas supramunicipales, de 500.000 m2 de uso para sistemas de equipamiento. La Comunidad podría ceder estos 32.000 m2 que necesita el Club y no dejaríamos a Leganés Norte condenado a no poder tener instalaciones deportivas para sus habitantes.

Nos preguntamos ¿Por qué tanta prisa? ¿Por qué los responsables municipales ponen los intereses del Club por delante de los de la población y la ciudad? ¿Será porque tras más de años y medio de legislatura el balance de su gestión es bastante negativo, y sólo pueden presumir de que el Lega está en 1ª división, como si fuese mérito suyo? ¿Alguien tiene intereses urbanísticos y/o lucrativos?

Es una nueva privatización de nuestro suelo público, por muy bonita que se pinte. Protestábamos cuando el anterior gobierno del PP intentó ceder parcelas públicas para negocios privados y también nos tendrán en contra ahora. Porque para Podemos Leganés, por mucho que nos alegre que nuestro equipo esté en la máxima categoría, y que comprendemos que necesitan unas instalaciones en condiciones para entrenar, la gente de Leganés es lo primero. Por eso nos opusimos a la subvención de 2,5 millones de dinero de todas y todos los leganenses a la S.A. Deportiva, cuando hay tantas necesidades sociales que cubrir y tenemos las instalaciones públicas tan deterioradas.

Planteamos una alternativa: que la Corporación y el Club hagan piña para que la Comunidad de Madrid ceda terrenos en la parcela que hay al otro lado de la carretera para sistemas de equipamiento, y que pongan el mismo esfuerzo en conseguir que la Comunidad invierta de verdad en nuestro municipio. Hasta ahora sólo somos paganinis. Consigamos entre todas y todos dotar a Leganés Norte, y al resto de Leganés, de las instalaciones que merece.
19 de diciembre de 2016