Presiones e imposición de asignaturas en un instituto público de Leganés

13 octubre, 2016

La dirección del IES Gabriel García Márquez ha tratado de obligar al alumnado a renunciar a ciertas materias y a matricularse de manera unilateral en otras, como por ejemplo en Religión. Así lo denuncia CCOO, que sostiene que se están vulnerando los derechos de los estudiantes y profesores.


La dirección del Instituto de Educación Secundaria Gabriel García Márquez de Leganés no ha respetado el derecho de elección de asignaturas optativas de los alumnos y ha ejercido presiones sobre el equipo docente para modificar el reparto de grupos y tareas. Ha tratado de obligar al alumnado a renunciar a ciertas materias y a matricularse de manera unilateral en otras, como en el caso de Religión. Así lo ha denunciado Comisiones Obreras a través de un escrito dirigido a la Dirección de Área Territorial Sur (DAT Sur), entidad dependiente de la Consejería de Educación. El sindicato cree que la situación es “preocupante” y exige al director del organismo, Manuel Bautista, que garantice los derechos laborales del profesorado y respete los derechos educativos de los estudiantes.

“Al sindicato le consta que la dirección del centro está actuando de forma incomprensible respecto al derecho a la educación del alumnado y las condiciones de trabajo del profesorado”, sostiene la organización sindical. Aunque no ha obtenido respuesta. “Con el director del Área Territorial de la zona sur tenemos un problema y es que no nos recibe. Hace meses, desde antes de vacaciones, que le pedimos reuniones, pero no nos recibe ni contesta a nuestros escritos”, afirma Isabel Galvín, secretaria general de Educación de CCOO en Madrid.

CCOO explica que la dirección del instituto público se ha negado a respetar la elección de asignaturas optativas, en concreto la de Tecnología Industrial de 1º de Bachillerato. Es más, los alumnos que optaron por esta materia recibieron un aviso por parte de la dirección el pasado mes de junio para que eligieran otra asignatura. Por otro lado, también ha matriculado en Francés de 1º de Bachillerato a estudiantes que no cursaron esta asignatura en la ESO. La dirección incluso ha matriculado “unilateralmente” en Religión de 1º de Bachillerato a alumnos que no habían optado por esta materia. “Ha matriculado unilateralmente en Religión de 1º de Bachillerato a alumnos que en ningún momento habían expresado su deseo de inscribirse en dicha optativa”, dice el sindicato.

“Ante la presión de la comunidad educativa, el día 5 de octubre se abrió el grupo de Tecnología Industrial, aunque con un aumento de carga horaria que tiene que asumir el jefe de departamento al no haberse contemplado anteriormente estas peticiones en el cómputo de profesorado necesitado por el centro”, añade CCOO. Aunque las denuncias de la comunidad educativa han logrado la apertura del grupo de Tecnología Industrial, otros grupos se encuentran completamente saturados y sin medios para sacar la materia adelante. “Continúan sin ser desdoblados grupos de TICO (Tecnología de la Información y la Comunicación e Imagen y Sonido de 2º de Bachillerato que se encuentran con 36 solicitudes, pero sin medios humanos y materiales como ordenadores para llevarlas a cabo. Sorprendentemente sí que se ha desdoblado un grupo de alumnos de Religión”, advierte la organización.

Además, el sindicato insiste en que la dirección del centro ha ejercido presiones sobre los docentes con el objetivo de modificar acuerdos relativos al reparto de grupos. “Por lo que respecta al profesorado, CCOO ha tenido conocimiento de presiones ejercidas desde la dirección hacia los departamentos pedagógicos con el fin de cambiar acuerdos de departamento relativos al reparto de grupos y tareas. Esta situación ha provocado gran malestar entre el colectivo docente del IES”, explica la organización que reclama a Bautista el cumplimiento de los derechos laborales y educativos de alumnos y profesores. “Que tome cartas en el asunto para proteger los derechos laborales y educativos de profesores y alumnos del IES Gabriel García Márquez de Leganés. Es también responsabilidad de este director de que dé instrucciones claras a la dirección del centro en cuanto a la aplicación de la normativa vigente para que se corrijan las irregularidades que se han producido”, dice CCOO. De hecho, el pasado 6 de septiembre los alumnos y sus familias convocaron una concentración en el centro para reclamar sus derechos que consideran vulnerados.

Este diario ha intentado ponerse en contacto con la dirección del centro IES Gabriel García Márquez y con la DAT Sur para conocer su versión, pero no ha habido respuesta.
SPONSOR

No es la primera vez que tanto la DAT Sur como el instituto público Gabriel García Márquez de Leganés están en el punto de mira. El pasado mes de julio se produjo una concentración frente a la sede de la DAT Sur con el fin de denunciar los nombramientos de equipos directivos en varios centros educativos de la zona sur de Madrid entre los que se encuentra el IES Gabriel García Márquez.