El alcalde de Leganés, la Concejala de Sanidad y su socio de gobierno Miguel Ángel Recuenco del PP, Siguen valorando la salud como un negocio sin contar los riesgos que conlleva

4 octubre, 2016

Ayer se presentó en el Centro de Atención Primaria “Marie Curie” de la Fortuna el nuevo servicio de urgencias, inaugurado cual pantano de épocas pretéritas.


Ayer se presentó en el Centro de Atención Primaria “Marie Curie” de la Fortuna el nuevo servicio de urgencias que el alcalde de Leganés Santiago Llorente, Angelines Micó, concejala de Sanidad y su socio de gobierno Miguel Ángel Recuenco pretendían inaugurar cual pantano de épocas pretéritas.

Al acto asistieron Manuel Molina, Viceconsejero de Asistencia Sanitaria de Madrid y Pablo Busca, Director Gerente del Summa.

La presencia de la Plataforma Vecinal “La Fortuna” y la de la concejala de Leganemos Mercedes Condés sirvieron para que los vecinos y vecinas de La Fortuna conocieran realmente cómo era el servicio que se iba a instalar y su verdadera dimensión.

Por un lado la UAD (Unidad de Asistencia Domiciliaria) no es más que un vehículo dotado de un Técnico-conductor y un médico (no de enfermera) que atenderá avisos a domicilio como han venido haciendo hasta ahora los médicos de familia toda la vida. Cubrirá el horario de noche de lunes a jueves de 20.30 a 8.30 de la mañana. El vehículo está dotado de maletín medicalizado pero no podrá trasladar a los enfermos al hospital (no dispone de camilla). Esto fue explicado por el Viceconsejero de Sanidad, Manuel Molina a requerimiento de la Plataforma Vecinal y previamente de la concejala.

La UAD, asimismo, dará cobertura no sólo al barrio de La Fortuna, sino a todo Leganés y a cualquier otro municipio próximo que a través del 112 requiera de la asistencia. No existe preferencia para los vecinos de La Fortuna, sólo se ha conseguido que la dotación esté en el barrio. Este punto, importante, fue aclarado gracias a nuestra presencia en el acto.

El propio Viceconsejero, médico de profesión, aclaró que este servicio es para urgencias diferidas, y recomendó que siempre que fuera posible se acudiera al SUAP (Servicio de Urgencias de Atención Primaria) más cercano, es decir, a Pedroches. Los vecinos y vecinas de La Fortuna tenían un SUAP en su mismo barrio los siete días de la semana hasta que la Consejería lo cerró de lunes a jueves, por criterios económicos, en la mayor época de recortes y privatizaciones que la Sanidad madrileña haya vivido.

Otra cuestión, que fue negada por el Viceconsejero de Sanidad, es la promesa que parece fue hecha por el Sr. Sánchez Marcos (Consejero de Sanidad): que si el servicio no es del agrado de vecinos y vecinas de La Fortuna después de un tiempo de prueba, se reabrirían las urgencias de noche presenciales en el SUAP (Servicio de Urgencias de Atención Primaria) tal y como estaban hasta noviembre del 2012.
El Viceconsejero de Sanidad negó que se vuelvan a reabrir. A la pregunta de los vecinos y vecinas, de por qué no se reinstauraba el servicio de lunes a domingo, el Viceconsejero contestó, como es costumbre en los gobiernos del PP, que era por motivos técnicos, pero no asistenciales sino económicos y retó a algún vecino a que con los presupuestos de la Comunidad de Madrid él fuera capaz de dotar al centro. Estamos seguros de que si los presupuestos fueran participados por los ciudadanos y ciudadanas, los recortes en los servicios esenciales no se habrían producido. Recordemos que el pago de la deuda bancaria prevalece gracias al “Pacto de Estabilidad Presupuestaria” del PP y PSOE que reformaron el artículo 135 de la Constitución sin referéndum previo.

Se sigue apreciando que el servicio es “deficitario” por el bajo número de asistencias realizadas. Siguen valorando la salud como un negocio sin contar los riesgos que conlleva.

Nuestra presencia sirvió también para que el Viceconsejero escuchara a través de nuestra concejala los problemas sanitarios de Leganés: listas de espera quirúrgicas cada vez más abultadas, demoras en las consultas de los especialistas de más de un año, la necesidad de un Hospital de media y corta estancia que ya fue aprobado en el pleno del Ayuntamiento de Leganés el pasado mes de marzo. Y volvió a percibir a Leganés liderando la defensa de una sanidad 100% pública y de calidad.
Nuestra presencia en los actos de servicios esenciales como son educación, sanidad, en los movimientos vecinales, en las reivindicaciones laborales, deben servir no para salir en la foto sino para poder explicar a los vecinos y vecinas de Leganés que hay otra forma de gestionar. Y sobre todo para que las inauguraciones no sean un espacio de lucimiento sino de concienciación y crítica al sistema que pretenden imponernos.