“CCOO celebra la marcha atrás en la imposición del equipo directivo del Colegio Francisco de Quevedo (Getafe)”

3 septiembre, 2016

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha rectificado nuevamente su decisión de imponer un equipo directivo en el Colegio Público Francisco de Quevedo, al igual que ya lo hiciera a comienzos del mes de julio, en el Colegio Miguel Hernández y el Instituto Satafi de Getafe, y el Colegio Montelindo de Bustarviejo.


Las luchas continuadas de las comunidades educativas, junto con sindicatos, Plataformas en Defensa de la Escuela Pública, grupos políticos municipales etc. a lo largo de todo el mes de julio han tenido como consecuencia que la consejería dé marcha atrás en los nombramientos de directores en casos excepcionales y se tengan en cuenta las propuestas realizadas por los propios centros conocedores de su realidad social y educativa, de sus necesidades, con propuestas de organización y funcionamiento en base a su proyecto educativo consensuado con toda la comunidad educativa.

CCOO quiere hacer valer la importancia de la lucha que las comunidades educativas afectadas han iniciado para conseguir que la democracia vuelva a sus centros, organizándose mediante asambleas, recogiendo firmas, difundiendo su problema en las redes sociales, solicitando ser atendidos por los responsables de la administración educativa para reivindicar el derecho a elegir a su equipo directivo, conocedor de su realidad, implicado en el centro y con propuestas de un proyecto educativo madurado y consensuado con la comunidad
educativa.

El sindicato ha apoyado desde el inicio estas luchas participando en las asambleas, realizando escritos de denuncia, notas de prensa, convocando a los medios de comunicación, y llevando a cabo junto con otras
organizaciones distintas concentraciones y manifestaciones, ante la Dirección de Área Territorial Sur para dar a conocer a la ciudadanía el problema que
la Consejería de Educación estaba creando en los centros públicos
con los nombramientos a dedo de directores y para exigir la reposición de los equipos directivos propuestos por los centros.

Si se quiere que un centro público funcione de forma democráti
ca, que sea un lugar de convivencia y aprendizaje para todos los niños, donde se vivan y experimenten los valores sociales que propugna la
Constitución española, la Administración educativa no puede tomar decisiones que vayan contra estos principios, al margen de las personas afectadas, sin consultar con ellas. No se puede gestionar un centro al margen de la comunidad educativa.

CCOO reivindica una Escuela Pública de todos y para todos, la única que garantiza una educación de calidad independientemente del origen, clase social, o cultura a la que se pertenezca, una escuela que trabaje por la cohesión social, que atienda a la diversidad del alumnado con recursos y programas, una escuela innovadora
con proyectos democráticos e ilusionantes para todos sus miembros (familias, alumnado, profesorado) y para ello se necesitan equipos directivos implicados en esa tarea, no paracaidistas, ni salvadores de centros, para construir comunidad educativa y equipos que ayuden a avanzar en esa dirección.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario