El PP de Leganés denunciará ante la justicia el acoso, vilipendio y amenazas de ULEG

4 junio, 2014

El Partido Popular de Leganés, a través de sus concejales, el personal eventual y la organización, ha decidido presentar una querella contra ULEG en busca de amparo ante su constante persecución con amenazas así como por las diversas injurias y calumnias vertidas desde la formación que preside Carlos José Delgado Pulido y que podrían constituir diversos delitos tipificados en nuestro Código Penal.


• Presentarán una acción judicial conjunta ante las amenazas, injurias y calumnias vertidas desde la formación de extrema izquierda y que podrían constituir diversos delitos tipificados en nuestro Código Penal.

• En su última nota de prensa ULEG rebasa todas las líneas rojas del decoro, la honestidad y el sentido común, acusando al alcalde de Leganés de “corrupto, explotador , dictador, infantil, totalitario, nazi, estalinista, paranoico y acomplejado”, entre otros calificativos graves.

• Hace un mes, los cuatro concejales de ULEG participaron en una manifestación que derivó en un escrache frente al domicilio del alcalde, en presencia de su familia, y en el que se profirieron todo tipo de insultos contra él.

• Además, Carlos Delgado ha señalado, de forma reiterada, al hijo, menor de edad, del alcalde llegando a revelar, públicamente, el centro educativo donde éste acude a diario.

• Jesús Gómez, alcalde de Leganés: “Durante tres años hemos sufrido con paciencia, en aras de la libertad de expresión, todo tipo de insultos y ataques personales que nada tienen que ver con la crítica política o con el legítimo control de nuestra gestión. Y los hemos sufrido en silencio porque creemos que nuestra principal labor es la de gobernar, sin enredarnos en dimes o diretes que nada interesan a los vecinos. Sin embargo, hemos de admitir que nos hemos equivocado, pues lo único que hemos conseguido es alimentar una espiral de injurias y descalificaciones, que parecen ser los únicos recursos de una formación que no conoce otros principios políticos que los de la demolición del gobierno de turno, sea el que sea, y la destrucción de la imagen pública de sus miembros; ni conoce otro principio ético que no sea la consecución de sus intereses político-mercantiles al precio que sea y caiga quien caiga”.

Leganés, 04 de junio de 2014

El Partido Popular de Leganés, a través de sus concejales, el personal eventual y la organización, ha decidido presentar una querella contra ULEG en busca de amparo ante su constante persecución con amenazas así como por las diversas injurias y calumnias vertidas desde la formación que preside Carlos José Delgado Pulido y que podrían constituir diversos delitos tipificados en nuestro Código Penal.

No es la primera vez que el Partido Popular denuncia este tipo de prácticas indeseables en democracia ya sea a través del Pleno, redes sociales o cualquier otro medio de difusión o comunicación por parte de la formación de extrema izquierda.

Sin embargo las últimas acciones de ULEG rebasan todas las líneas rojas del decoro, la honestidad y el sentido común.

Desde el Partido Popular entendemos que la crítica y la oposición política se enmarcan dentro del debate inherente a cualquier democracia. Sin embargo éstas deben fundamentarse sobre los pilares de la ética. Algo que la formación que preside Carlos José Delgado Pulido parece haber olvidado en su praxis diaria. Ejemplo de ello es su última nota de prensa que nos veremos obligados a poner en conocimiento de la justicia por la gravedad de los hechos expuestos.

En ella, aparte de lanzar acusaciones infundadas, se tilda al alcalde de Leganés, Jesús Gómez, de las siguientes literalidades: “corrupto, explotador infantil, totalitario, dictador, déspota, arbitrario, nazi, estalinista, acomplejado, incompetente, inepto, paranoico, enfermo de odio, violador sistemático de la Ley y los derechos fundamentales, tirano, prevaricador y malversador (sic)” entre otras acusaciones que, por respeto a la decencia, omitimos reproducir.

Desde el Partido Popular consideramos que dichas acusaciones se desacreditan por sí solas de cara a la opinión pública. Sin embargo, por respeto a las instituciones y para garantizar la normalidad en la vida política de Leganés, pondremos los hechos en conocimiento de la Justicia al encontrarnos ante la posible comisión de diversos delitos.

ACOSO FRENTE A LA CASA DEL ALCALDE

Esta no es la primera vez que el alcalde de Leganés, Jesús Gómez, sufre el acoso personal por parte de los concejales de ULEG. Hace apenas un mes, éstos participaron en una manifestación que derivó en un escrache frente al domicilio del regidor, en el que se vertieron todo tipo de insultos contra él, en presencia de su familia, y que la policía investiga tras una denuncia presentada en comisaría por el primer edil.

También durante un pleno, y a través de un medio de comunicación local, Carlos José Delgado Pulido ha señalado, de forma reiterada, al hijo, menor de edad, del alcalde de Leganés, llegando a revelar, incluso, el centro educativo donde éste acude a diario.

A todo ello se suman los lamentables episodios de injurias y descalificaciones a través de redes sociales indignos de cualquier representante público. Como ya ha denunciado el Partido Popular en varias ocasiones, Carlos José Delgado Pulido ha utilizado twitter para insultar gravemente al alcalde o mofarse de él, así como para criticar a todos aquellos periodistas que se hacen eco de todos sus excesos o que, simplemente, no reproducen sus directrices.

“DEBEMOS RECUPERAR LA NORMALIDAD POLÍTICA”

Sobre estos episodios el alcalde de Leganés, Jesús Gómez, ha admitido que “durante tres años hemos sufrido con paciencia, en aras de la libertad de expresión, todo tipo de insultos y ataques personales que nada tienen que ver con la crítica política o con el legítimo control de nuestra gestión. Y los hemos sufrido en silencio porque creemos que nuestra principal labor es la de gobernar, sin enredarnos en dimes o diretes que nada interesan a los vecinos. Sin embargo, hemos de admitir que nos hemos equivocado, pues lo único que hemos conseguido es alimentar una espiral de injurias y descalificaciones, que parecen ser los únicos recursos de una formación que no conoce otros principios políticos que los de la demolición del gobierno de turno, sea el que sea, y la destrucción de la imagen pública de sus miembros; ni conoce otro principio ético que no sea la consecución de sus intereses político-mercantiles al precio que sea y caiga quien caiga”..
En este sentido Gómez asegura no entender “el odio personal que Delgado destila hacia mi persona. Pero quizá pueda enmarcarse dentro de su nerviosismo al no haber alcanzado ninguno de sus objetivos marcados durante esta legislatura”. En este sentido el primer edil ha añadido que “él sabrá los acuerdos que ha suscrito por ahí, pero desde luego no es ni problema de este equipo de gobierno, ni del Ayuntamiento ni, mucho menos, de los vecinos de Leganés, a los que pretende hacer rehenes de sus pretensiones”.

Por todo ello Jesús Gómez vuelve, una vez más, a “tender la mano al resto de fuerzas políticas para condenar estas prácticas indeseables y a recuperar la normalidad en la vida política de Leganés, alterada por los que han antepuesto sus intereses a los de la ciudad”.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario