ULEG exigirá a la Comunidad de Madrid que deje de desmantelar los recursos y condiciones de los servicios sanitarios públicos de Leganés

21 abril, 2014

El próximo jueves 24 de abril, durante el pleno municipal, el partido vecinal defenderá una moción donde detallará cómo la administración regional ha deteriorado paulatinamente y de forma intencionada la sanidad pública de Leganés.
Se incidirá especialmente en el Hospital Severo Ochoa, conforme a las últimas informaciones aparecidas en prensa, en relación a la saturación del servicio de Urgencias y el aumento (+6,3% en 2013) de las derivaciones de pacientes hacia hospitales privados.


Unión por Leganés-ULEG, con cuatro concejales en el Ayuntamiento, ha registrado una iniciativa para el próximo pleno municipal (jueves 24 de abril) denunciando el desmantelamiento que en los últimos años ha sufrido la sanidad pública madrileña. Operación impulsada y amparada desde la consejería de Sanidad y la presidencia de la Comunidad de Madrid. En este sentido, desde la formación política vecinal se hará especial hincapié en la situación del municipio de Leganés, de sus actuales servicios sanitarios y sobre los centros sanitarios y asistenciales (Hospital Severo Ochoa, Instituto Psiquiátrico José Germain, centros de salud,…), para los que se demandará un aumento significativo de sus recursos (técnicos, económicos, humanos, infraestructuras…) para mejorar sus condiciones actuales y garantizar una sanidad pública universal y de calidad.

Por su interés reproducimos íntegramente la moción:

Moción del G.M. Unión por Leganés-ULEG para instar al gobierno y consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid a que mejore las actuales condiciones y servicios sanitarios públicos de los centros sanitarios y asistenciales de Leganés (Hospital Severo Ocho, Instituto Psiquiátrico José Germain, centros de salud…) y los dote de los recursos necesarios para garantizar una sanidad pública universal y de calidad.

La crisis económica española ha sido la excusa perfecta para que el Partido Popular desde el Gobierno de la Nación, desde las comunidades autónomas o desde los municipios como Leganés se esté desmantelando poco a poco el sistema sanitario público.

En la Comunidad de Madrid, administración competente en materia sanitaria de nuestra región, los distintos consejeros han dejado su impronta personal y han colaborado en el deterioro del modelo público sanitario madrileño. Sirvan tan sólo uno ejemplos para detallar lo que denunciamos: el despido de personal interino y las condiciones profesionales y laborales de los trabajadores de la sanidad, el intento de privatizar la gestión de seis hospitales paralizado por la justicia, la externalización de servicios como la extracción de sangre, el aumento de las derivaciones de pacientes a hospitales privados para intervenciones quirúrgicas, pruebas médicas o tratamientos con la excusa de la reducción de las listas de espera, el recorte o eliminación de pruebas médicas o de vacunas en el caso de los bebés, el aumento de tiempo de espera para la atención por parte de especialistas, el intento de privatizar 27 centros de salud, el colapso en el servicio de urgencias por falta de personal y de camas, el copago farmacéutico, y un largo etcétera.

Desde la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid es práctica habitual intentar ocultar datos o no incluirlos en sus memorias anuales. Igualmente, a diario nos encontramos con comunicados desmintiendo los datos y cifras que demuestran que existe un quebranto intencionado de la sanidad pública y que se favorece el sector sanitario privado solo por pulsiones ideológicas o ansias de negocio, no por legítimas razones de eficiencia o eficacia. Así, en 2013, el presupuesto para conciertos médicos era de 627 millones de euros, pero finalmente se gastaron 972 millones de euros.

Cada municipio madrileño tiene su propia problemática. Recordemos que en Leganés seguimos esperando la construcción de dos centros de salud, en Arroyo Culebro y en San Nicasio, hemos sufrido el cierre del servicio diario de urgencias nocturnas en el barrio de La Fortuna, o en el caso de nuestro hospital, el “Severo Ochoa”, no ha sido ajeno a la política regional sanitaria y ha habido numerosos despidos de personal médico interino, un aumento generalizado en el tiempo de espera para la atención en especialidades, el colapso en el servicio de Urgencias, la carencia de atención diaria de algunas especialidades, el incremento de las derivaciones a centros privados (un 6,5% en 2013) o la insuficiencia de camas.

Por lo anteriormente expuesto, desde el G.M. Unión por Leganés-ULEG presentamos esta moción con los siguientes acuerdos:

1. El pleno del Ayuntamiento de Leganés insta al Gobierno de la Comunidad de Madrid y a la consejería de Sanidad a que dote al servicio sanitario público madrileño de los recursos necesarios (técnicos, económicos, humanos, infraestructuras…) para garantizar una sanidad pública universal y de calidad.

2. En especial, solicitamos unas mejores condiciones para nuestro municipio y sus centros sanitarios y asistenciales, Hospital Severo Ochoa, Instituto Psiquiátrico José Germain, centros de salud, etc.:

  Contratando personal médico para reducir las listas de espera en atención primaria y especialidades para consultas, pruebas, tratamientos u operaciones quirúrgicas.

  Acabando con el colapso del servicio de Urgencias por falta de camas.

  Reduciendo el número de derivaciones a centros privados concertados.

  No recortando ni externalizando más servicios.

De la presente moción, se dará traslado a la presidencia del Gobierno y la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y los grupos políticos de la Asamblea. Igualmente, a las gerencias y a los agentes sociales del Hospital Severo Ochoa, del Instituto Psiquiátrico José Germain y de los centros de salud de Leganés y a los miembros del Consejo Sectorial de Salud y Consumo de Leganés.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario