El alcalde de Leganés veta de nuevo una iniciativa de ULEG sobre Emsule (Empresa del Suelo de Leganés)

25 febrero, 2014

Adjuntamos el contenido íntegro del último blog publicado por Carlos Delgado (http://www.uleg.blogspot.com.es/2014/02/el-alcalde-de-leganes-veta-iniciativa.html), portavoz y concejal de Unión por Leganés-ULEG en relación al nuevo veto sufrido por parte del alcalde de Leganés al vetar de nuevo y sacar del orden del día del pleno ordinario del próximo jueves 27 de febrero una Interpelación sobre los tejemanes de Emsule (Empresa Municipal del Suelo de Leganés):


El alcalde de Leganés veta iniciativa de ULEG sobre EMSULE. El detritus le salpica
El alcalde de Leganés tiene miedo. No sólo se esconde de sus vecinos, da la espalda a Leganés y a sus problemas o actúa como mamporrero de los intereses de las multinacionales y de los poderosos como Coca Cola. Es además cómplice, si no es el inductor o el coautor, de toda la suciedad y podredumbre que desprende EMSULE, la Empresa Municipal del Suelo de Leganés. Ningún otro motivo explica el que el alcalde, otra vez más como en todos los asuntos más turbios y corrompidos de ilegalidad (recuerden los pliegos ilegales de los mantenimientos de la vía pública y de zonas verdes y cómo negó comisiones de investigación al respecto para luego echar él mismo atrás esos pliegos por las denuncias al respecto de los habilitados nacionales), haya vuelto a vetar una iniciativa de ULEG para este próximo pleno y que tenía como objeto pedir explicaciones a la opacidad y al cúmulo de irregularidades que jalonan la gestión de esta empresa pública, propiedad en un 100% del ayuntamiento de Leganés, cuyos consejeros y “accionistas”, son los propios ediles de la Corporación.

Esta es la iniciativa que el “dictador” de Leganés ha censurado, porque dice este “Lázaro Carreter” vallecano que no es una interpelación (lo que supone debate y exposición del asunto en dos turnos que sumarían al menos 8 minutos), sino una pregunta (que se limitaría a formular la cuestión y a ser respondida por el gobierno sin oportunidad de réplica):

El grupo político ULEG, ante las acreditadas mentiras y encubrimientos del presidente de EMSULE y edil de Urbanismo, Miguel Ángel Recuenco, que no solo esconde los libros de contabilidad y las facturas de la empresa pública y que ha cerrado toda información a los administradores y concejales desde que se descubrió que se habían gastado más de 6.000 euros en comilonas en un solo restaurante en un solo año, sino que también engañó y ocultó a los consejeros de la empresa municipal del suelo que el Tribunal de la Contratación Pública de la CAM había tumbado por ilegales unos pliegos para una obra cercana a los 10 millones de euros o que somete a votación del pleno asuntos de Urbanismo en los que a última hora aparecen informes de los técnicos o se modifican los mismos y que cambian toda la perspectiva del asunto, interpela al alcalde de Leganés para que aclare y explique sus planes para depurar la responsabilidades políticas y jurídicas por estas actuaciones, si va abrir alguna investigación, adoptar alguna medida y si va a dotar al área de Urbanismo e Industrias y a la Empresa Municipal del Suelo de alguna brizna de transparencia.

Y ahí está el quid de la cuestión: la gestión de EMSULE es una auténtica desvergüenza. Las corruptelas anidan por doquier, desde comilonas a miles de euros, dietas de gasolina sin control, adjudicaciones a dedo, liquidaciones de obras con extraños “sobrecostes”, mantenimientos “inflados”, pliegos ilegales para obras millonarias, enchufismo y nepotismo laboral, componendas políticas antinatura, pagos de silencios o favores mediáticos… Algunos quieren mirar para otro lado, seguramente porque están en el ajo o comparten “pastel”. Luego hablan de transparencia, los muy cínicos. Pero desde ULEG queremos llegar hasta el final. El aire fresco tiene que entrar en las ventanas viciadas de esa empresa pública. Ese tipo de empresa que, como las Cajas de Ahorros, se convierten en el juguetito del gobernante de turno para sus veleidades de todo tipo. ULEG no es como los demás partidos, no quiere juguetitos ni instrumentos opacos destinados a fines aún más oscuros. No tenemos ningún interés en “controlar” la empresa (“el botín”) como algún corifeo mediático o político interesadamente han deslizado porque piensa el ladrón que todos son de su condición. Queremos que se gestione bien, legal, eficaz y horadamente, y si no se quiere hacer o no se puede, lo mejor será que desaparezca para no seguir soportando tanta mamandurria y corruptela. Antes o después, este “juego” se acabará. No lo duden. Mientras tanto, como quieren todos los que no tenemos nada que ocultar, luz y taquígrafos.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario