En defensa de la escuela pública de Leganés

16 febrero, 2014

El Ayuntamiento de Leganés, no sólo no se opone a las políticas educativas que, desde la Comunidad de Madrid, profundizan cada curso en un progresivo deterioro del sistema de educación pública, sino que las apoya y aplica escrupulosamente, recortando también muchos de los recursos municipales que deberían destinarse a: rebajar los costes de matriculación, mantener en buenas condiciones estructurales los centros, subvencionar económicamente libros, materiales, el comedor, proyectos educativos singulares, etc.

De esta manera, en unos años, nos encontramos con que en nuestro municipio:

.- Ha aumentado el número de alumnos y alumnas por aula, produciéndose situaciones de hacinamiento.

.- Disminuido el número de profesores y profesoras en los centros. Esto dificulta especialmente el atender a aquellos alumnos y alumnas que requieren una atención más individualizada, realizar apoyos y refuerzos, desdobles, implementar metodologías innovadoras, etc.

.- Las bajas se cubren a partir de los 15 días siguientes a producirse las mismas.

.- Las tasas de matriculación de las escuelas infantiles municipales han aumentado en torno al 175%, de manera que, hemos pasado de tener largas listas de espera a plazas vacantes, porque muchos padres no pueden afrontarlas.

.- El curso pasado en torno a 1500 alumnos y alumnas no obtuvieron plaza en formación profesional y, a pesar de ello, aún no se ha iniciado la construcción de un instituto público en el barrio de Arroyo Culebro que los vecinos y vecinas solicitan hace varios años.

.- Con la excusa de falta de matriculación, se han cerrado dos colegios de Educación infantil, Verbena y Valle Inclán, a pesar de su demostrada calidad pedagógica y oposición por parte de la ciudadanía, mientras se cede suelo público a un colegio concertado, Antanés, que inició el curso en barracones, con unos 11 alumnos en cada aula.

.- La etapa de 0 a 3 años ha pasado a depender de Asuntos Sociales y no de Educación, bajo un enfoque que la despoja de su importante carácter pedagógico, ya que comprende edades fundamentales para el desarrollo integral del niño y la niña.

En este contexto, a lo largo de estas semanas, nos hacemos eco de denuncias por parte de distintos centros, como la Escuela Infantil Jeromín, cuya asociación de padres y madres ve peligrar la seguridad de sus hijos e hijas, debido a que no se reparan las averías eléctricas, humedades, estado de las instalaciones, etc.

Y es que en estos años son muchas las obras de mejora que han sido paralizadas en las distintas etapas, invisibles a un Ayuntamiento que no percibe estos desperfectos, pero sí las pancartas de protesta que inmediatamente ordena quitar.

El gobierno municipal no sólo pone en evidencia una hoja de ruta que pretende hacer de nuestras escuelas un elemento del que obtener beneficios económicos, potenciando la privatización de la Educación Pública, como del resto de servicios sociales, sino que, además, con una prepotencia absoluta, descalifica y criminaliza al profesorado que se opone a sus políticas. Los tilda de “filo bolcheviques” y se refiere a la red de centros públicos como “rancho público”.

Desde Izquierda Anticapitalista entendemos la necesidad de oponerse frontalmente a una perspectiva mercantilista y utilitarista de la educación y defender políticas educativas que entiendan la escuela como una herramienta para la formación, no de ciudadanos individualistas y competitivos que se adapten a los requerimientos del mercado, sino libres, solidarios y capaces de transformar una realidad profundamente injusta, que condena a millones de personas a vivir preñados de sufrimiento.

DEFENDER LA ESCUELA PÚBLICA ES ASEGURAR UN FUTURO MÁS DIGNO

Izquierda Anticapitalista-Leganés

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario