Principios Comisión de Trabajadores en Paro y Precarios

16 febrero, 2014

Desde el estallido de la crisis, allá por el 2008, somos cada vez más personas las que engrosamos las lista de desocupadas/os. Hablamos de 6.000.000 de personas, dentro de las que 1.500.000 no perciben ningún tipo de prestación. En la Comunidad de Madrid ya somos 500.000 y en Leganés cerca de las 20.000.


Si ya en los centros de trabajo era difícil organizarnos, por una lado por esa ilusión creada, llamada estado del bienestar, alimentada por el propio sistema capitalista, que en su afán por obtener más y más beneficios, daban la sensación de que repartían su riqueza a una supuesta clase media mayoritaria, unos nuevos pequeños ricos, como si de repente desaparecieran los asalariados y la clase trabajadora, además los pocos trabajadores que quedábamos no debíamos de tener ningún problema, pues teniendo trabajo y préstamos, teníamos garantizado el consumo infinito. Por otra parte la labor realizada por los Sindicatos oficiales, no ha sido precisamente en defensa de los intereses de los trabajadores y de su organización, sino más bien como un continuo freno, mediando poco a poco a la baja los derechos de los trabajadores, firmando ERES, aceptando convenios a la baja, etc,… sin plantar una lucha seria ni continua para hacer frente a estas agresiones neoliberales. Confiando nuestras vidas en manos de burócratas profesionales políticos o sindicales, que no van arriesgar sus privilegios, no da la sensación de que vayamos a mejor suerte.

Todo esto nos demuestra que los problemas los tenemos que resolver por nosotros/as mismos/as, aunque nos hagan creer que no podemos participar en las decisiones económicas o políticas, pues se escapan a nuestros conocimientos, no tiene ninguna argumentación real, ya que el conocimiento y el trabajo productivo, lleva detrás de sí una acumulación de saberes, técnicas y experiencias que están en nuestras espaldas, en los de la clase obrera, la única que realiza un trabajo que produce riqueza social, que es la que ha llevado a las sociedades modernas al momento de progreso que nos encontramos, pensemos (quien construye, quien cultiva, quien limpia quien cuidada, quien programa,……), entonces que necesidad tenemos de empresas inversoras, bancas, organismos financieros, clase política, estados represivos,… es decir de todos los parásitos que viven de nuestro trabajo, que además no son más del 1% de la población.

Parece difícil encontrarnos en un punto donde poder hablar acerca de la problemática que vivimos y poner en práctica dos de nuestros puntos más fuertes: la solidaridad y el apoyo mutuo. Pero sin duda este camino es el único que garantiza que se reivindiquen y se aporten las soluciones que como clase trabajadora nos interesan de verdad, solo nosotros/as sabemos lo que nos conviene o no.
Es curioso como los adultos pedimos a nuestros hijos/as y jovenes, que maduren, que aprendan por sí solos a vivir, pero somos capaces de aplicarnos esos consejos a nosotros/as mismos/as, como clase trabajadora, ¿para cuando nuestra maduración?.

Con el fin de que no levantemos ni siquiera la voz, cada cierto meses y desde el inicio de esta crisis, que ya dura 5 largos años, nos vienen anunciando como loros que la salida de la crisis se verá en breve. En efecto, la economía se va recuperando, pero ¿para quién?

Evidentemente no para nosotras/os. En España, por ejemplo, desde mediados de 2012 hasta mediados de 2013, el número de millonarios ha crecido en cinco mil más para totalizar más de 400.000.

Desde la Asamblea del 15M de Leganés, hemos visto la necesidad, cada vez más imperativa, de organizarnos, en nuestros pueblos, en nuestros barrios. Cualquier pequeña miseria en forma de derechos que hemos arrancado ha sido siempre a través de la lucha. Jamás nos han regalado nada.

Por eso los/as Trabajadores/as en Paro y Precarias/os, nos vamos a organizar en esta asamblea para exigir a corto plazo medidas que nos saquen de esta miseria y a medio y largo plazo seguir construyendo redes de solidaridad, de trabajo y consumo cooperativo, que hagan posibles la transformación social.

Queremos basarnos en principios que consideramos imprescindibles como:

 Asamblearismo

 Anticapitalismo

 Antiautoritarismo

 Internacionalismo

 Solidaridad y apoyo mutuo

 Acción directa, sin delegacionismos.

Por tanto la asamblea de parados/as, precarios/as no intenta crear una clase nueva, ni desvincularse de la lucha más amplia de la clase trabajadora, ya que somos parte de ésta. Por el contrario, entendemos que la lucha contra el paro es continuación de la defensa contra la explotación en el puesto de trabajo, y viceversa, y por lo tanto proponemos la solidaridad activa entre trabajadores/as desempleados/as y ocupados/as contra la clase patronal. La actuación frente al paro tiene que empezar en el puesto de trabajo y la defensa contra los abusos capitalistas ha de implicar también a los/as desempleados/as.

Por ello, a fin de incidir en la problemática del desempleo de una manera coherente, contribuyendo a que se alcance la finalidad expresada anteriormente, la asamblea se coordinará con las organizaciones sociales y sindicales en iniciativas o acciones/actos que estén de acuerdo con nuestros principios, tácticas y finalidades.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario