Manifestación 8 de Febrero, a las 12 horas, de Glorieta de San Bernardo a Callao

7 febrero, 2014

Nos manifestamos en contra del Anteproyecto de “ ley Orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada”, de las ideologías ultra conservadoras que rechazan y condenan toda práctica sexual de las mujeres no dirigida a fines reproductivos.


Porque la denominada “Ley Gallardón”, es un ataque machista al derecho a decidir de las mujeres sobre su propio cuerpo y la libertad a elegir su proyecto de vida, ejerciendo el control sobre su sexualidad y capacidad de reproducción, negando el derecho a decidir libremente su maternidad mediante un ejercicio de violencia, la maternidad forzada.

Porque las mujeres embarazadas estarán obligadas a tener que ir a otros países europeos para ejercer su derecho al aborto, siempre que económicamente lo puedan hacer, o de lo contrario volver al aborto clandestino en España con el consiguiente peligro para la salud de las mujeres.

Porque el Anteproyecto de Ley Gallardón es un atentado contra la salud pública de las mujeres. Este atropello a los derechos humanos de las mujeres nos hace recordar los tiempos de la dictadura y la falta de libertad, pues la reforma de Gallardón nos expropia de nuestra capacidad de tomar nuestras propias decisiones y nos convierte en personas sin derechos al quedar embarazadas.

Por todo ello, frente al proyecto de Ley del aborto que promueve el Gobierno del PP exigimos:

La retirada del Anteproyecto de ley Orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada.

Que la interrupción voluntaria de embarazo (IVE) deje de ser tipificada como delito en el Código Penal para ser un derecho de todas las mujeres, en sintonía con la Organización Mundial de la Salud que aboga por el aborto seguro, y la ONU, que afirma que las leyes penales que sancionan y restringen el aborto
voluntario son barreras inaceptables para la realización del derecho de las mujeres a la salud, que deben ser eliminadas.

Que el aborto sea tratado como un asunto de salud pública y, sobretodo, un derecho de las mujeres, de modo que la IVE sea garantizada en el sistema público de salud de forma libre, segura, gratuita y de calidad, así como una estricta regulación del derecho a la objeción de conciencia que no interfiera en el acceso a dicho servicio público. Rechazamos así mismo, la doble discriminación que supondría, por razón de género y clase social, abocar a la clandestinidad a las mujeres que no tengan recursos económicos para abortar, con el consiguiente riesgo para su vida y su salud.

Que se garantice el acceso universal y por igual a la sanidad pública, el acceso a los a la reproducción asistida a todas las mujeres con independencia de su orientación sexual, estado civil o situación administrativa, a ello sumamos la inaceptable exclusión de migrantes en situación administrativa irregular, que las impide ser atendidas en ginecología.

Que este Estado democrático y aconfesional garantice los derechos fundamentales de las mujeres, garantice la pluralidad de intereses de todas las mujeres y su libertad de conciencia, el libre ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos, y en concreto el derecho a decidir libremente sobre su maternidad, lejos de un totalitarismo estatal o institucional.

Que se garantice y fomente una educación afectivo-sexual libre de estereotipos sexistas, frente al modelo impuesto en Educación por la ley Wert. Y Rechazamos la coacción a la libertad de expresión en matera de práctica del aborto que condena el Anteproyecto de Ley.

Plataforma de Mujeres en la Diversidad de la CM

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario