“El PSOE abandonó y persiguió a los Bomberos durante su Gobierno y ahora pretende utilizarlos como ariete de su estrategia política”

21 enero, 2014

Tras el último comunicado hecho público por el Partido Socialista de Leganés acerca de la gestión sobre el parque de Bomberos, la Concejal de Seguridad Ciudadana, Noemí Selas, quiere manifestar lo siguiente:


Primero.- Los ceses a los que alude el PSOE en su nota de Prensa son totalmente falsos. En realidad nos encontramos ante la ejecución de una sentencia judicial dictada el 21 de marzo de 2012 por el Juzgado número 23 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid que declaró nulo el procedimiento de promoción interna en Bomberos, de dos plazas de sargento, abierto durante la etapa de Gobierno socialista.

Segundo.- Dicha sentencia fue motivada tras la denuncia presentada por un Bombero-Conductor, entonces representante sindical, que, tras ser investigado por detectives privados contratados por el anterior Gobierno de Rafael Gómez Montoya, fue expedientado y separado del servicio acusado de hacer un uso indebido de las horas sindicales.

Tercero.- Durante su Gobierno, el Partido Socialista utilizó políticamente el cuerpo de Bomberos al crear por decreto una plaza de suboficial para el entonces sargento y ex representante sindical de UGT, al que se le encargó el seguimiento y la apertura de expedientes secretos a los bomberos que participaron en las movilizaciones de 2003 a 2005, con el único objetivo de apartarles del servicio.

Cuarto.- Cuando el Partido Socialista denuncia que uno de los bomberos “continúa trabajando sin plaza”, en realidad se refiere al señor Lorenzo Pérez Peña, ex delegado sindical, cuyo proceso de promoción interna sigue siendo objeto de litigio en los tribunales debido a una impugnación de las Bases en cuya configuración presumiblemente participó antes de convertirse en el único Bombero-Conductor en ser admitido para realizar el proceso de promoción interna.

Quinto.- Tras pasar de Bombero-Conductor a Sargento, el señor Pérez Peña manifestó el pasado 10 de octubre de 2013, en las instalaciones del Parque de Bomberos y ante más de diez trabajadores, que el entonces Gobierno del Partido Socialista “le había prometido la plaza de Oficial-Jefe de bomberos”.

Sexto.- Es absolutamente falso que se hayan dejado de cubrir guardias. Todo lo contrario, el número de efectivos mínimos por día de guardia se cumple estrictamente salvo en contadas ocasiones y por franjas horarias de no más de dos horas. (Se adjunta informe oficial que acredita este extremo).

Séptimo.- Precisamente el número de efectivos mínimos durante las guardias fue una de las reivindicaciones de las movilizaciones de bomberos contra el Gobierno del PSOE entre los años 2003 y 2005. La primera vez que se instauran esos mínimos en los que tanto insiste el señor Montoya es en 2007, durante los 22 días de Gobierno de la alcaldesa Guadalupe Bragado.

Octavo.- Los “ascensos” a los que se hace alusión en la nota de Prensa del Partido Socialista son en realidad adscripciones temporales, frecuentes en la Administración Pública, que tienen como objetivo suplir la falta de trabajadores en las distintas categorías. Dicha adscripción tiene carácter temporal hasta que se cubra la plaza de forma definitiva.

Noveno.- Respecto a las acusaciones sobre el pago de 2.700 euros “a un bombero por un solo día de trabajo”, únicamente cabe decir que se trata del sueldo establecido por convenio y que así han suscrito los efectivos del Parque de Bomberos (750 euros brutos por 24 horas de trabajo más un complemento por festividad, puesto que se trataba de Nochebuena).

En ningún caso se trató de un gasto efectuado al azar. El decreto mediante el que se produjo ese nombramiento temporal por un día era de obligado cumplimiento puesto que no se disponía de un mando en el Parque de Bomberos y el efectivo sobre el que recayó la responsabilidad era el único disponible.

Décimo.- Durante el Gobierno de Rafael Gómez Montoya se realizaron servicios extraordinarios de manera indiscriminada y sin ningún tipo de causa o motivación que lo fundamentase. El 70% de aquellos servicios fue innecesario, puesto que se fijaron servicios extraordinarios cuando se superaba el mínimo de nueve efectivos en su puesto de trabajo. Había guardias en las que, habiendo trece efectivos, se sumaban tres más a realizar un servicio extraordinario, lo que supuso un gasto de casi 2.500 euros por guardia y más de 300.000 euros al año.

Además de clarar estos puntos, la concejal de Seguridad Ciudadana, Noemí Selas, quiere denunciar “las políticas abstractas y contradictorias así como la mala fe con la que el Partido Socialista pretende generar confusión dentro del Parque de Bomberos. Un colectivo que, ni durante su etapa de Gobierno, ni ahora en la oposición, le ha importado lo más mínimo al señor Gómez Montoya. Como muestra valgan las constantes negativas del PSOE, tanto en la Mesa como en la Comisión de Contratación, a cualquier procedimiento, ya sea de material técnico, vestuario o, incluso mucho más grave aún, a la renovación de los equipos de respiración que los efectivos utilizan en las operaciones de extinción de incendios”.

Añade la concejal que, “lejos de las acusaciones vertidas desde el Partido Socialista, actualmente el ambiente dentro del Parque de Bomberos es cordial gracias a las relaciones constantes y fluidas emprendidas por el actual Equipo de Gobierno, que desde el primer momento apostó por escuchar y analizar las propuestas del colectivo de bomberos en aras de trabajar por la mejora de sus condiciones. Dicho trabajo se ha materializado en los siguientes aspectos:

 Optimización de los recursos humanos respecto al volumen de servicios extraordinarios estrictamente necesarios, que ha supuesto un ahorro de 200.000 euros anuales respecto al gasto de la legislatura 2007-2011.

 Consolidación del grupo C1 para toda la plantilla, dado que durante la anterior legislatura socialista cada trabajador percibía 200 euros mensuales por un grupo y nivel que no disponían.

 Incremento de más del 30% de la plantilla de bomberos (22 nuevos efectivos) al materializar una Oferta de Empleo Público que llevaba vacante desde 2008.

 Regularización del pago de servicios extraordinarios a los trabajadores del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS), a pesar de las continuas dificultades para la aprobación de presupuestos anuales y de las restricciones económicas.

  Adquisición de nuevos vehículos sin cargo a las arcas municipales que modernizarán el Cuerpo de Bomberos de Leganés y facilitarán el trabajo de sus efectivos.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario