ULEG denuncia los desperfectos y chapuzas cometidas en los pisos del Emsule en ‘Poza del Agua’ e insta al alcalde a exigir responsabilidades a las constructoras

7 enero, 2014

En las impactantes imágenes que se adjuntan se pueden ver los efectos y los desperfectos que el pasado sábado causaron los fuertes vientos y las intensas lluvias debido a las deficiencias en la ejecución y construcción en los inmuebles situados en la parcela 18 de este barrio.


El pasado sábado 4 de enero, los vecinos de Poza del Agua de Leganés, un barrio cuyas primeras viviendas se entregaron hace apenas un año, se ponían en contacto con Unión por Leganés-ULEG para denunciar la caótica situación que un simple día lluvioso generó ante las más que probables deficiencias en la construcción de estos edificios.

Las imágenes enviadas por los propietarios de los inmuebles, situados en la denominada parcela 18 (avenida Vicente Ferrer / calle Dragón), son realmente impactantes, se pueden ver perfectamente los desperfectos que causaron los fuertes vientos y las intensas lluvias: calles inundadas por unas alcantarillas que no recogían el agua, goteras de gran tamaño, que se convirtieron en cataratas y mojaron techos, paredes y escaleras de las zonas comunes, grandes ventanales que se hundieron varios centímetros o incluso llegaron a caer en el interior de las viviendas, persianas que volaban al romperse violentamente, etc.

Desde el partido vecinal esperan que desde la Empresa Municipal del Suelo, EMSULE, se tomen las acciones que sean necesarias contra la constructora, ya que, ante tales acontecimientos, la imagen y la credibilidad de la propia empresa pública ha quedado por el suelo. ¿Cómo es posible que con la primera lluvia fuerte que ha caído se haya producido semejante caos? ¿Es esta la garantía de calidad que está ofreciendo EMSULE a los propietarios de las viviendas?, se preguntan.

“No es un caso aislado”.

En ULEG recuerdan que ya son varias las denuncias sobre los desperfectos, las obras mal ejecutadas o inacabadas en ‘Poza del Agua’, ¡y eso en el plazo de tan sólo un año! Así, recuerdan, hace unos meses se denunció la caída de un techo en una mancomunidad o la inundación de las plazas de aparcamiento en otra.

“No es normal lo que les está pasando a los propietarios de los pisos del EMSULE en Poza del Agua. Han pagado y están pagando por unos pisos que se les presupone cierta calidad, porque por el precio no ha sido ningún regalo. A ver si ahora al alcalde y al presidente de la empresa pública y concejal de Urbanismo, que tanto se ‘pavoneaban’ por entregar tan deprisa las viviendas ante de enero de 2013 para evitar la subida del IVA a los adjudicatarios de estos pisos, ahora presionan y exigen responsabilidades a las constructoras para que se responsabilicen por tanto desperfecto y tanta chapuza. Aunque tampoco sería de extrañar, vista la obsesión del alcalde con nosotros, que esta vez también la culpa sea de ULEG y no de quien construyó los pisos”, ironizan desde la formación política local.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario