En Navidad, cuídate en todos los sentidos

21 diciembre, 2013

Si bien nos pasamos el año contando los días que faltan para el descanso navideño, lo cierto es que en estos días no solemos disfrutar tanto como nos proponemos, y en la mayoría de los casos nuestros estados anímico y físico están detrás. La economía, la familia y los grandes banquetes pueden estropearnos las ansiadas vacaciones.


Con todos sus aspectos positivos, estas fechas también entrañan algunos riesgos tanto para nuestro bienestar físico como emocional: compras compulsivas, comidas copiosas y muy seguidas, tensiones familiares o añoranza por quienes no están con nosotros, son algunos factores que pueden influir en que no disfrutemos plenamente de estos días. Para evitarlo, Cruz Roja propone los siguientes consejos:

Vigila tu bienestar físico

 Tú puedes estar de vacaciones, pero tu organismo no: No abandones los tratamientos médicos

 Evita las comidas copiosas, sobre todo a la hora de la cena y procura terminarlas con una infusión digestiva

 Aprovecha que dispone de más tiempo para hacer algo de deporte, pero cuidado con los excesos, sobre todo si no tienes costumbre; podrías lesionarte

 En Navidad aumentan los accidentes domésticos: cuidado con los más pequeños, con las luces del árbol y los enchufes, los cuchillos, etc. Recuerda que el consumo de alcohol favorece la aparición de cualquier tipo de accidente.

La importancia de la salud emocional

 Eres libre de organizar tu tiempo, por lo que si tienes un evento al que realmente te angustia asistir, búscate un plan alternativo y disfrútalo.

 Si no tienes más remedio que compartir mesa con quienes no tienes una buena relación, siéntete junto a personas más afines y evita los temas espinosos.

 Si notas la ausencia de un ser querido, reconoce el dolor y compártelo con otros.

 Si vas a estar solo, es el momento de hacer alguna actividad que te apetezca o que no suelas hacer el resto del año.

 Empieza el año con confianza y para ello, plantéate propósitos alcanzables, adaptados a tus gustos y capacidades.

Cuida tu bolsillo a la hora de las compras:

 El precio de los alimentos se incrementa a medida que se acerca la Navidad. Lo ideal es hacer la lista de la compra y sobre ella, comparar productos, marcas y supermercados. Después compra con antelación y congela.

 Innova eligiendo alimentos menos demandados en estas fechas: así rompes con la tradición y sorprendes a tus amigos y familiares.

 Si os juntáis muchos comensales, compra piezas grandes de carne o pescado.

 Comparte los gastos entre los comensales y haz lo mismo con las tareas de cocina.

 Ante las dificultades económicas, da rienda suelta a tu creatividad y haz regalos caseros, cocina platos baratos pero sorprendentes, y busca actividades de ocio gratuitas.

 Recuerda: Enero siempre llega. ¡¡Ojo con abusar de la tarjeta de crédito!!

ONG

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario