ULEG miente otra vez atribuyendo a la secretaria general un gesto descortés que NO hizo

5 noviembre, 2013

El Partido Popular y el grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Leganés quieren manifestar su más absoluta repulsa ante una información carente del más mínimo sentido de la realidad, algo a lo que parecen estar acostumbrados en la formación de Delgado Pulido.


·Se trata de un ejemplo más del “barriobajerismo” político emprendido desde ULEG contra el alcalde y contra cualquier de los concejales del gobierno de la ciudad llevado hasta el último extremo de una información falaz

·Esta nueva mentira se suma a la participación de ULEG en la invención de la noticia de las plazas de garaje atribuidas falsamente al alcalde, a la acusación realizada desde los independientes de “violación de derechos fundamentales” desestimada por los Tribunales, y a la reciente falsa campaña contra Jesús Gómez por sus aportaciones a Caritas, cuyo certificado de entrega han visto todos los concejales del equipo de gobierno.

El Partido Popular de Leganés y el grupo municipal popular del Ayuntamiento de Leganés quiere salir al paso de la insidiosa y falsa nota de prensa emitida esa mañana desde el partido independiente en la que se acusa de forma imaginaria a la secretaria general del PP local y primera teniente de alcalde del Ayuntamiento, Beatriz Tejero, de haber tenido un gesto descortés con algunos vecinos asistentes durante la celebración del último Pleno Ordinario, celebrado el pasado jueves 31 de octubre.

El PP de Leganés y el grupo municipal popular quieren manifestar su indignación ante la nota de prensa emitida desde el partido independiente y, del mismo modo, exteriorizar su más profunda repulsa ante una información carente del más mínimo sentido de la realidad, algo a lo que parecen estar demasiado habituados en la formación que preside y de la que es portavoz el señor Delgado Pulido.

Para el PP de Leganés, esta información falaz y mentirosa no es ni más ni menos que un ejemplo más de la forma de hacer política del partido ULEG durante la presente legislatura y una pataleta infantil tras el ridículo al que sometieron, una vez más, a su formación durante el pasado Pleno Municipal. No contentos con haber convertido los Plenos en un circo se permiten ahora inventarse notas de prensa con hechos que sólo suceden en la imaginación del redactor de la misma, del presidente del partido y del responsable de su formación juvenil que fue el primero en realizar la denuncia en las redes sociales (ver foto adjunta).

La misma nota hace mención a la gestión de la concejal de Obras y obvia, con evidente mala intención, que la gran mayoría de las cosas referidas no se han llevado a cabo por el desleal proceder de ULEG con la ciudad al bloquear con su voto la gran mayoría de dichas iniciativas. El último ejemplo que certifica la veracidad de esta afirmación fue el reciente pleno de inversiones en el que se negaron, entre otras cosas, al plan de asfalto de la ciudad, al mantenimiento del alumbrado público, a la remodelación de varios barrios o a la finalización de la Biblioteca Central.

Para el Partido Popular de Leganés esta nota de prensa de ULEG refleja bien a las claras el barriobajerismo político del que vienen haciendo gala continuamente llevado hasta las consecuencias extremas de la mentira, más les valdría dar explicaciones a su presidente de cuál es la razón por la que se pasa las noches de Fiestas locales abrazado a la caja registradora de su caseta como si en ello le fuese la vida para custodiar los presuntos ingresos que jamás justifican de lo obtenido en dichas fiestas.

Esta nueva mentira de ULEG se suma a las ya conocidas en las últimas semanas. Primero negó que algún concejal de la formación hubiese participado en la información publicada por un periódico local relativa a la presunta propiedad del alcalde de plazas de garaje que no tenía. Participación que quedó demostrada que sucedió puesto que fue la concejal Virginia Benito la que retiró del Registro de la Propiedad dicha información. Segundo, acusó falsamente al alcalde de “violar derechos fundamentales”, hecho que echaron abajo los juzgados hasta en dos ocasiones. Y tercero, en el pasado pleno revelando datos de la declaración de Hacienda del alcalde para intentar demostrar que no había realizado la aportación a Caritas; algo que también se reveló como mentira puesto que todos los concejales del gobierno han visto el certificado de la entidad expedido al alcalde con las aportaciones.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario