La mentira e ineptitud de un cargo público, por Antonio Maestre

28 octubre, 2013

Un cargo público con estas credenciales al ser requerido por la explotación de desempleados para labores en el ayuntamiento ha mostrado la ineptitud y la mentira como única respuesta.


Jesús Gómez Ruiz, es Alcalde de Leganés, antes de eso fue asesor de Esperanza Aguirre siendo admirador del liberalismo de Hayek mientras escribía artículos en la Libertad Digital de Losantos pidiendo que se retire la custodia de los hijos a los padres comunistas. Ese compendio de incoherencias viene respaldado por sus cuatro sueldos que suman 103.000 euros mientras se vale del programa de trabajos forzosos para desempleados y paga 219 € a desempleados por trabajar 7 horas de peón de limpieza.

Esto es lo que decía sobre los padres comunistas con hijos.

“…habría que desposeer a los padres comunistas de la tutela de sus hijos, por pertenecer a la secta más criminal que la Historia jamás haya visto y por inculcar a sus hijos una representación teórica de la realidad absolutamente falsa que les provocará en el futuro serios problemas de adaptación social y un agudo sentimiento de infelicidad; y acto seguido enviar a estos niños (y a los padres también) sin pérdida de tiempo a un “campo de reeducación”.

En el mismo artículo en el que pedía que se retire la custodia de los hijos a los padres comunistas el insigne Alcalde defiende que la educación no es un derecho, y que debería estar permitido el trabajo infantil. Literalmente. Eso dice.

“Ya de por sí es una barbaridad que la edad mínima laboral sea los 16 años. Como es sabido, este fue uno de los pretextos para extender la duración de la enseñanza obligatoria, unido al crecimiento de las exigencias formativas del entorno social y productivo, han avivado la legítima aspiración de los españoles a obtener una más prolongada y mejor educación.

En esto, como en tantas otras cosas, el Estado debería abstenerse de fijar límites. El trabajo es una de las mejores escuelas que puede haber, y no existe mejor forma de “prepararse para la vida activa.” Además, existen profesiones que requieren una iniciación muy temprana (la música es un buen ejemplo), y también existen familias que necesitan de la aportación económica que el trabajo de los hijos pueda proporcionar. Por otra parte, nada impide el trabajar y al mismo tiempo, formarse, ya sea con cursos a distancia, clases nocturnas, lecturas escogidas, etc.”

Un cargo público con estas credenciales al ser requerido por la explotación de desempleados para labores en el ayuntamiento ha mostrado la ineptitud y la mentira como única respuesta.

En primer lugar al ser preguntado sobre el plan de “Colaboración social” para desempleados dijo que era voluntario.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario