Un verano de récord en contaminación por ozono

18 septiembre, 2013

Los niveles de ozono troposférico han superado de forma escandalosa cifras de años previos.


Se acaba el verano con preocupantes récords de contaminación por ozono troposférico en la Comunidad de Madrid y en la capital. Dos tercios de las estaciones de medición de la región han rebasado los límites anuales que permite la ley. Tanto en Móstoles como Alcorcón se ha rebasado el Umbral de Protección de la Salud más de 45 días en lo que llevamos de año.

De los 23 puntos que registran los niveles de ozono “malo”en la Comunidad, un total de 16 rebasan los límites anuales permitidos. En esas estaciones se ha superado más de 25 días el Umbral de Protección de la Salud (120microg/m3 de aire) marcado por la legislación europea para proteger a la población. La cifra va en aumento con respecto a los últimos años (Ver tabla más abajo).

El caso de Madrid ciudad es aun más preocupante. De las 14 estaciones que miden el ozono “malo”, un total de 8 han llegado a esa cifra límite que permite la Directiva europea, un hecho insólito en la capital ya que el ozono se detecta habitualmente en la periferia de los grandes núcleos urbanos (Ver tabla más abajo).

La capital ha roto un récord histórico este verano con un ozonazo sin precedentes. El pasado 7 de julio 13 de las 14 estaciones superaron el Umbral de Aviso a la Población ( 180 ug/m3 en una hora). No se conoce en toda Europa un episodio de tal volumen e intensidad, que afecte a 3.000.000 de personas.

El ozono troposférico se produce con la combinación de de la radiación solar y la contaminación proveniente del tráfico. La situación de estabilidad anticiclónica y fuerte insolación ha propiciado la formación de ozono malo este verano. Resulta evidente que, para evitarlo, es necesario tomar medidas sobre el tráfico de coches, algo que las autoridades madrileñas no hacen, incumpliendo las directivas europeas.

Si se toman las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, el análisis de datos es más alarmante todavía. Y es que todas las estaciones sin excepción están fuera de los límites recomendados por la OMS.

La ciudad de la población de Madrid se ve sin duda afectada por estos niveles de contaminación. Puede llegarse a la pérdida de hasta de un 20%, de la capacidad respiratoria en ambientes de niveles altos y medios de concentración de ozono. En situaciones de intenso esfuerzo físico, sea laboral o deportivo, la entrada de aire en los pulmones se multiplica hasta por 5. Por tanto, la fuerte acción oxidante del ozono “malo” en los pulmones se hace mucho más sería.

La práctica deportiva al aire libre en en Madrid se convierte, en estas condiciones, en una actividad de riesgo. Las autoridades, que tantos esfuerzos hicieron por promocionar la fallida candidatura olímpica de Madrid 2020 desatendieron la salud de la población. Ni siquiera pusieron en marcha mecanismos efectivos para alertar a la ciudadanía sobre los episodios de ozono más altos.

SUPERACIONES DEL UMBRAL DE PROTECCIÓN A LA SALUD
Umbral de Protección a la Salud. (UPS).
Se rebasa cuando se superan los 120 microgramos /m3 de concentración media de ozono en 8 horas consecutivas. La OMS lo establece en 100.
Superaciones del UPS en la Comunidad de Madrid
2010: 9 estaciones
2011: 6 estaciones
2012: 11 estaciones
2013:16 estaciones
Comunidad de Madrid
Estaciones Nº días con superaciones
Getafe 22
Leganés 34
Alcalá 26
Alcobend. 30
Fuenlab. 13
Móstoles 46
Torrejón 34
Alcorcón 63
Coslada 8
Colmenar V 28
Majadah. 47
Aranjuez 21
Collado V. 22
Arganda 48
Villarejo 29
S. Martín V. 41
Rivas Vac. 2
Guadalix 57
Algete 53
Valdemoro 12
El Atazar 48
Villa Prado 43
Orusco 57
Nº estaciones 23

Ayuntamiento de Madrid
Estaciones Número de días con superaciones
Esc.Aguirre 8
A.Soria 20
Villaverde 14
Farolillo 29
C. Campo 62
Barajas 56
P. Carmen 17
Bº. Pilar 20
Retiro 32
E. Vallecas 35
Fdez.Ladreda 13
El Pardo 53
Juan Carlos I 40
Tres Olivos 43
Nº estaciones 14

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario