Nota de prensa Oficina del Defensor del Pueblo

11 julio, 2013

Las AMPAs de los Colegios de Educación Infantil Verbena y Valle Inclán de Leganés han decidido hacer público el escrito que acaban de remitir a la Oficina del Defensor del Pueblo, en el que se explica por qué son falsos los argumentos que la Comunidad de Madrid ha transmitido al Defensor para justificar el cierre de los centros, y las irregularidades en que ha incurrido el gobierno autonómico en su gestión.


Tras la reunión mantenida entre representantes de los CEIP Verbena y Valle Inclán con el delegado de Educación de la oficina del Defensor del Pueblo el lunes de la presente semana, hemos elaborado un documento que recoge información que contrarrestar las razones para el cierre de los colegios que ha alegado la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, y que se resumen en la baja ratio de alumnos que han solicitado ser escolarizados en ellos. Lo compartimos con todos vosotros y os pedimos máxima difusión, por favor:

SOBRE LA ACTUACIÓN DEL GOBIERNO AUTONÓMICO

La ordenación y ejecución del cierre de Verbena y Valle no ha seguido el proceso legal establecido, que implicaba redactar un decreto, someterlo al dictamen del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid, aprobarlo en Consejo de Gobierno y publicarlo en el BOCM. Sólo entonces se puede poner en práctica un cierre. La publicación en el BOCM fue el 1 de julio, pero cartas y decisiones como no dejar que las familias elijan estos colegios para el curso que viene, se vienen produciendo desde hace meses. El cierre/integración se comunicó a los directores de los centros el 12 de noviembre de 2012; más allá de la comunicación verbal por parte de la directora, las familias no han recibido una carta (ni siquiera personal para cada familia, sino a modo de circular informativa) hasta el 6 de mayo de 2013, ya muy entrado el período de escolarización. En todo ese tiempo, no ha habido una comunicación directa a las familias de ningún tipo, a excepción de aquellos niños que tenían hermanos en otros centros escolares de infantil y primaria, a los que se les dio un papel que debían y cumplimentar y firmar ambos padres de un día para otro. De hecho, fue registrada una queja presentada por la web del defensor al respecto, el 19/04/2013. En este proceso “extraordinario” no tuvieron en cuenta a otras personas que sí que tendrían que haberlo estado por tener la misma preferencia y mayor nº de puntos al respecto, como pueden ser aquellos maestros que desearan escolarizar a sus hijos en el centro donde trabajan.
En todo este proceso ha habido además diferentes aspectos que han ido cambiando, desde la terminología misma (primero se habló de integración, después de fusión), hasta la promesa de que los niños irían con sus tutoras a los centros de acogida. En esta cuestión, hay algo incuestionable, básico en el estatuto del funcionario público, la Antigüedad: las funcionarias más antiguas en los centros no eran las tutoras de los grupos afectados, y aquellas que se habían incorporado más recientemente serían suprimidas o desplazadas, sin opción por tanto a permanecer con sus grupos de alumnos. Por otro lado, los vaivenes en torno a qué niños irían a los centros integradores han sido varios: primero se habló de los de 3 y 4 años, posteriormente se dijo que también los de 5 irían directamente a estos centros, algo de lo que luego se desdijeron, sumiendo a las familias más aún si cabe en un estado de nerviosismo e incertidumbre.

El principal argumento esgrimido por la Comunidad de Madrid es que en estos centros se ha producido una caída paulatina de la matriculación durante los últimos (bastantes) años, y con el objetivo de hacer la mejor gestión posible de los recursos públicos se decide cerrar estos centros de forma inmediata y enviar a sus alumnos a otros colegios del municipio. El gobierno local hace suyo este argumento, Concejala Educación en febrero: “la decisión se toma porque los centros vienen perdiendo alumnos desde hace algunos años”. La caída paulatina de la matriculación durante años es falsa. El colegio Verbena tiene una capacidad máxima de 150 alumnos, y en sus 22 años de historia siempre ha tenido en el entorno de 120 alumnos matriculados, hasta hace únicamente dos años, en que bajó a 100. Sólo este último curso quedó lejos de sus registros normales, totalizando 62 matrículas en Septiembre y en el anterior curso 2011-2012 fue la administración educativa de la Comunidad de Madrid la que decidió cerrar una línea de las ofertadas para 3 años, pasando de tener el colegio seis unidades a cinco, y manteniendo este criterio para el curso 12-13, por lo tanto cuatro unidades, una en tres años, una en cuatro años y dos en cinco años. En noviembre de 2012 anunciaban el cierre, tan sólo tres meses después de haber comenzado el curso escolar. Resulta también llamativo que, paralelamente, el nuevo centro concertado de la localidad, mantenga clases en primero y segundo de EP de 12 alumnos, una muestra más de cómo se entiende la optimización de recursos públicos.

Desde la primera caída de la demanda las AMPAs escribieron a la Inspección para señalar el motivo y la solución. Siendo centros sólo de 3 a 6 años, la desaparición de la adscripción a uno o varios centros de primaria donde los niños continuasen sus estudios, quedando al albur de la existencia de plazas libres en ese momento, suponía un lastre demasiado pesado para que las familias los prefiriesen a centros de infantil y primaria que no tienen este problema. En estas cartas se pedía la adscripción, medida que sin ningún coste económico, habría permitido recuperar los niveles máximos de matrícula. En el curso 08-09 la DAT-Sur intentó eliminar la adscripción directa que hasta entonces existía y que el AMPA de Verbena tenía incluso por escrito, al colegio Luis de Góngora. Las familias, Ayto. de Leganés y FAPA, tuvieron que movilizarse entonces para evitar esta medida. Se respetó entonces dicha adscripción y además, D. Alberto González, director del Área DAT-SUR se comprometió con estos agentes a elevar a la Comunidad de Madrid la petición de dicha adscripción para los futuros años, pues si no se hacía así sería una causa clara de la discriminación a este tipo de centros y una causa directa de la bajada del número de matrículas. Después de todo esto, y ante la insistencia, seguimiento, y perseverancia del Ampa, la DAT ha mantenido varias posturas: bien dejado pasar el tiempo y no contestaba, o decía que no era posible la adscripción. Esta sí habría sido la mejor decisión si se quería conseguir la mejor gestión de los recursos públicos: continuidad de Verbena y Valle-Inclán, con adscripción a los centros de primaria que se determinase. A lo largo de todo este tiempo, los representantes del AMPA del colegio “Verbena” han mantenido reuniones con el Servicio de Inspección de la DAT –SUR, con el objetivo de programar la salida de los alumnos de último año de infantil a los centros, algo que, de manera lógica se venía haciendo durante más de 20 años gracias a la Red de Planificación Escolar, pero que, de pronto, quedó en suspenso. Como ya les manifestamos en numerosas ocasiones desde este momento (y de todo esto queda constancia por escrito, la última reunión tuvo lugar el 1 de marzo de 2012) el problema de esta pérdida paulatina de matricula estribaba en la falta de planificación a medio plazo, un aspecto que está en manos de la Administración. Como dato objetivo, es de notar también que el mismo Director de la DAT-Sur en el Consejo Escolar del centro “Miguel Puerta” de Aranjuez celebrado en noviembre de 2012 y al que él personalmente acudió, manifestó incluso que efectivamente la misma Administración había tenido gran parte de responsabilidad en este tema.

También en relación con la demanda del centro, coincidiendo con el periodo ordinario de solicitud de matrícula en el que no se permitió participar a Verbena y Valle (del 25 de abril al 10 de mayo, no hay decreto hasta 1 de julio), las AMPAs llevaron a cabo varias jornadas de puertas abiertas y recogieron solicitudes por escrito para el próximo curso de 48 alumnos en Verbena (el 96% de la capacidad máxima del centro). Dichas solicitudes se enviaron a los gobiernos local y autonómico, pidiendo la participación en el proceso junto al resto de colegios; no se permitió. El alcalde de Leganés además solicitó que firmaran esos padres de los 48 alumnos una declaración ante notario en el Ayto. de que eso era cierto, algo que en ningún caso se solicita a ninguna familia de la Comunidad cuando libremente elige un centro educativo para sus hijos. La queja al respecto fue transmitida y registrada al defensor a través de la web.

En las reuniones mantenidas con la DAT nos reconocen que en el fondo la Consejería quiere acabar con todos los colegios que no sean 0-3 o 3-12, eliminando por tanto los 0-6 o los 3-6 como Verbena y Valle Inclán. Claro, esta razón estratégica para el cierre no se ha sometido al dictamen del consejo escolar, ni se ha incluido en el decreto de cierre. Tampoco es un criterio soportado por el Ministerio, ni que se esté aplicando en otras Comunidades Autónomas incluso gobernadas por el Partido Popular, en las que los Colegios de Educación Infantil son respetados y gozan de adscripción a centros de primaria. Es una decisión política de la Comunidad de Madrid, que ha decidido que los únicos modelos válidos son 0-3, 3-12 y 12-16. Según el ministro Wert, en declaraciones realizadas en la entrevista realizada recientemente para la cadena Ser radio, el coste económico que supone mantener colegios que escolaricen a sus alumnos diferenciadamente por sexos son “una partícula en un océano”, por ello, no entendemos por qué, este ataque o intento de terminar con estos centros de 3-6 o 0-6 que suponen un menor coste económico aún que estos diferenciadores por sexo.

Se esgrime también como argumento por parte de la Administración que los centros se integran /fusionan con otros de la zona que reúnen los requisitos mínimos. Pues bien, en primer lugar, sólo decir que los CEI “Verbena” y “Valle-Inclán”, están a 900 y 850 m respectivamente de los centros que, en teoría les recibirían (información obtenida de Google Maps). Y, además, en concreto en el caso de Valle-Inclán, el centro de recepción, el Calderón de la Barca, ha de eliminar la Biblioteca del centro para acoger a los niños. Según el decreto de requisitos mínimos de los centros 132/2010, todo centro ha de contar con un espacio dedicado a tal fin, espacio que se sacrifica en este caso. Huelga decir que no es suficiente con habilitar un espacio a los alumnos, hay además una preocupación de las familias por que los alumnos asistan a esos centros en concreto y no a otros, es una cuestión de modelo educativo y no de espacio o edificación. No se puede hablar de integración de dos proyectos educativos con enfoques pedagógicos completamente diferentes, sino de eliminación de un modelo e inclusión de los niños en otro distinto.
Todo esto resulta especialmente chocante, si tenemos en cuenta que el 11 de abril de 2013 la Comunidad de Madrid publica un Decreto de Libertad de Elección de Centro Escolar en que se obliga a la Admón. a mantener la pluralidad de opciones en la red, a garantizar la libre elección de centro en función del proyecto educativo y otras características de cada centro, y de paso también posibilita la adscripción como vía para garantizar la continuidad de los alumnos (de hecho, para un colegio como Verbena y Valle, pero privado, se prevé que se le otorgue con sólo pedirlo). En nuestros centros nos sentimos terriblemente agraviados por no permitir que se nos apliquen estos principios del decreto, principios que demuestran sí querer aplicar a capa y espada a los centros privados. Insistimos en el hecho de que nadie cuestiona que un centro concertado –que ha tenido además el pasado año un período de matriculación extraordinario- tenga menos alumnos por aula, pues en palabras textuales del Director de Área de la DAT-SUR: “hay que dar a las familias la posibilidad de elegir en virtud del Art. 27 de la constitución”. Entendemos que esa libertad de elección es parcial, y que el respeto a la libre elección de unos va en menoscabo de la de otros, en este caso, nuestros hijos. La Comunidad con su decisión de eliminar los centros de educación infantil 0-6 y 3-6 está minando la pluralidad de opciones en la red educativa. Y es más, es que ni siquiera se permite a los niños ya están escolarizados en estos centros finalizar sus estudios allí, a pesar de tan sólo necesitar un año (los alumnos nacidos en 2008) o dos (los nacidos en 2009), de tratarse de unas edades muy delicadas y un enfoque pedagógico tan específico, y más aún cuando el edificio va a continuar abierto ocupado únicamente por dos aulas de casa de niños, y el gasto para la administración local va a ser el mismo (calefacción, limpieza, mantenimiento, conserje) etc.

Volviendo a los objetivos que decía buscar la Consejería, fundamentalmente la mejora y la eficiencia en la gestión de los recursos públicos, el próximo curso se estará más lejos de este objetivo puesto que se van a mantener abiertos los dos edificios, pero albergando cada uno sólo dos aulas de casa de niños. Para lo cual además hay que llevar a cabo algunas adaptaciones exigidas por ley para la atención a los más pequeños, con su correspondiente coste económico. Al igual que la convivencia hasta ahora ha sido ejemplar, entre los modelos casas de niños y escuelas infantiles, que han convivido en las mismas instalaciones. El pasado junio 2012, el propio Alberto González director de la DAT-SUR aseguró a varios directores, entre ellos la del CEI Verbena, que la continuidad de este centro estaría ligada a su vinculación a la casa de niños, y que por eso se iba a acometer esa reforma y a hacer ese esfuerzo.
Insistimos además en el hecho de que los centros concertados también se sostienen con fondos públicos y, como ya se ha comentado en la exposición, en el colegio “Antanés” (beneficiado por la cesión de un suelo público y con un doble período de matriculación el pasado año), hay aulas de niños en primaria con 11 y 12 alumnos.

SOBRE LA ACTUACIÓN DEL GOBIERNO LOCAL

Por otro lado, las actuaciones de la administración local no han contribuido en ningún caso a defender los intereses de los ciudadanos, como lo muestran algunas de las cuestiones que pasamos a comentar a continuación. El alcalde de Leganés (PP) gobierna en minoría. En todo lo concerniente a la amenaza de cierre de Verbena y Valle Inclán, los colegios han recibido el apoyo total y permanente de todos los grupos de la oposición, que desde que a finales de noviembre se conocieron las intenciones de la Comunidad han promovido y aprobado por mayoría varias mociones en defensa de los colegios. Sólo el 30 de mayo el PP local apoyó la última de estas mociones en favor de los colegios, resultando aprobada por unanimidad. Más allá de esta posición genérica sobre el tema, a continuación repasamos las actuaciones concretas:

El ayuntamiento conocía la decisión de la Comunidad con anterioridad, y no informó a las AMPAs ni a la oposición, incluso resultó complicado conseguir la primera reunión con la Concejal de Educación, que fue solicitada insistentemente por las AMPAs.
En todo momento han argumentado que la decisión del cierre es de la Comunidad, que ellos no pueden hacer nada porque los Ayuntamientos carecen de competencias en educación. Sin embargo, han reproducido palabra por palabra los argumentos de la consejería tomando partido claramente a favor del cierre. Esta postura no es coherente con otras actuaciones que sí han adoptado en temas educativos, la más importante el apoyo total al proyecto del centro concertado Antanés que abrió el otoño pasado en el municipio, no solo apoyándolo con declaraciones y visitas sino con la cesión de una parcela de suelo municipal valorada en 33 millones de euros. Además, continúan apareciendo en actos en los colegios y colaborando con algunos de ellos en actos culturales p ej.
Las familias han dirigido cientos de cartas al alcalde pidiéndole que les informase por escrito de sus gestiones sobre este tema en la primera quincena de enero, no habiendo contestado ni a una sola en seis meses.
Volviendo al asunto fundamental de la postura del ayuntamiento sobre el cierre, en declaraciones en sede parlamentaria el 3 de abril la Directora General de Infantil y Primaria afirmaba que no cierran un centro público sin haber recibido el consentimiento previo del ayuntamiento afectado. Quiere decir esto que el alcalde y su equipo habían sido consultados, y habían mostrado su conformidad, antes de que el 28 de noviembre la DAT anunciase a las AMPAs los planes de cierre. El ayuntamiento habría mentido al decir que no tenían capacidad de influir en la decisión, y habrían suplantado la voluntad de Leganés autorizando un cierre a sabiendas de que sólo cuentan con el apoyo de una minoría de la población, y el resto está en contra. O eso, o la que miente es la Directora General en la Asamblea de Madrid. Y todo es mucho más incoherente cuando el 30 de mayo se aprueba una moción unánimemente por el Pleno de Leganés (PP incluido) contra el cierre, y contra la voluntad del ayuntamiento el 1 de julio se publica el decreto de cierre.
Por cierto, esta moción unánime del 30 de mayo entre otras cosas exigía a la Comunidad la apertura inmediata de un plazo extraordinario de solicitud de matriculación, para conocer la demanda real de estos centros por parte de las familias. El alcalde de nuevo deja patente su postura real en su forma de gestionar la moción una vez aprobada: deja que pase el tiempo sin hacer nada, ni siquiera dar traslado a la Consejería de la Moción, cosa que no hace hasta quince días después pese a la insistencia pública de las familias por la urgencia del tema. Después tampoco parece haber hecho mucha fuerza, esta es la información que dio la Concejal de Educación en el pleno del pasado 27 de junio: “Según se establecía en esa moción, lo que hemos hecho desde el Ayuntamiento es pedir a la Consejería el que se reconsiderara su postura. Por el momento la respuesta ha sido negativa porque, parece ser, que la demanda real de niños no cubriría los ratios mínimos de alumnos por clase que establece la comunidad de Madrid.” Y esa es toda la defensa que cabe esperar de un alcalde ante una moción unánime que reclama actuación inmediata?

Precisamente sobre esto, hay que recordar que coincidiendo con el plazo de escolarización, las AMPAs enviaron a la alcaldía y a la consejería las 48 cartas firmadas por familias que el año próximo querían matricular a sus hijos de 3 años en Verbena, lo que significaba ocupar el colegio al 96% de capacidad). Con esta información, callan ante esa respuesta de la Consejería cuando teóricamente le trasladan el contenido de la moción. Al aparecer estas 48 solicitudes, el alcalde intervino lanzando una cortina de humo en forma de propuesta de que estos padres firmaran una declaración jurada ante notario de la solicitud, y con ello él haría gestiones ante la consejería. Un agravio frente a cualquier otra familia de la comunidad, por la exigencia de documentos notariales en lugar de la firma del modelo oficial de solicitud, que las AMPAs por supuesto no aceptaron. La propuesta de las familias fue abrir un proceso de solicitud como el ordinario, con los mismos impresos, plazos y demás, para comprobar la existencia de demanda, de forma que si la había los colegios continuarían, y si no la había se cerrarían. Tampoco esta propuesta fue aceptada.
Para las cuentas municipales, la decisión de cerrar los colegios y mantener los dos edificios abiertos para albergar únicamente dos aulas de casa de niños, es un auténtico desastre. Los gastos de personal y mantenimiento continúan igual, hay que hacer alguna reforma para adaptación de las aulas a los pequeños de 1 y 2 años, y todo eso se hará para dar servicio a unos pocos alumnos nada más. Por no hablar de reformas a realizar en los colegios que albergarán a los alumnos expulsados de Verbena y Valle Inclán.

Sólo un ejemplo más de la toma de partido a favor del cierre por parte del equipo de gobierno, mientras que continuamente se les puede ver visitando centros educativos del municipio, en los siete meses que han transcurrido, con 26.000 firmas recogidas contra el cierre, actos reivindicativos apareciendo en todas las televisiones nacionales, manifestaciones multitudinarias en Leganés, varias mociones aprobadas en defensa de los colegios…. NUNCA NADIE del equipo de gobierno se ha dignado siquiera a hacer una breve visita a ninguno de los dos centros.
En nuestra opinión es claro que en la actuación del alcalde y su equipo ha habido falsedad, dejación de funciones, y actuación no en defensa de los intereses de todos los ciudadanos de Leganés, sino más bien exclusivamente en beneficio del ideario de su partido. Aparte del perjuicio económico a las arcas municipales, algo alejado de la tan aludida mejora de gestión de los recursos públicos.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario