Modificaciones presupuestarias en el Ayuntamiento de Leganés: luchar sirve, pactar se paga

28 mayo, 2013

En el Pleno extraordinario celebrado ayer por el Ayuntamiento de Leganés, la actitud de la oposición institucional (PSOE, ULEG e IU) ha permitido al gobierno de los recortes, los despidos y los “enchufes” sacar adelante varias modificaciones presupuestarias (de en torno a 10 millones de euros) y el desarrollo del polígono industrial Legatec, adaptándolo a la nefasta Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid, en la que se basaron todos los pelotazos inmobiliarios que gestaron la crisis que padecemos actualmente.


El gobierno local de Jesús Gómez (“el 4 sueldos”), que lo único que merece es una moción de censura, optaba en el Pleno a aprobar modificaciones presupuestarias tras doblar en un año la deuda municipal; viéndose obligado a readmitir a las 38 personas a las que despidió injustamente en diciembre, garantizando el pago de las nóminas a la plantilla municipal, a reabrir las instalaciones cerradas y a no cerrar ninguna otra este año.

Entendemos que la readmisión de las 38 trabajadoras y trabajadores despedidos, o la no inclusión en las modificaciones de recortes graves en partidas sociales, es fruto de la lucha que Leganés ha venido protagonizando durante los últimos meses y del anuncio de nuevas movilizaciones como la del próximo 2 de junio. Luchar sirve, pero no podemos confiar en un gobierno acostumbrado a mentir y a recortar, por lo que habrá que estar vigilantes de que estas medidas se cumplen. Sobre todo cuando dos de estos despidos ya han sido declarados nulos judicialmente, lo que ha recurrido el gobierno municipal.

En cualquier caso, es inadmisible tolerar chantajes a cambio de la readmisión de las personas despedidas o de la reapertura de instalaciones cerradas, como ha hecho la oposición institucional (PSOE, ULEG e IU), al permitir con su abstención la aprobación de unas modificaciones que priorizan el pago de una deuda creada artificialmente por la política de saqueo de lo público que caracteriza al PP.Además, se hace transfiriendo dinero de los beneficios de la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE) al Ayuntamiento, cuando estos fondos generados por una empresa pública podrían destinarse a restituir las ayudas sociales que necesita cada vez más gente y que fueron recortadas por este gobierno nada más llegar al poder. Este gobierno había tomado a la ciudad como rehén, amenazando con más recortes y más despidos (como en la instalación deportiva de La Fortuna) si no se aprobaban estas modificaciones. Es el mismo gobierno que envió la semana anterior cartas en las que mientras subía el IBI de forma injusta, aprovechaba para hacer propaganda engañosa.

En el caso del polígono Legatec, IU ha llegado al extremo de unir sus votos a los del PP, mintiendo tan descaradamente como ellos sobre 15.000 puestos de trabajo ficticios, cuando de lo que realmente se trata es del traslado de varias empresas a un suelo más barato y con injustas exenciones fiscales a quien se lucra del trabajo ajeno. Frivolidades de este tipo en una ciudad con más de 20.000 personas desempleadasson inaceptables. Basarse en la política del pelotazo urbanístico ninguna novedad para quien gobernó durante muchos años apoyándose en ella.
La oposición institucional en general, e IU en particular, al dar este balón de oxígeno al gobierno local, ha abandonado la presión necesaria para evitar el cierre de las escuelas infantiles Verbena y Valle Inclán, lograr la reapertura de las urgencias nocturnas de La Fortuna, conseguir la continuación de las obras en el colegio Constitución de 1812 de Vereda de los Estudiantes, o nuevos equipamientos sociales que necesitan urgentemente los barrios de Leganés.

En definitiva, la oposición institucional continúa permitiendo, por acción o por omisión, que un gobierno rechazado por la mayoría social, siga destruyendo Leganés. Esto pone de manifiesto que los que sufren día a día los recortes, los despidos, el desempleo, y el olvido de los políticos profesionales, necesitan una voz propia también en las instituciones que toman decisiones contra sus intereses.
Por lo tanto, es el momento de que la calle, los de abajo, los movimientos sociales, fomentemos movilizaciones como la del próximo 2 de junio, iniciativas y acciones que construyan una izquierda de combate, una izquierda unitaria, una izquierda sin políticos profesionales en la que poder confiar porque no dependa de nadie salvo de quienes ayuden a construirla.

Leganés, 28 de mayo de 2013.
Izquierda Anticapitalista-Leganés

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario