El “copia y pega” en Internet refleja la cultura del “no esfuerzo”

28 mayo, 2013

Juan Merodio, uno de los principales expertos en España en Web 2.0, Marketing on line y Redes Sociales, reflexiona sobre un fenómeno cada vez más extendido entre estudiantes, profesionales y empresas.


Considera que la difusión del conocimiento y del saber hacer que permiten las nuevas tecnologías debe aprovecharse para crear una sociedad más culta y evolucionada y no en adjudicarse contenidos que no son propios ni originales

El plagio en la Red es uno de los peores virus que reflejan en lo que nos estamos convirtiendo como colectivo. Así lo cree Juan Merodio www.JuanMerodio.com una de las principales voces de nuestro país y Latam en Redes Sociales, Web 2.0, Marketing on Line. Y es que este reconocido conferenciante analiza uno de los contras del ciberespacio. “Hoy en día es muy fácil copiar en Internet. Cualquiera puede coger un contenido, atribuírselo como suyo y publicarlo en cualquier web o blog”, dice.

Una tendencia que para Merodio viene a reflejar la actitud de una parte de la sociedad en la que vivimos: la cultura del poco esfuerzo y el nulo respeto por el trabajo de los demás. “Salvo en los casos en los que se decide compartir el mismo contenido citando la fuente, y donde por lo tanto se hace una la labor positiva ya que se colabora con la difusión del conocimiento, en el resto de las ocasiones el plagio solo nos hace dar pasos atrás como sociedad”, añade.

Pero, ¿dónde se suele hacer mas copypaste? Juan Merodio lo tiene claro. “En páginas webs y blogs que copian contenido de portales de otras empresas. Muchas veces se detecta contenido plagiado sacado de notas de prensa o de post de blogs, que incluso lo cogen empresas de la misma competencia y se lo atribuyen como propio. Otro colectivo donde también se plagia, y mucho, es el de los estudiantes para hacer trabajos o presentar tesis”.

En el caso de que alguien descubra que le han copiado el autor de www.trabajaconred.com (LID Editorial) aconseja lo siguiente: “Ponerse en contacto con la persona/empresa que lo ha copiado y comunicarle que cite la fuente del contenido. En ocasiones acceden y piden disculpas y en otras nunca recibes respuesta. Además Merodio recuerda las consecuencias que el plagio acarrea en los buscadores y en el posicionamiento cuando se trata de una empresa o marca. “A Google no le gusta nada la copia de contenido y penaliza en posicionamiento a las páginas que usan esta práctica”.

Por último Juan Merodio habla de las herramientas, tanto si ha sido en nuestra lengua como en otra, y que podemos usar para saber si en algún momento nos han plagiado. “Para comprobar si hemos sido copiados en nuestro mismo idioma la aplicación más conocida es www.copyscape.com. En los casos en que el contenido se haya traducido a otros idiomas la cosa se complica ya que hay que utilizar programas más sofisticados, de pago y que ni siquiera son efectivos por no haber sido desarrollados correctamente. Tanto es así que varios investigadores del Laboratorio de Ingeniería en Lenguaje Natural de la Universitat Politécnica de Valencia (UPV) están trabajando en un mecanismo automatizado de traducción estadística (usan un algoritmo que compara y aprende las posibles traducciones de un texto de un idioma a otro a partir de grandes colecciones de documentos) y con el que se puede contrastar la semejanza de un texto en diferentes idiomas”, finaliza.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario