ULEG pedirá mejorar la accesibilidad y seguridad del peligroso túnel del Paseo de Colón

13 mayo, 2013

Los propios conductores de camiones y autobuses denuncian que en caso de colisión, incendio o avería la entrada o salida del túnel sería una “ratonera” para estos vehículos y los pasajeros y las maniobras de evacuación muy complicadas.


El partido vecinal Unión por Leganés, con cuatro concejales en el Ayuntamiento de Leganés, pedirá que desde el consistorio se encargue un estudio y un proyecto que mejore los accesos y medidas de seguridad del túnel

Desde su inauguración, hace siete años, el diseño del túnel del Paseo de Colón ha estado rodeado de polémica: la estrechez de sus carriles hace que los vehículos, principalmente de grandes dimensiones, circulen entre muros de hormigón de tan sólo 3 metros de anchura, lo que lo hace particularmente peligroso en los accesos situados en la calle Santa Teresa. Este túnel, que tiene una longitud de 420 metros, tenía previsto que fuera utilizado a diario por cerca de 4.000 vehículos diario, cifra muy alejada de los datos reales. Sin embargo, es cierto, que este punto sirve de paso habitual de las líneas regulares de autobuses 484, 485 y 486, que con sus 2,55 metros de anchura por vehículos, tienen graves dificultades para poder acceder o salir del túnel.

El portavoz de Unión por Leganés – ULEG, Carlos Delgado, indicó: “son muchas las quejas que hemos recibido desde su construcción, y especialmente de los propios conductores de camiones y de los autobuses urbanos, que hablan de la atención que tienen que prestar para no rozar con los espejos retrovisores en las paredes de acceso o salida del túnel, y nos trasladan su preocupación en caso de tener que rescatar a los viajeros si un día hubiera una colisión, un incendio o una avería”.

Delgado también recuerda que desde un principio la construcción del túnel del Paseo de Colón ha dado muchos problemas: “cuando ULEG aún no contaba con representación en la corporación, ya denunciamos la chapuza y la peligrosidad de una obra que costó nada menos que 6 millones de euros, que sufrió continuos retrasos y posteriores remodelaciones en su superficie debido a la inexistencia de acera, lo que obligó a realizar un retranqueo del muro del colegio Inmaculada para dotar de acera o la desaparición del peligrosísimo paso para peatones pegado a la salida de la rampa del túnel, también cuando hubo que quitar dos arcos que reforzaban las pantallas laterales, en la boca del túnel junto a la glorieta de la calle Pizarro, porque no daba suficiente altura sobre los vehículos, etc”.

Informes concluyentes. Con respecto a este mismo tema, existen varios informes del propio ayuntamiento que inciden especialmente en la configuración y peligrosidad de este túnel, como el elaborado por el Departamento de Tráfico o el Plan de Movilidad Urbana (PMUS), elaborado en 2010 por la Universidad Politécnica de Madrid.

Por último, desde ULEG señalan que “la intención es solicitar al gobierno del PP de Leganés que realice un estudio y un proyecto de mejora y adecuación del túnel para mejorar su accesibilidad y seguridad e incluso solicitaremos que se negocie con el Consorcio Regional de Transportes de Madrid sobre la posibilidad de desviar las líneas regulares de autobuses urbanos, que actualmente lo utilizan, mediante recorridos alternativos hasta que se solucione este punto negro”.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario