El caos del equipo de Gobierno del PP en Leganés va alcanzando a otras administraciones

10 abril, 2013

Recientemente la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, también ha señalado en su informe 2012 al Ayuntamiento de Leganés como administración no colaboradora y entorpecedora de su función, al no responder a los requerimientos ni a la solicitud de información de la Defensora.


El equipo de Gobierno del PP en Leganés sigue acumulando quejas que ya van más allá del propio entorno local o regional. Desde que llegó al Gobierno de la ciudad con Jesús Gómez a la cabeza -conocido entre la ciudadanía como el de los cuatro sueldos- el PP se ha dedicado a enfrentarse a toda la ciudadanía, a seguir comportándose como si continuara en la oposición con respecto a las otras formaciones políticas, a no respetar las votaciones de los Plenos, a invertir cero euros en la ciudad, a recortar en todas las áreas, a cerrar servicios públicos básicos, a intentar subir todas las tasas y crear otras nuevas, a despilfarrar por otra parte en gastos inútiles, a despedir a empleados municipales, a cercenar la libertad de expresión de la ciudadanía, a demonizar a todo el que muestre una opinión contraria a la suya, a grabar en vídeo e insultar a manifestantes, y abandonando a su suerte a Leganés y sus habitantes mientras la ciudad sigue sumida en el más absoluto caos administrativo.

Es evidente por tanto que el PP ha condenado al Ayuntamiento a la parálisis en su gestión, una parálisis que ya se ha hecho evidente también en la propia Comunidad de Madrid y que eso sí, no afecta a la hora de cerrar del servicio nocturno de urgencias en La Fortuna (denunciado por el PSOE), anunciar el cierre de colegios públicos de educación infantil como Verbena o Valle Inclán, a la hora de hacer despidos arbitrarios o regalar parcelas públicas para colegios privados y religiosos.

A todo esto se une el dislate presupuestario causado por el PP, que además se permite el lujo de culpar a la oposición de su propio desastre, aunque eso sí, el propio alcalde reconoce que hay liquidez, ya que el Ayuntamiento cerró el pasado 2012 con superávit y a la vez duplicando la deuda.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista y miembro de la ejecutiva PSM PSOE, Rafael Gómez Montoya, ha declarado que “sabíamos que la gestión de la ciudad y la vida en ella empeoraría con este Gobierno del PP, pero no imaginábamos tal desastre e incapacidad manifiesta, definitivamente no se puede hacer peor, por lo que seguimos considerando que el alcalde debe someterse a una cuestión de confianza en el Pleno”.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario