ULEG achaca el cierre de la piscina climatizada de El Carrascal a la incompetencia del gobierno municipal y a la mala fe del alcalde, empeñado en ser un pirómano político

25 marzo, 2013

El partido vecinal cree que la falta de combustible para la calefacción de la piscina obedece a que el alcalde lo ha gastado todo quemando políticamente Leganés. “Si a 22 de marzo se ha terminado el presupuesto para gasoil, como se justifica en un bando los ediles gobernantes han de ser inhabilitados de por vida por ineptitud y falta de la más mínima previsión”, señala el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, quien insta al alcalde “que se deje de chantajes y actuaciones pueriles e irresponsables”


Unión por Leganés-ULEG, 4 ediles en el ayuntamiento de Leganés, principal partido en la Oposición y único que ha impulsado un verdadero cambio en la ciudad presentando una moción de censura contra el gobierno del alcalde Jesús Gómez, califica de pueriles y fantasmagóricas las excusas y coartadas que el gobierno del PP de Leganés está esgrimiendo para justificar el cierre de la piscina climatizada de El Carrascal. El concejal y portavoz de ULEG ha publicado un artículo al respecto en su blog: http://www.uleg.blogspot.com.es/, artículo que por su interés, reproducimos a continuación:

Un pato al agua. El alcalde de Leganés vuelve a las andadas y sin propósito de enmienda. Cierra la piscina del Carrascal

Ni con una Semana Santa a las puertas puede el alcalde evitar ser lo que es, un pirómano político que ha prohibido de su diccionario palabras como prudencia, cintura, diálogo, sentido común, honestidad, sinceridad… Y ya no digamos nada de términos como el de acto de contrición o el propósito de enmienda. No, Jesús Gómez es Jesús Gómez y de nada le valen los ridículos que protagoniza, los revolcones que se lleva, el cada día más menguante apoyo entre sus filas (entre los ciudadanos ya no quedan)… Él, inasequible al desaliento, vuelve con su pueril campaña de acusar de todos los males a la oposición, aunque sea con los argumentos más peregrinos o las coartadas más fantasiosas. Así es D. Jesús, un niño grande metido a alcalde que bajó de un paracaídas obsequio de su admirada tita Esperanza y lo mismo se cree que Leganés es un Disney World político o Port Aventura.

El bando que colgamos en este blog es el culmen del disparate y del despropósito al querer culpar a la oposición de que no haya combustible para la calefacción de la piscina climatizada de El Carrascal. Y todo por no aprobarle unas modificaciones presupuestarias al nene y señor alcalde. No merece mucha explicación por nuestra parte tamaña patochada, pero no está de más recordar que Leganés no está sin presupuesto, sino que por mandato automático de la Ley, cuando a 1 de enero no está aprobado el presupuesto del ejercicio que comienza, se prorrogan los presupuestos del año anterior. Algo así como que se “recargan” las partidas aprobadas en el año anterior. Esto es, que es absolutamente imposible que sin haber pasado ni tres meses del 2013 y trabajando con los mismos presupuestos del 2012 (“recargados”) ya no haya dinero para combustible, porque sería reconocer que cuando se aprobaron los presupuestos de 2012 ya en marzo de 2012 no había dinero para ese menester y los señores del PP de Leganés son no sólo malos gestores (cosa que ya no queda duda) sino unos absolutos incompetentes, un peligro público sin previsión alguna y merecedores de la inhabilitación perpetua.

Es patético utilizar estos instrumentos para hacer sucia política, para manipular a la opinión pública y para chantajear a la oposición y buscar que los ciudadanos en el desbarajuste generalizado carguen contra todo y todos. Son muchos los ayuntamientos que incluso desde hace años (Humanes por ejemplo), por unos motivos u otros, funcionan con los presupuestos prorrogados y no tienen los colegios sin calefacción, ni cierran instalaciones, ni las aceras se hunden, ni nada por el estilo, y menos aún a 22 de marzo del año en curso. Esta nueva patochada se suma a las ya anteriores y desmontadas como que el IBI se iba a multiplicar por culpa de la oposición, del PSIULEG, como diría la propaganda Jesusista, o que no firmar el convenio con el Canal haría perder a los vecinos 200 millones de euros.

Tenemos un alcalde tan en otra órbita y otro mundo, que ha oído que el Papa es jesuita y ha pensado que es jesusista, vamos, que hasta el Papa es admirador de D. Jesús Gómez Ruiz I, el “pirómano político” de Leganés. No queda combustible para la calefacción de la piscina, porque lo ha gastado él quemando políticamente esta ciudad. Ahora bien, no olvidemos los vecinos que si “disfrutamos” de este personaje como máximo regidor de Leganés y sufriremos las hazañas de este pelaje que nos esperan hasta las elecciones de 2015 es gracias a la espantada del PSOE e IU, quienes por intereses personales y privados de sus mandatarios prefieren un gobierno de ultras y con el más ultra al frente, que un gobierno donde pudieran coprotagonizar un programa político de verdadero progreso y cercano a las necesidades de los vecinos. ¿Pero para qué van a querer PSOE e IU un cambio real y trabajar y sacrificarse por la ciudad? Ellos, a esperar el recambio o el intercambio. Quítate tú, para ponerme yo. Un vía crucis para los ciudadanos y un círculo vicioso del que confiamos salir en mayo de 2015, si es que queda Leganés para entonces

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario