CAPI, junto al líder de C´s, Albert Rivera, y al ex presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, apoyó la I Edición de los Premios al Independiente del año organizada por Unión por Leganés-ULEG

5 marzo, 2013

En un nuevo encuentro que sirvió para estrechar lazos entre las tres grandes fuerzas políticas y líderes que representan esa tercera vía capaz de superar el bipartidismo que condena a España, fueron galardonados Miguel Ángel Revilla, a su trayectoria personal y profesional, Albert Rivera en la categoría de Política y Sociedad, José Carlos Díaz, en la de Economía y Finanzas, Pedro Ruiz, en Sociedad y Cultura, y José Manuel García “Josman” como protagonista local”


Madrid, 5 de marzo de 2013. CAPI, la organización nacional más importante de partidos independientes (vecinales, locales y regionales) y que aglutina a cerca de 200 ediles, una veintena de alcaldías y 50.000 votos fruto de las últimas elecciones municipales, estuvo muy presente en la I Edición de los Premios al Independiente del año celebrada el pasado 1 de marzo en Leganés y organizada in memoriam del militante de Unión por Leganés-ULEG tristemente fallecido hace dos años, Marcelino López.

El presidente de CAPI, Carlos Delgado, que también preside Unión por Leganés-ULEG, formación con 4 ediles en el Ayto. de Leganés (192.000 habitantes) y que cumplía su décimo aniversario, se mostró muy agradecido del apoyo mostrado por diferentes miembros de la Confederación, como el recibido por los compañeros de Vía de Aragón o de Adeiza en Zamora. También reseñó la presencia de ediles de otros partidos independientes como Alternativa por Boadilla o el Partido Independiente de Arroyomolinos”. El acto, celebrado en el centro de las Dehesillas en Leganés y abarrotado de vecinos, asociaciones y personalidades, fue todo un éxito que sirvió una vez más para escenificar que existe otra forma de hacer política, cercana, transparente, vecinal y verdaderamente útil para los ciudadanos. En palabras del presidente de CAPI “para ser independiente hay que ser, sobre todo, valiente, porque la independencia, al igual que el honor, es una isla rocosa sin playas. No es fácil mantener la independencia, defender contra viento y marea lo que no es mayoritario en un determinado momento. Conlleva muchas servidumbres, sacrificios y sinsabores, pero, eso sí, nos libera de hipotecas, sobre todo de las peores, las hipotecas mentales, humanas. Luchar por ser independiente nos hace ser hombres verdaderamente libres”.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario