Una moción de censura rota, beneficia al actual alcalde y a ULEG

15 febrero, 2013

Ya lo predijo Carlos Delgado – ULEG -, afirmó que al PSOE sólo le interesaba la alcaldía. Fue en plena crisis de los despedidos, hace más de mes y medio, cuando fue preguntado por la moción de censura, y que las negociaciones socialistas no tenían el objeto de censurar un gobierno errático y de espaldas a la ciudadanía de Leganés, sino quién lideraría el gobierno municipal.


El argumento de los socialistas leganenses es que ellos legitímamente tienen más derecho por el número de votos de las últimas municipales. No les falta razón, los números les avalan.

Sin embargo, ULEG es quien tiene la responsabilidad de decidir, pues sus votos tumban o levantan las mociones en la actual composición municipal, son la llave de gobierno para las siglas de quien lo quiera ser.

Por consiguiente, la iniciativa de la moción de censura debe partir de la oposición, pero sin ULEG, ni siquiera se convierte en hipótesis, por mucho que lo quieran las fuerzas “progresistas” de la ciudad – PSOE e IU -.

El acercamiento de ULEG hacia los otros partidos de la oposición, seguramente, sin compartir muchas de sus ideas, es consecuencia de que el gobierno municipal actual, está dilapidando las históricas formas y consensos en la ciudad, en temas como el diálogo con las organizaciones sociales, sindicales, vecinales; y también laborales dentro de la plantilla pública de nuestro ayuntamiento. Por no decir las extravagancias personales y programáticas del alcalde y su equipo de gobierno.

Que ULEG decida y provoque una negociación para una moción de censura, es responsabilidad, como también lo es que la promuevan PSOE e IU. Pero que se retire PSOE en el último minuto, argumentando lo que hace dos meses ya sabía Carlos Delgado, es simplemente decepcionante. Parece decir Rafael Gómez Montoya “O soy alcalde yo, o no hay moción” – estas palabras me las imagino -.

Lo que no parece enteder el PSOE, que con esta actitud, el único beneficiado es el PP y el actual alcalde.

De generosidad, valentía e interés por Leganés se vería un apoyo del PSOE hacia la moción de censura liderada por Carlos Delgado. Pero se prefiere esperar a que la ciudad se desgobierne, para que en unas nuevas elecciones el PSOE recoga los votos del “Ya os lo dije” de Montoya.

Mientras que por coherencia, Carlos Delgado y su partido independiente, siempre en minoría, con la mitad de votos y concejales del PSOE, es más valiente presentando la moción para ser un alcalde – con lo que desgasta eso – de un gobierno agrupando las fuerzas que se oponen al PP.

El tiempo pondrá a cada uno en su lugar:

  • Liderados por Gómez Montoya, el PSOE no llegará a ser alternativa por su falta de inteligencia y conexión con la ciudadanía leganense, mientras que su militancia está silenciada y secuestrada.
  • Raúl Calle y su IU, desconocida y ausente en las movilizaciones de descontento e indignación.
  • El PP, ya ha mostrado sus formas de gobernar, los leganenses se darán cuenta.
  • Que espere Carlos Delgado con ULEG la coherencia le avala: obtendrá premio.
  • Que esperen también los demás partidos que ahora no tienen representación con ediles: obtendrán premio.

Estamos ante un cambio de paradigma y los partidos grandes están perdiendo el autobús, uno hoy: apoyar una moción de censura.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario