El alcalde se ve obligado a suspender el Pleno de hoy por una concentración ilegal convocada por las secciones sindicales de UGT y CCOO

31 enero, 2013

El centenar de personas concentradas han proferido gritos, pitadas e insultos mientras rodeaban la Casa Consistorial, fuera de la zona delimitada expresamente por la Delegación del Gobierno y alterando el normal desarrollo del Pleno, incumpliendo así otra de las condiciones legales establecidas.


El alcalde de Leganés, Jesús Gómez Ruiz, se ha visto obligado a suspender la sesión ordinaria del Pleno Municipal que se estaba celebrando esta tarde en la Casa Consistorial, debido a que una concentración ilegal de unas cien personas, convocada por las secciones sindicales de UGT y CCOO en el Ayuntamiento de Leganés, estaba alterando el normal desarrollo del Pleno con gritos, pitadas e insultos constantes que se escuchaban perfectamente desde el interior del Salón de Plenos.

El primer edil, tras cumplimentarse sólo el debate y votación de los dos primeros puntos del orden del día, ha dispuesto un receso hasta que remitieran los gritos, pitadas e insultos, pero al no cesar estos ha decidido la suspensión de la sesión. Tras ello, los incidentes han ido a más, hasta el punto de que tres asesores del gobierno municipal del Partido Popular han sido agredidos verbal y físicamente, a la salida de la Casa Consistorial, por algunas de las personas participantes en la concentración.

La mencionada concentración, convocada por las secciones sindicales de UGT y Comisiones Obreras en el Ayuntamiento de Leganés, que habían pedido la pertinente autorización para llevarla a cabo, no ha cumplido en ningún momento las normas establecidas por la Delegación del Gobierno en la autorización de la misma. Dichas normas establecían lo siguiente:

“1º.- Los participantes en la concentración se ubicarán en la zona peatonal de la Plaza Mayor, en la zona más alejada de la entrada a la Casa Consistorial, sin acceder a la calzada de circulación de vehículos para no interferir el tráfico rodado y permitiendo el libre acceso y funcionamiento, en todo caso, del centro ante el que se manifiestan y del resto de edificios y establecimientos públicos ubicados en dicha plaza”.

Los manifestantes, no sólo no han permanecido en la zona delimitada expresamente por la Delegación del Gobierno, sino que han rodeado la Casa Consistorial, profiriendo sus gritos e insultos tanto frente a la puerta de entrada de la misma como junto a los laterales y la parte posterior, donde se halla el Salón de Plenos, como se puede comprobar en las imágenes que se adjuntan a esta Nota de Prensa.

“2º.- Dado que en la misma fecha y horario está prevista la celebración de un Pleno Municipal, por parte de de los manifestantes se moderará el nivel de ruido con el fin de no alterar el normal desarrollo del mismo”.

En este sentido, los gritos, pitadas e insultos se han hecho notorios en el Salón de Plenos, donde se desarrollaba la sesión ordinaria del Pleno Municipal, como se escucha en el fichero de sonido adjunto a este comunicado de Prensa, captado de la retransmisión en directo por Internet del Pleno.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario