50/60 días son muchos para definir una moción de censura al PP, en el supuesto de que finalmente se acuerde

24 enero, 2013

La moción de censura en el año 2007 se preparó en menos de una semana y por la ciudad llegaron a pasar muchos alentando dicha moción, situación que ahora no vemos. ¿No interesa quitar a la derecha del gobierno local? ¿Por qué en 2007 fue tan rápido y ahora aún no hay moción de censura? ¿Por qué el anterior gobierno del PP (2007) duró veintiun días y el actual va por 19 meses?


Algunos aspectos que condicionan la moción de censura:

• Ahora el urbanismo no parece ser tan atractivo como fue motivo en la moción de censura de 2007.

• Ahora hay que gestionar con menos recursos, seleccionar muy detenidamente las inversiones que se pueden acometer, potenciar el dialogo con los ciudadanos, demostrar que hay otra forma de gobernar distinta a la derecha en cuanto a prioridades, valores, principios, ética, etc.

• Hay que tener en cuenta otros aliados en un futuro gobierno. Hay que construir entre tres.

• Algunos piensan que estando en la oposición recogerán más votos del debacle de otro grupo de la oposición. Es curioso cómo sin decir nada o simplemente dedicándose a leer el periódico todos los días las encuestas dicen que pueden crecer a costa del declive socialista. Mucha confianza depositan en dicha quimera.

• Otros, que el posible batacazo de la derecha será tan grande en las próximas elecciones que serán el único referente. Pero ante esto hay que decir que no estamos ante un supuesto como el de Francia y que de no remediarlo tiene más parecido a lo que les ocurre en Grecia.

• Los actuales líderes de los grupos de la izquierda vienen de una derrota y pérdida del gobierno de la que aún no se han repuesto ni a la que aún han dado las suficientes explicaciones. Algunos siguen echando las culpas de la pérdida de votos a su líder nacional, a otros, al vecino, a…Todos los demás son los culpables y yo no tengo que revisar mi actuación. Algunos cuando aún los escuchamos parecen no entender que el referente político al que hay que combatir –democráticamente- es la DERECHA.

• A los partidos de izquierda en Leganés se les reclama cambios en los estilos, en los equipos, en las personas de referencia, volcados en la acción social, liderando iniciativas, con proyectos de futuro para esta ciudad, etc. Se les está pidiendo un cambio que nos sabemos si están en condiciones de llevar a cabo.

La moción de censura que desde esta Asociación venimos reclamando desde hace mucho tiempo debe servir al menos para:

1. Hacer otra política.

2. El diálogo y encuentro con los ciudadanos. Los ciudadanos y el tejido asociativo son parte fundamental del cambio y del avance de esta ciudad. El tiempo que queda por delante hasta las próximas elecciones municipales va a requerir de mucho dialogo y de una gran labor explicativa.

3. Poner como principal prioridad la ciudad de Leganés, las políticas sociales y los derechos de los ciudadanos: educación, sanidad, servicios públicos, etc.

4. Diseñar acciones y políticas que contribuyan a la generación de empleo y al relanzamiento de una política industrial. La creación de empleo no pasa por una feria de la tapa o de ropa.

5. Gobernar de otra manera. Somos distintos a la derecha y no podemos volver a caer en errores pasados.

6. Nos parece un buen punto de partida los cinco ejes que han definido las AA.VV. en el documento al que instan a un cambio de gobierno.

¿El PSOE e IU quieren quitar a la derecha?
El PSOE e IU no parecen terminar de ver que una moción de censura en Leganés puede significar, entre otras cosas, el inicio del camino para recuperar Madrid desde los ayuntamientos.

Po todo ello no es comprensible que los tres partidos políticos se tiren más de dos meses en debatir los aspectos de la moción de censura y de cuáles deben ser los ejes de acción de un nuevo gobierno local.

No valen las excusas, como tampoco valen las estratagemas para demorar en el tiempo la presentación de la moción de censura. Si no se comparte el criterio o no se ve adecuada la moción de censura debe decirse y no marear y crear falsas expectativas. Si eso es así, hay que ser valiente y decirlo.

¿Van a seguir pidiendo la dimisión del alcalde en los plenos municipales?
¿Les valdría otro alcalde que propusiera el PP?
¿Por qué no le cambian?
¿Cómo justifican convocar manifestaciones en contra del PP o contra el alcalde y no quitarle?
¿Qué explicación les van a dar los vecinos que se manifestarán el 27-E que piden otro gobierno local? ¿Que están en ello?
¿No debería ser que quien liderara este proceso fuese el PSOE e IU?

Todos conocen los aspectos y presupuestos que tiene este ayuntamiento y es sencillo ponerse de acuerdo en el programa y en la composición del nuevo gobierno.

Quien piense que la moción de censura es una reclamación de unos pocos ciudadanos, con los que permanentemente se apuntan a sus movilizaciones, o de un número concreto de asociaciones, es que no sabe interpretar lo que está pasando en la ciudad, no escucha a los ciudadanos ni a sus votantes y lo que es más grave, carecen de una estrategia política para quitar a la DERECHA y recuperar el electorado perdido.

Puede que para cuando se firme la moción, si es que se firma, el PP haya efectuado innumerables acuerdos del tipo de la cesión de suelo púbico para colegios privados o del convenio con el Canal. A esto hay que prestar la atención debida ya que la oposición, como todos los ciudadanos, se enteran de los acuerdos que adopta el alcalde y el PP a toro pasado y cuando ya no es posible dar marcha atrás.

Por eso urge que la moción de censura sea presentada de manera inmediata.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario