Ex consejero de Sanidad de Madrid trabaja para la empresa que se ha quedado con los servicios sanitarios que él privatizó

12 enero, 2013

Es un escándalo, y las redes sociales hierven por la noticia. El que fuera hasta hace dos años máximo responsable de la sanidad pública en Madrid, Juan José Güemes, ha comenzado a trabajar como asesor para la empresa privada que se ha hecho con los servicios sanitarios que él mismo privatizó como gestor público. No es ilegal, porque la Ley marca dos años de margen para poder trabajar en el sector sobre el que se tuvo responsabilidades políticas, pero invita a reflexionar sobre la catadura moral de la clase política que privatiza para luego pasarse a la empresa privada y enriquecerse con un negocio que tú mismo privatizaste.


Los hechos han sido los siguientes: Juan José Güemes, cuando era consejero de Sanidad de Madrid, privatiza en 2008 la gestión de análisis clínicos de seis nuevos hospitales. Una unión temporal de empresas se hace con ese servicio.

Poco después, el Güemes consejero se convierte en el Güemes ejecutivo de la Sanidad privada. Y gran sorpresa, la empresa para la que trabaja compra lo que el Güemes consejero había privatizado 4 años antes.

La empresa, Unilabs, se defiende asegurando que Güemes no tiene capacidad ejecutiva en la empresa, que sólo asesora. Argumento que la hemeroteca desmonta de un plumazo. Nada más abandonar su cargo público, Güemes se quejaba de que la sanidad pública al acaparar el sector de la atención sanitaria estaba llevando a la ruina a muchas empresas.

Desde luego, él ya aportó lo suficiente para desmantelar la sanidad pública y favorecer a las empresas. Como Consejero de Sanidad, hace tres años Güemes citaba en un lujoso hotel de Madrid a un grupo de empresarios. Allí estaban empresas para equipamientos para hospitales, aseguradoras sanitarias y hasta constructoras. El nombre del evento dejaba entrever las intenciones del entonces responsable político: “Plan de Infraestructuras Sanitarias, una oportunidad de negocio”.

Sin duda, él mismo vio la oportunidad de negocio. Y mucho mejor para él, si tan solo dos años después, alguna de esas empresas va y te contrata, y además con un sueldo mucho mayor del que tenías como político. La cuadratura del círculo.

Güemes es del derechista Partido Popular. Los suyos no han tardado en defenderle. El primero, el presidente de Madrid, Ignacio González.

Güemes pasará a la historia de la política madrileña como la persona que comenzó los planes privatizadores de la presidenta Esperanza Aguirre. Se construyeron hospitales supuestamente públicos, pero de los que se externalizaban los servicios y se privatizaba la gestión entre las protestas de usuarios y trabajadores.

Desde la oposición del Partido Socialista han criticado la poca catadura moral del Partido Popular. Soraya Fernández, es portavoz del grupo socialista en el Parlamento y Tomás Gómez el líder de los socialistas madrileños. Lo que olvidan los socialistas es que ellos también han caído en la tentación. Sólo tendrían que mirar al ex presidente del Gobierno, Felipe González, quién cobra un abultado sueldo de una empresa eléctrica que él privatizó.

Mientras tanto, Unilabs, no sólo gestionará los análisis médicos durante 8 años, también 49 centros de atención primaria y más de cien consultorios y otras tantas residencias de ancianos. Un área de influencia de más de un millón de habitantes, a 16 euros por cada uno de ellos, que pagará la Comunidad de Madrid. Y todo ocurre en plena marea blanca, es decir, en plena lucha de pacientes y profesionales sanitarios en defensa de la sanidad pública y contra las privatizaciones y recortes.

Güemes ya está en la empresa privada, pero sigue con vínculos políticos. Su mujer es Andrea Fabra, la diputada del Partido Popular que soltó el polémico “que se jodan” refiriéndose a los parados cuando el presidente Rajoy anunciaba recortes en la prestación por desempleo. Y su suegro, ex presidente de la diputación de Castellón está imputado por tráfico de influencias y cohecho.

– Descargar audio (MP3 – 6.7 MB)

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario